mercoledì 27 aprile 2016

"La ciudad que vive de noche"

Gatos Pardos


Hercilia Castro

                                                                                 I

Cuando era chica mi madre siempre decía que Acapulco era "la ciudad que vive de noche", la ciudad que a toda hora tenía fiesta, donde paseabas por la Costera hasta el día siguiente, y donde los antros y discos de moda jamás cerraban, la ciudad del turismo. Que incluso Acapulco es el padre de los puntos turísticos, pues fue quien destacó y trajo a los artistas de Hollywood y los artistas más famosos. Yo sólo recuerdo que Acapulco es donde abrí los ojos al venir a este universo y donde viví los mejores recuerdos de un núcleo familiar, incluso amigos, mis mejores amigos y amigas están ahí.

Han pasado dos días desde la balacera y ataque al hotel donde se hospeda la Policía Federal, dos días de sicosis colectiva, de falsas alarmas de bomba, y dos días en que las autoridades insisten en que no hay toque de queda, que se debe salir a las calles, que todo está bajo control. Héctor Astudillo Flores anda diciendo en el Tianguis Turístico de Guadalajara que no se descalifique al puerto, ajáh, supongo piensa vender violencia como deporte extremo para la próxima temporada de spring breakers.




La única verdad es que la ciudad sigue pasmada, casi en silencio, y con un paisaje que asemeja los pueblos fantasmas de la Sierra que han quedado vacíos por el desplazo forzoso y que los narcos han tomado control del destino de sus ciudadanos. 

II

Saqué mi boleto por la mañana, fuimos a la terminal antes de las 9:30, el vecino nos llevó en su auto, todo estaba quieto, el tráfico vehicular fluido, como uno desea que estén las calles a esa hora, pero el ambiente pesaba. Todavía caminamos después de comprar el boleto por toda la avenida Ejido,y nada, de una cuadra unos seis negocios se encontraban cerrados. El Mc Gregor sí tuvo clases. La funeraria Salgado, que fue nota dos veces por ser rafagueada en menos de una semana hace días, estaba cerrada. El ambiente en el Mercado Central lo mismo, antes de llegar a Humbolt apenas y unos comercios abrían, los comerciantes mantenían cerrado. 

A las 10 dela mañana en toda la entidad hubo protestas y reclamos por la muerte del compañero periodista Francisco Pacheco Beltrán. En Zihuatanejo, Atoyac, Iguala, Chilpancingo, y Acapulco. Para la noche el fiscal Xavier Olea ya relacionaba el crimen con que fue debido a sus críticas al crimen organizado.Nunca dijo sobre las críticas de Pacheco Beltrán hacia Omar Jalil Majul, alcalde de Taxco ni si será investigado ese edil. Claro, hay que deslindar a los que sean de ese partido, el PRI.

III

Pero las cosas no pintan tan bien para la costa, no la está pasando bien la Costa Grande. Cada que tengo que venir a Zihuatanejo, la idea de recorrer casi cinco horas de viaje observando cómo decrece la economía de los pueblos de esta región, duele. Desde Coyuca de Benítez se hace notorio la falta de recursos, de empleo. Hay huertas en venta, casas con anuncios de "Se vende", establos sin animales, huertas con los árboles secándose, con la fruta tirada pudriéndose porque no hay apoyos y tampoco hay gente en muchas poblaciones, huertas con el pastizal metiéndose por todos lados, y casas cayéndose, con las enredaderas adueñadas de sus paredes. Gente con hambre, mucha hambre.

La Costa Grande, la más pródiga, casi el paraíso donde "solo extiendes la mano y te bajas un mango"...Ya no es lo que hace 15 años, esa selva baja caducifolia donde todo reverdecía y había grandes esteros y lagunas. Muchas cosas han intervenido en su pobreza, desde la falta de recursos y apoyos que quedan entre los compadres de los alcaldes, como la destrucción de ecosistemas porque las gravilleras invadieron los ríos y le dieron en la torre a los cauces de agua o porque Fonatur y Semarnat autorizan proyectos ecocidassólopara la clase pudiente, nunca para el hombre de a pie.
Demasiados ríos a punto de secarse, incluso el de Tecpan, sus aguas ya son más bajas. Pero también los cárteles, desde hace años se han adueñado y repartido la región, haciendo que muchos huerteros y pobladores huyan.

Las comunidades de la Sierra de Petatlán y Tecpan lo han denunciado frecuentemente, Javier Torres Cruz, el ecologista asesinado por gente del ex cacique Rogaciano Alba Álvarez en 2011 y a quien Javier denunció como autor intelectual del crimen de Digna Ochoa y Plácido, la abogada de derechos humanos, ya aseguraba de que miembros del Ejército funcionaban como intermediarios para los cárteles de la zona.

Su familia fue perseguida aún después de la muerte de Torres Cruz y su caso quedó en la impunidad como el de muchos otros. También al activista Víctor Ayala Tapia, desaparecido el 14 de septiembre de 2010 en Papanoa municipio de Tecpan, no han investigado su caso, nada. El miedo tiene silenciada a la Costa Grande, muchos médicos de la región han tenido que dejar la zona, a otros los han desaparecido, amenazado, extorsionado. Nadie está seguro en ningún lugar.

Tampoco la Ciudad de la Paz, la ciudad que tiene Pacto de Silencio, Zihuatanejo, se salva. A pocos meses de que fuera calificada y decretada como la única ciudad y municipio en América Latina con mucha paz, las balaceras y muertos se incrementaron. A pesar de que Astudillo dice que en Zihuatanejo hay un pacto de silencio, hay asesinados y descabezados.

La gente no habla porque no quiera, llevan una década cuidando lo que hablan, y más con tanto halcón, por eso no hablan, se autocensuran como tambiénlo hacen muchos reporteros, no se manifiestan en Zihuatanejo, de por sí, es un municipio que a su gente no le gusta líarse. Aunque en Acapulco  la gente también busca vivir tranquila, ir a trabajar, ver crecer sus hijos, su capital, pero el Estado tiene tal incapacidad que sólo sabe decir ante los medios que todo está bajo control, aunque la realidad sea otra.

Desde que llegué, el tema de los ataques del crimen organizado, de los cárteles, se ha intensificado, las rutinas de comidas entre amigas de la gente que se cree bien, cambiaron de horario. Los encuentros se dan en las mañanas, mucho jajaja falso. Pero ha calado lo del domingo violento en Acapulco, juran los zihuatanejenses que hay toque de queda, que no deben de salir a arriesgarse, que hay mucha inseguridad.

En la tarde hubo un asalto cerca del Conalep y el Montessori, en la colonia El Hujal, unos hombres armados asaltaron una casa de empeño. Sobre el lugar se encontraron casquillos. No tenía ni una hora que pasaba todo el relajo cuando comenzaron los mensajes que había sido un grupo delictivo, y fue de lo único que se habló por más de dos horas. Incluso cuando salí a comprar el café, era el tema de los tenderos y los vecinos.Un ataque armado, hubo un muerto. No hubo tal muerto, pero eso generó la psicosis en la gente. La gente tiene temor, y mucho.



En Acapulco se convocó a una Marcha por la Paz, a las 5 de la tarde, hasta cerca de las 6, no había suficiente asistencia como se preveía en la página. "Tienen miedo de salir". La marcha salió con 60 personas, al menos. Si la gente no sale a las calles, perderemos todo, por eso tenemos que volver a exigir que nos den lo que desde Calderón con su guerra contra el narco nos quitaron, la seguridad.

P.D: Por la madrugada se me fue la luz, así que termino este post con un día de retraso. 







Nessun commento: