domenica 3 febbraio 2013

Relata miembro de la Policía Comunitaria su secuestro por la delincuencia organizada


Fue llevado a casa de El Cholo, delincuente detenido por la autodefensa, dice el anciano

Relata miembro de la Policía Comunitaria su secuestro por la delincuencia organizada

MARGENA DE LA O
Chilpancingo, 2 de febrero. De camino a Miahuichán (San Luis Acatlán) donde tomaría protesta como comandante de la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) de Ayutla, fue interceptado y levantado por gente de la delincuencia organizada. Un hombre anciano dio el testimonio de su secuestro que, supone, fue por confusión.
El anciano ahora es miembro de la Policía Ciudadana del movimiento de autodefensa de Ayutla y Tecoanapa.
Con algunos problemas para hablar español –su origen es mixteco, y su idioma el nu savi–, relató que lo capturaron el 23 de noviembre pasado, a las 10 de la mañana, se preparaba para ir a Miahuichán. Dijo que le pusieron una pistola en la cabeza, que lo golpearon y lo amenazaron con matarlo. Recordó que al momento de levantarlo, todavía en los caminos de Ayutla, había mucha gente.
Atado de pies y manos, supo que lo subieron a “un cochecito”, oía que decían que lo iban a matar, aunque no sabían con precisión si era el que buscaban, que llevaban picos, palos y una bolsa de plástico para enterrarlo después. Lo que más recuerda de ese momento que lo llevaban en el cochecito, como él dijo con su español atropellado, una discusión entre dos de sus plagiarios porque la bolsa de plástico que llevaban estaba pequeña y su cuerpo no cabría.
Lo llevaron a un lugar apartado, le quitaron la camisa, lo golpearon (patearon y apuñetearon); sintió un golpe en la cabeza que lo hizo perder el conocimiento, el cual recobró cuando sintió que algo lo asfixiaba: con un cable intentaban ahorcarlo. Se desmayó.
El anciano resistió a todo lo demás, hasta un nuevo golpe en la nuca. “¡Este pinche viejo no se muere!”, fue lo último que escuchó de uno de los hombres que lo levantaron.
Reanimó su conocimiento en una casa, comentó que era la de El Cholo, el hombre a quien el movimiento de autodefensa de Ayutla y Tecoanapa tiene identificado como el jefe de la delincuencia organizada en esa plaza. Entre los 54 detenidos que en asamblea del Tribunal Popular presentó el movimiento el jueves pasado, está la familia de El Cholo (dos hermanos, sus padres y su pareja sentimental), acusados desde informantes hasta secuestro.
Lo encontraron a las 6 de la tarde de ese mismo día en un basurero de la zona, muy lastimado por los golpes.
El 24 de noviembre pasado, Arturo Campos, promotor de la CRAC en Ayutla, informó que policías de algunos de los 27 pueblos mixtecos que sumarían a ese sistema de justicia comunitario no pudieron llegar por conflictos con la delincuencia organizada.
El Mezón era una de las cuatro comunidades mixtecas que dejaron la CRAC y se adhirieron al movimiento de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (Upoeg), organización que encabeza el movimiento de autodefensa de Ayutla y Tecoanapa. El Mezón fue sede el jueves pasado de la primera sesión del Tribunal Popular en que juzgarán a los 54 detenidos por los policías ciudadanos.
El comisario municipal de Rancho Nuevo tiene una experiencia similar, también la compartió. Pero su secuestro, aclaró, fue una venganza porque pidió a los ganaderos de su comunidad que crearan un frente común para no pagar la cuota semanal de 500 pesos que les asignó la delincuencia organizada.

http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2013/02/03/index.php?section=politica&article=004n1pol

Nessun commento: