martedì 25 settembre 2012

Denuncia campesino sustracción de armas sembradas a estudiantes


Se plantan en la PGR en Chilpancingo, #YoSoy132 y familiares de los detenidos

Denuncia campesino sustracción de armas sembradas a estudiantes

Acusa ante el MPF que PF sacaron una pistola y un rifle de su casa que colocaron a universitarios
CECILIO PINEDA
 MARGENA DE LA O ( Corresponsal y reportera)
Ciudad Altamirano, 24 de septiembre. Un campesino de Coyuca de Catalán presentó denuncia ante el Ministerio Público Federal, asentado en esta ciudad, por la incursión de unos 20 elementos de la Policía Federal en su domicilio el pasado 12 de septiembre, quienes habrían sustraído una pistola calibre .22 y un rifle, mismos que utilizaron para inculpar a seis estudiantes de la unidad académica de Medicina Veterinaria de la UAG, en la ejecución de 12 personas en ese municipio.
Acompañado del abogado de los jóvenes, Roberto Salgado Santana, y del director de la unidad académica, Miguel Camacho Díaz, el campesino –cuyo nombre se omite por razones de seguridad- comenzó su declaración a las 5 de la tarde. Relató que los policías además sustrajeron dinero de su domicilio, y exhibió ante el MPF los registros de las armas ante la Sedena.
Dijo que vio cuando poco después los policías detuvieron a los estudiantes a unos metros de su casa e inclusive les tomaron la fotografía con las armas en un terreno de su propiedad. Él fue hasta ese lugar para insistir a los agentes que le devolvieran las armas pero éstos le dijeron que se fuera “o me iban a jalar”.
La denuncia quedó asentada con el acta ministerial 123-2012 por los delitos de allanamiento de morada con dolo y violencia y abuso de autoridad. El campesino dijo que al momento de hacer su declaración cuenta con protección por parte del gobierno del estado.
En tanto, el abogado expresó que con esta declaración se confirma que las armas fueron sembradas y confió en la pronta liberación de los estudiantes.
Por otra parte, en Chilpancingo, familiares de los seis estudiantes de la unidad académica de Veterinaria y Zootecnia de la UAG, detenidos en Ciudad Altamirano por presunto vínculo con la delincuencia organizada, e integrantes del movimiento #YoSoy132, protestaron en la delegación de la PGR, después de una marcha, en reclamo de que el caso lo regresen a Guerrero, al igual que a los jóvenes, actualmente arraigados en la ciudad México.
El contingente de la marcha partió del monumento a Las Banderas, casi a mediodía, hacia la PGR; durante el trayecto, y una vez concentrados en las inmediaciones de la dependencia, los #YoSoy132, que estudian particularmente en la UAG, gritaron consignas que exigían la libertad de sus compañeros: "Porque son estudiantes, no son delincuentes, ¡Exigimos libertad!".
Los integrantes del movimiento estudiantil también pasaron lista de sus seis compañeros, y la acompañaron con el grito de "¡Libertad!".
Mientras esto ocurría afuera de la delegación de la PGR, una comisión de padres ingresó y se reunió con el subdelegado de la PGR, Salvador Anaya del Carmen.
Al salir, Jesús Alarcón, padre de Alan Francisco Alarcón García, uno de los jóvenes arraigados, dijo que le plantearon al subdelegado que les retiren el arraigo y los liberen, porque, aseguró, con las pruebas que presentaron está comprobada su inocencia.
"Queremos su libertad. Si las autoridades se equivocaron, que lo reconozcan y que corrijan su actitud", soltó el padre.
Sin embargo, se quejó de que a ninguno de los seis jóvenes le han tomado sus declaraciones, consideró que al permanecer arraigados en la ciudad de México se complicará su caso, y por esa razón pidieron su traslado.
Comentó que en la charla de hoy el subdelegado se comprometió a agilizar los trámites de traslado, pero les aclaró que la PGR está actuando de acuerdo con un informe que le hizo llegar Policía Federal (PF).
Durante la reunión, Jesús Antonio Alarcón García, hijo de Jesús y hermano de Alan, detalló aspectos de la detención, de acuerdo a la versión que le dio Alan a su madre: al salir de la tienda de abarrotes Rusos, donde los seis jóvenes se bajaron después de recorrer de regreso el camino al rancho donde realizaron una práctica, para hacer unas recargas telefónicas, fueron interceptados violentamente por los policías.
La tienda de abarrotes, según contó, está ubicada después del puente que conecta a Ciudad Altamirano y Coyuca de Catalán, enfrente del hotel que es sede de los policías federales, desde que implementaron el operativo Guerrero Seguro en la Tierra Caliente.
Aseguró que los llevaron a un lugar que supone era un hotel, que a dos de ellos los golpearon y les llevaron unas armas que les exigieron se adjudicaran.
Aclaró que por ahora están buscando medidas cautelares del campesino, para entonces denunciar públicamente que el arma que le sembraron a los estudiantes era suya.
Entre otras irregularidades del caso, informó que el viernes pasado los familiares se reunieron con la coordinadora de las oficinas de la PGR en la región Centro-Sur, Rosa Elena Torres Dávila, y les notificó que la solicitud de arraigo contra los seis estudiantes por presunta delincuencia organizada fue una petición de la delegación de Guerrero.

Nessun commento: