giovedì 2 agosto 2012

Policías de Iguala ultrajan a comisarios de Chilpancingo


Los representantes regresaban del 5º aniversario de la huelga minera en Taxco

Policías de Iguala ultrajan a comisarios de Chilpancingo

Los detuvieron, los esposaron y los golpearon; pretendían extorsionarlos, denuncian los agraviados
CITLAL GILES SÁNCHEZ ( )
Chilpancingo, 31 de julio. Policías municipales de Iguala detuvieron a varios comisarios de comunidades de Chilpancingo que regresaban de participar en la movilización por los cinco años de resistencia del sindicato de minero en Taxco. Según los detenidos, integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG), los agentes los golpearon y encerraron tres horas con el pretexto de que viajaban en un vehículo robado.
En conferencia de prensa, comisarios de Apango, Coapango y Aguajitos, comunidades que están en la sierra de Chilpancingo, detallaron que el lunes por la tarde, cuando regresaban de Taxco y casi al llegar a Iguala, había un retén de la policía municipal, a cargo de la patrulla 499, que detuvo el vehículo en que viajaban, pues según los policías, el vehículo tenía reporte de robo, “lo cual no es cierto, porque si fuera robado ellos no nos lo hubieran entregado; además nos piden disculpas y nos dicen que no mencionemos nada de lo sucedido”.
El comisario de Apango, Audencio Norberto Morales, detalló que los policías bajaron del vehículo a cinco comuneros, los esposaron y golpearon.
Otro comunero golpeado fue Severo Morales Suárez, quien es hijo del ex comisario de Aguajitos, Alejandro Morales Tolentino, a quien, después de esposarlo, lo patearon junto con Víctor Hugo Hernández Hernández, de la comunidad de Coapango.
Además, detuvieron tres horas a Alejandro Morales Tolentino, Alfonso Sánchez Célis y Audencio Norberto.
Alfonso Sánchez dijo que permanecieron desde las 3 hasta las 6 de la tarde de ese día detenidos en barandilla, en Iguala.
Sin embargo, tras hacer varias llamadas con el dirigente de la APPG, Nicolás Chávez, quien aún se encontraba en Taxco con los mineros, éste contactó al director de Gobernación, Moisés Alcaraz, quien acudió al acto del sindicato de Mineros en representación del gobernador.
“Ahí le pedimos que interviniera para que dejaran en libertad a los compañeros, porque la arbitrariedad era que un policía municipal no podía sancionar un acto ilícito de tránsito, y esposarlos y golpearlos es una violación a los derechos humanos; y cuando llegamos, en menos de 5 minutos los liberaron, pero por intervención del director de Gobernación”, detalló Chávez.
Otro de los comuneros argumentó que los policías, al verlos gente humilde, querían extorsionarlos con dinero, pues la camioneta en que viajaban cuenta con todos los papeles en orden.
Audencio Norberto y Alfonso Sánchez exigieron a nombre de todos los comisarios respeto de las autoridades estatales y municipales, así como de los policías, quienes, dijeron, “están para darnos el apoyo porque son servidores públicos para defender a la ciudadanía, y nosotros, en lugar de tener el apoyo, nos tenemos que cuidar de ellos”.
De igual forma, pidieron a las autoridades de justicia, a las autoridades de Iguala y al gobierno del estado, que haya un poco de sensibilidad para los campesinos que bajan de la sierra, quienes bajan a hacer gestiones para sus comunidades “y no buscamos ningún perjuicio para la sociedad. No se vale que seamos reprimidos ni maltratados”, dijo Audencio Norberto.
Finalmente, indicaron que harán una asamblea en la que exigirán una disculpa pública del alcalde de Iguala, además de poner una queja en la Coddehum y una querella en la PGJE para que se sancione a los policías que agredieron a los comisarios.

Nessun commento: