giovedì 9 marzo 2017

Hoy paré, por mí, por tí, por todas

8 de Marzo No Se Olvida, es de Lucha Combativa

Hercilia Castro



8 de marzo de 2017. Hoy paré, no laboré, a conciencia que mi jefe se molestaría, a conciencia que soy reportera y debo estar presente en todo, pero me detuve.

Por las que se ruborizan cuando les celebrab este día en que 130 mujeres murieron encerradas en un taller, quemadas, sólo por exigir justicia. Por Magaly que la hicieron parir cuando sólo tenía 9 años de edad, tener el hijo de su violador, y que luego, fue vendida nuevamente a otro hombre.

Paré por las que no entienden que este sistema nos traga, que nos siguen matando, que toda esta concesión de escribir libremente fue ganada a pulso por miles de mujeres que lucharon porque tuviéramos espacio. Paré porque no se nace mujer, se aprende a serlo, a golpes, a acosos, con una etiqueta que nos da la sociedad desde pequeñas.

Paré porque, aunque ya no soy de esa generación donde las mujeres cosen pantalones y lustran los zapatos de los machos, se sigue viviendo violencia física, psicológica y económica. Porque hay desigualdad laboral, porque este gobierno, tiene sentados en el poder a hombres que nos destrozan, que deciden sobre nuestros cuerpos, que deciden seamos mujeres y no si 
elegimos ser trans, lesbianas, queer, bisexuales o heterosexuales.

Paré porque es 8 de marzo y estoy hasta la coronilla de ver que en el barrio  las mujeres devoran mujeres, se llaman víboras, perras, putas, y no esconden más que una represión sexual a la que las ha condenado un sistema de hombres, el androcentrismo.

Paré mi labor por doña Benita, que a 6 años, quedó impune el asesinato a manos de policías municipales de su hijo Alexis, paré por la mamá de Daniel Solís Gallardo, caído ese funesto 26 de septiembre de 2014 en Iguala, también, asesinado por policías.

Detuve mi labor por recordar a todas las mujeres asesinadas a manos de sus parejas, por las chicas atrapadas en un burdel de narcos, por las niñas abandonadas, por las mujeres desfiguradas con ácido, por Lucía y las chicas que han violado, asesinado y empalado en Argentina, en cualquier lugar del orbe.

Porque se llegalice el aborto y haya educación sexual en las escuelas, porque desaparezca el machismo y ese odio que luego hay entre nosotras, las propias mujeres, que parecemos enemigas y no aliadas contra el abuso de este sistema machista, este capitalismo.

Paré éste día, no trabajé, y no me siento mal, porque me detuve a reflexionar el lugar que ocupo, la estùpidez de comentarios en redes como el de Raúl Ornelas de "Entonces pongamos la bandera a media asta y pongamonos moños negros". Comentarios machistas y burlones, ignorancia total, tanto de hombres y mujeres.

También paré porque debemos hacer conciencia que este día no es de fiesta, concientizar a las chicas que vienen, a las pequeñas, romper el molde de fragilidad, de que deben depender, de que calladitas se ven más bonitas, enseñarles a gritar, a que exijan sus derechos y también se preparen, y ante todo, sean más humanas para poder tener un mejor planeta.

Y sí, también paré mis labores por Ilse que está encarcelada injustamente, víctima del orden y paz, por Michell, que su dolor de hermana de Luis, no la deja dormir de saberle encarcelado, por un delito que no le han comprobado.

Por su valentía de salir a la calle a defender a su hermano y cuñada, aunque jamás lo haya hecho y ahora le toque estar de este lado.

Por ellas, por las mujeres de mi familia, por mis amigas, por todas, porque no estuve en la Ciudad de México parando codo a codo con todas, porque las mujeres de Zihuatanejo desaparecieron y creen este día es para celebrar, cuando no es así.

Por mí, por reconstruirme, porque muto y debemos tomar conciencia, de lucha, de clase, organizarnos, y algún día, tal vez, la palabra humanismo, exista.

Hoy paré, por mí, por tí, por todas...











Nessun commento: