domenica 10 luglio 2011

Guerrero vive bajo la sombra del narcoterror

12 de enero de 2011
Guerrero vive bajo la sombra del narcoterror
Miedo e incredulidad por ejecuciones
por: Hercilia Castro/GUERRERO

   En menos de cuatro días, se dio una jornada violenta en Acapulco, 32 ejecuciones (más las que se suman diario) en la joya paradisiaca y que más ingresos da al estado.
   
   Tan sólo del sábado a domingo fueron 29 cuerpos ejecutados y descabezados, empezando esta semana con 2 chicos ejecutados en un súper en Coyuca de Benitez( región Costa Grande), para rematar, el día de ayer se exhibió en diferentes medios el cuerpo de otro ejecutado.
   
   La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que el sábado hubo 25 hombres ejecutados, de los cuales 15 fueron decapitados y sus cuerpos arrojados frente a una plaza comercial en Llano Largo con narcomensajes, firmados por El Chapo Guzmán, que fueron recogidos por las autoridades de seguridad. Por la noche hubo otro ejecutado más con lo que la cifra mortal se elevó a 26.
   
   Esta información recorrió todos los medios nacionales y redes sociales en internet. En tanto, la ciudadanía ha estado bajo una tensa calma, que no sólo vive región Acapulco sino también Costa Grande, (dos de las plazas más disputadas por los cárteles del Chapo Guzmán y La Familia, y ahora también por el denominado Cártel del Pacifico Sur).
   
   COSTA GRANDE, ENMUDECIDA Y AMORDAZADA
   
   En un sondeo realizado por este medio la gente de municipios como Atoyac, Tecpan de Galeana, Coyuca y San Jerónimo, temen hablar de los hechos: "Porque aquí te matan si dices algo", "Estamos en un pueblo sin ley", "Ya ve usted, matan gente inocente y le cuelgan mensajes (narcomensajes)","No, es que te matan si dices algo", "No le puedo decir nada, ya ve cómo estamos"… una y otra vez se negaron a ir más allá.
   
   Bajo la sombra del miedo la gente habla en susurros, los zócalos en pleno domingo familiar lucen completamente vacíos porque "aquí todos son malandrines, no hay seguridad y te matan".
   
   Por otro lado, la gente cierra sus negocios desde las seis de la tarde en estos municipios, entre el miedo y la costumbre.
   
   Ayer, Alejandro Poiré, secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, acusaba al gobernador Zeferino Torreblanca Galindo de “inacción” para hacer frente a los grupos de crimen organizado.
   
   Aunado a ello está el rechazo a las próximas elecciones y los grupos sociales temen se desate violencia este 30 de enero.
   
   Sin embargo, después de las 32 ejecuciones registradas y en las que se hallaban dos menores de edad toda la fuerza pública ha hecho despliegue en Acapulco y Costa Grande "revisando" y "cateando" casas y automóviles.
   
   Al preguntarle al munícipe de Atoyac, Carlos Armando Bello Gómez, sobre si había seguridad, a propósito de la ejecución del ex secretario de Gobernación, José Martín Ramírez Piza, dijo que fue un “hecho circunstancial”. Pero la gente dice otra cosa, incluso critican el funcionario por traer escoltas privadas y se vigila con policías su casa"¿Entonces por qué anda así si no tiene miedo?", señalan en voz alta.
   
   En el municipio de San Jerónimo la gente tampoco está dispuesta a hablar y en Tecpan de Galeana las autoridades encargadas no quieren dar declaraciones y nunca están en su oficina.
   
   Mientras tanto, los lineamientos editoriales de los medios en el estado, piden a sus periodistas no mencionar palabras como "narco" e incluso los nombres de los cárteles en pugna por la entidad.
   
   "No te metas en pedos", "No le busques", "Eso no se menciona"… El temor a represalias pesa en la cobertura informativa mientras el ejército, responsable de la seguridad ciudadana, también amordaza a los periodistas borrando fotos que registraron hechos violetos o imágenes en el que aparecen los militares.
   
   En una tienda se escucha "El mayo zambada era un gran hombre", ahora además del narcoterror nos invade la narcocultura.

Nessun commento: