sabato 12 novembre 2011

Agentes ministeriales se meten a la fuerza a la Casa del Migrante

Sin orden de cateo y sin identificarse, dicen que buscaban a una persona

Agentes ministeriales se meten a la fuerza a la Casa del Migrante

CITLAL GILES SÁNCHEZ
Chilpancingo, 11 de noviembre. Un grupo de agentes de la Policía Ministerial del Estado (PME) irrumpió en la Unidad de Servicios Integrales (USI), en Tlapa, donde viven jornaleros indígenas migrantes, que van hacia los estados del norte durante la temporada de cosecha. Durante la acción, los ministeriales no presentaron orden de cateo, además de que empujaron a los trabajadores que estaban registrándose y patearon a un niño de un año y medio que jugaba en el piso.
La tarde de este viernes, y a unos días de que el gobernador Ángel Aguirre Rivero estuviera en las instalaciones de la Casa del Migrante, unos 10 policías ministeriales llegaron minutos antes de las 6 de la tarde, bloquearon el acceso que va hacia el Hospital del Niño y la Madre, donde se encuentra la USI, y con armas en mano entraron por la fuerza al lugar, donde había poco más de 500 jornaleros, en su mayoría mujeres y niños, denunció el centro de derechos humanos Tlachinollan.
“Llegaron los policías fuertemente armados, ingresaron a las instalaciones sin reportarse a pesar de que en la entrada hay personal de la Sedeso (Secretaría de Desarrollo Social) federal, quienes les pidieron que se identificaran, pero nunca se identificaron, ni (dijeron) si tenían una orden, fue muy intimidatorio, fue un allanamiento, fue muy impresionante ver cómo entraban”, relató un representante de Tlachinollan.
Durante el cateo que hicieron los ministeriales, empujaban a la gente, y al salir, denunció, uno de los ministeriales que iba encapuchado, pateó a un bebé de un año y medio que estaba jugando en el piso con sus hermanitos, y a pesar de que se le pidió tener cuidado con los niños, el policía “jamás se dignó a pedir una disculpa”.
De acuerdo con la “escueta” información que los ministeriales dieron al personal de Sedeso federal, fue que no se iban a identificar puesto que venían uniformados y que además iban buscando a una persona.
Tlachinollan detalló que todos los policías traían playeras de la ministerial además de las camionetas eran blancas tipo pick up Lobo, con número económico 301, sin placas, pero en las puertas traían el logotipo de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y la PME.
Tlachinollan destacó que le corresponde al personal de la Sedeso poner una queja ante Comisión de Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum) por el allanamiento que hicieron los ministeriales, por tratarse de instalaciones federales, sin embargo, personal de Sedeso comentó al organismo defensor que pasarán el reporte al delegado, Marcos Efrén Parra, y esperarán a la decisión del funcionario.
Sin embargo aseguró que de no poner la Sedeso la queja, entonces Tlachinollan la tramitará.

http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2011/11/12/index.php?section=sociedad&article=004n1soc

Nessun commento: