mercoledì 18 dicembre 2013

Policías estatales agreden a fotógrafo de La Jornada Guerrero y a camarógrafo

Manifestantes atacan a periodistas de diferentes medios

Policías estatales agreden a fotógrafo de La Jornada Guerrero y a camarógrafo

REDACCIÓN ( )
El fotógrafo de La Jornada Guerrero y colaborador de La Jornada, Javier Verdín, y el camarógrafo de Cadena 3, Ernesto Galeana Romero, fueron agredidos por policías estatales en el contexto de la marcha que realizaron comerciantes y transportistas contra el recién nombrado secretario de Seguridad Pública municipal, Alfredo Álvarez Valenzuela.
Alrededor de las 11:30 de la mañana, minutos antes de que comenzara la marcha que partió del Asta Bandera, en la Costera Miguel Alemán, frente al parque Papagayo, un grupo de unos 15 policías estatales acompañados de elementos de Protección Civil entraron desde la Costera hacia el interior del parque, llevando a un hombre detenido.
Los uniformados ingresaron hasta el lago, donde rodearon al sujeto con sus cuerpos, para impedir la mirada de curiosos y, al parecer, comenzaron a golpearlo. Galeana Romero, que estaba cerca, intentó registrar la escena, pero de inmediato los policías lo rodearon.
Javier Verdín, que estaba un poco más lejos, intentó lo mismo, al tiempo que le hablaba a su colega para que los policías vieran que no estaba solo. En ese instante, según relató, el que comandaba a los uniformados gritó: “¡Quítenle la cámara!”. Uno de los agentes se abalanzó en su contra e intentó cumplir la orden, sin conseguirlo.
Los dos reporteros empezaron a correr hacia la Costera, de donde estaba saliendo la marcha. “¡Ayúdenos, somos reporteros, los policías quieren golpearnos!”, gritó Javier Verdín. Los policías se detuvieron a ver a los manifestantes, pero de inmediato reiniciaron la persecución. En la avenida había otros reporteros, entre ellos Aurora Harrison, de El Sur, quien intentó mediar para evitar la agresión a los comunicadores. Los policías optaron por retirarse, subieron al detenido a una patrulla y se fueron. Antes, uno de ellos regresó hacia el fotógrafo Javier Verdín, y lo jaló de un hombro: “¡Donde te vea, te voy a romper la madre!”, le dijo, y luego se fue.
Poro otro lado, en el contingente un grupo de manifestantes cercanos al líder Iván Arizmendi, se tornaron violentos con los reporteros y pidieron que no los filmaran ni tomaran fotos; a la reportera de Televisa, Olivia Arredondo, le aventaron una bolsa de agua congelada, que golpeó el vehículo. 
Al corresponsal de Televisa Pablo Martín Obregón intentaron quitarle la video cámara, y a la reportera de Novedades Acapulco, Onira Robles, le empujaron su cámara para evitar fotografías y a los demás fotógrafos les pidieron en varias ocasiones no tomarles fotos. Uno de ellos grabó con su celular a cada uno de los reporteros que cubrían la nota y les tomó fotografías.

Nessun commento: