martedì 3 aprile 2012

Graffiteros que asisten a encuentro juvenil piden la aceptación del resto de la sociedad

Cincuenta jóvenes de varias ciudades se reúnen para pintar y hacer break dance

Graffiteros que asisten a encuentro juvenil piden la aceptación del resto de la sociedad

La congregación de adolescentes se desarrolló hasta este domingo en el Centro Cultural Atoyac
RODOLFO VALADEZ LUVIANO ( Corresponsal)
Atoyac, 1º de abril. “Nuestra forma de expresarnos no sólo demuestra si tenemos algún talento o no, también es nuestro lenguaje y nuestra manera de expresar nuestras ideas, lejos de la percepción que la sociedad tiene de que somos vagos o vándalos, muchas veces empujada por los propios medios de comunicación, la iglesia o los partidos políticos”, manifestó Francisco Rivas, graffitero y bailarín de break dance de Acapulco, participante del encuentro juvenil Expresión Urbana en esta ciudad.
“No somos vagos, ni algo peor que eso”, reiteró. “Muchos de nosotros estudiamos carreras y otros son profesionistas, algunos destacados, sólo que desde hace mucho tiempo optaron y adoptaron formas de expresión diferentes a las convencionales como la manera de expresión para decir lo que sienten, piensan y promueven”, aclaró.
Francisco, al igual que otros 50 adolescentes de varias ciudades del país, participa en el encuentro juvenil desde hace cinco años. Se declara amante del graffiti, mismos que pinta desde hace más de 10 en bardas del puerto “o donde se pueda”, dice.
Además de los dibujos en la pared, Francisco también baila break dance –baile urbano popular durante la primera parte de la década de los años 80–, porque mediante la danza le gusta expresar sus sentimientos, según dijo.
Como él, en el encuentro se pueden ver, además de bailarines y graffiteros, a jóvenes con tatuajes en los brazos y la espalda; con perforaciones en las orejas, los labios y la lengua; así como peinados con el cabello en forma de picos, o alaciado al nivel de que ocultan un ojo. En los pasillos del Centro Cultural Atoyac es común ver, en los días que dura el encuentro, a jóvenes que bailan break, hacen acrobacias y contorsiones en el suelo, o giran sobre su espalda o sobre una mano.
Por otro lado, también es común ver grupos de muchachos que ponen atención a la pantalla de una computadora mientras una instructora explica las formas básicas para pintar un graffiti, algo así como las reglas obligadas para hacer las pinturas, desde la forma de las letras, el fondo y el mensaje que debe transmitir a quien lo vea; “claro que cada graffitero hace sus obras de acuerdo a lo que siente y lo que piensa y lo que quiere expresar, que es realmente lo que vale de un buen dibujo”, explica Francisco.
Afirma que aunque muchos de los asistentes aseguran que en sus comunidades son considerados seres raros por vestir, pensar y expresarse de forma diferente a lo “normal”, la gran mayoría tiene una visión precisa de lo que quiere en su vida y la carrera que ha de estudiar, “lejos de la impresión que tiene la gente y que en más de una ocasión nos la reprocha cuando nos ve en la calle”, lamentó al tomar un bote de pintura nuevo para continuar su obra, que este año, dijo, pretende mostrar la forma en que los aztecas promovían el cuidado al medio ambiente.

http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2012/04/02/index.php?section=sociedad&article=006n1soc

Nessun commento: