domenica 3 febbraio 2013

Sigue el éxodo en Petatlán por amagos de paramilitares y abusos del Ejército


“Los que no queremos sembrar droga preferimos huir”, admiten

Sigue el éxodo en Petatlán por amagos de paramilitares y abusos del Ejército

HERCILIA CASTRO (Corresponsal)
Zihuatanejo, 2 de febrero. Comuneros que han sido desplazados por la violencia en la zona serrana del municipio de Petatlán, denunciaron que siguen los desplazos debido a los grupos de paramilitares, así como los abusos del Ejército, por lo que continúa el éxodo a otros municipios.
La comunera Adela, avecindada en el puerto, manifestó que la situación de violencia en la sierra alta de Petatlán se ha dado desde el año 1999 y no sólo por las incursiones de grupos armados que siembran estupefacientes, como la mariguana, amapola o el árbol de la coca, sino que también han sufrido abusos de militares.
Relató que “la sierra es un pueblo sin ley, allá lo que domina es la venganza, los que no queremos sembrar la droga preferimos huir”. Subrayó que al no tener oportunidades, muchos campesinos no ven más opción que sembrar estupefacientes, pero quienes se niegan son desplazados o asesinados por los grupos delincuenciales que imperan en la zona.
Criticó que el Ejército sólo entra a las comunidades con el pretexto de buscar droga o supuestos sicarios, pero que “recuerdo que cuando era una niña, el gobierno entraba a comunidades como El Laurel y diario amanecían colgados los hombres, en otra comunidad violaron niñas; por eso yo odio el gobierno verde”.
“Yo lo odio, porque cuando era niña, a mi padre, un hombre trabajador, de paz, el Ejército lo agarró, lo golpeó y se lo querían llevar, yo los odio”, reclamó.
Por su parte, una campesina de la comunidad La Sombra, del municipio de Tecpan de Galeana, resaltó que en un año y medio al menos hubo 10 homicidios, incluso, uno de sus hijos fue asesinado a manos del crimen organizado, por lo que tuvo que huir a otra cabecera municipal.
Las comuneras desplazadas aseguraron que la sierra de Costa Grande y Tierra Caliente han sido abandonadas por las autoridades estatales y que “el gobierno saben quiénes son, no se meten con los sicarios porque son lo mismo, es el mismo negocio”.
Adela agregó que entre los pueblos desplazados de la sierra se encuentran Parotillas, Barranca del Bálsamo, El Laurel, El Camalote, El Durazno, Corrales, El Parotal, Parotitas y San Jeronimito, entre otras.
La comunera desplazada dijo que prefirió huir y que aún ahora en su nueva residencia, saben los desplazados que si declaran, serán perseguidos por los grupos al servicio de los cárteles y “la verdad, si saben que declaramos, vendrán por nosotros porque para ellos, uno es soplón”.


http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2013/02/03/index.php?section=politica&article=004n2pol

Nessun commento: