sabato 21 settembre 2013

Los días después de Manuel...2da parte

Los días después de Manuel...




Hercilia Castro
2da parte




5
Ya vamos para cuatro días después de la tormenta. De nuevo empieza a llover y no se le ve fin a esto, como si Guerrero estuviera predestinado a vivir ahogado de dolor, miseria, terror, sangre y entierros, ahogado en lluvias, como si fuese un cruel chiste.  

Es 20 de septiembre. Hoy cumpliría años mi padre, pero con las cosas que pasan hoy creo que lloraría de ver cómo está de jodido su estado, su Costa Grande, su Zihuatanejo.

Ayer que vino el gobernador de Guanajuato y que Eric lo acompañó, dijo éste que lo de Zihuatanejo “es nada” comparado a otros puntos del estado. Sigue evadiendo la realidad y haciéndose el idiota.


Las cosas van peor en Guerrero, siguen muchas comunidades atrapadas entre tierra, agua y abandono. Sabemos por retazos la información porque hay zonas inaccesibles y no hay los medios para ir, y quienes sí los tienen–el gobierno, por supuesto- van meneando su trasero muy lento.
 La gente mendiga ayuda.

 Las crónicas de los compañeros de otras regiones comienzan a salir, Tlachinollan ya denunció que La Montaña y la Costa Chica están siendo olvidadas. Todos reclaman que la ayuda oficial se reduce a Acapulco y Chilpancingo, pero seguimos sin saber si de verdad llega la ayuda incluso al emblema de Guerrero, la ciudad que no dormía…ni de noche ni de día.


Ayer que recorrimos parte del margen del río de Petatlán, Eliut dijo que desde el Pauline no veía destrozos, yo creo muchos, miles, estamos así, pero uno no piensa que las desgracias se repetirán, tratamos de olvidar los malos momentos, en lugar de aprender. Creo que en México falla la previsión, en otros países como Japón ya se hubiera actuado,  gobiernos y ciudadanos de forma organizada ante un desastre natural, pero bueno, no se puede comparar ni economía ni cultura, México sigue tan atrasado.

En el Distrito siguen las protestas del CNTE, la lucha de ciudadanos versus ciudadanos, aquellos que critican al gobierno pero no se unen a la lucha social, que igual pagan impuestos, tienen un pésimo salario pero no conciben que solo luchando se hacen los triunfos populares. Parece que dejará de llover aunque no sé por cuanto tiempo.

Es hora de dormir y sólo pienso en dónde quedaron los días previos a Manuel. Manuel, que llegó para destrozar al país y dejar en la desolación a los guerrerenses.

……………………………………

6






10:40 pm. Hoy me fui de casualidad a Cabritero de Domínguez y la Soledad de Maciel (La Chole), municipio de Petatlán, de casualidad me encontré a Rodolfo Lobato y a Mario Hernández (el tipo que siempre está a favor de los cruceros a pesar de saber el daño que hacen), estaban subiendo despensas y agua embotellada a dos carros de la marina, me pegué a Lobato aún pese a las diferencias que hemos tenido.


El tiempo que se hace de 40 minutos a La Chole, hoy fue de dos horas porque desde San Jeronimito la carretera está en pésimo estado, y entrando a La Chole está peor, ya en el kilómetro y medio se empiezan a ver los estragos de Manuel. Nos fuimos con Alondra, los chavos no quisieron ir, así que partimos como a eso de las tres hacia Petatlán, sólo nos detuvimos en el Oxxo a comprar un café, agua y papas fritas que compró Alo, ese fue nuestro desayuno.


Íbamos en caravana dos camionetas de civil y cuatro carros de la Marina, como unos 40 marinos y unos 15 civiles, y nosotros, la prensa.

Nos hicimos un buen de horas tan solo para llegar a Cabritero de Domínguez, el comisario Magdaleno estaba desesperado, igual los campesinos y las mujeres, llevaban desde el domingo sin recibir alimento, a excepción del plan de la Marina que fue a darles algo hace cinco días, de ahí, nadie se ha acercado y estaban desesperados, pues perdieron todo.


Tampoco tenían agua potable, la carretera nueva que según hizo Aguirre, está trozada como unos 20 metros  o más y los pobladores improvisaron poniendo una lámina galvanizada para poder cruzar.

 Ahora bajó el nivel del agua, pero dicen que llegó hasta arriba del metro 20 y abarcó cerca de cuatro kilómetros, sin contar el afluente de las lagunas y humedales que destruyeron todas las cosechas de la comunidad, todo lo perdieron.

Ahí la Marina y las profesoras de priva que iban se detuvieron a tomar fotos, los marinos en su papel de jefes formaron a las mujeres y niños, les dieron leches Hersheys y galletas –eso creo no es alimento, pero bueno- y a las mujeres les dieron su despensa y consultas médicas con los doctores particulares y uno de la marina que fue.








La cosa no cambia en La Chole, ahí fueron más de 800 afectados por Manuel, entre adultos y niños “349 votantes” dijo un señor, sabiendo la importancia que tiene como ciudadano en elecciones.









Había un velorio en La Chole de una señora ya viejita, estaba ahí Tony Armenta el ex alcalde perredista de Peta. Las mujeres cuando supieron que se les iban a dar despensas se arremolinaron, era mucha la desesperación, la impotencia de los hombres que han perdido sus despensas, la pesca también se afectó y ni eso pueden hacer para alimentarse. 

Uno de los ancianos me llevó al río, me contó que del río de San Jeronimito se arrastró a vacas, cerdos, refrigeradores, estufas, ventiladores y sólo las veían pasar, hasta el domingo que llegó la marina fue que les dijeron recogieran los animales muertos y se los comieran antes de que quedaran en mal estado.









La gente de los pueblos es noble, siguen respetando la ley, bueno (parece) la gente del siglo pasado tenía valores, reglas, nobleza, ternura, lealtad. Ahora no hay nada de eso.

Pero al final, a pesar de los esfuerzos, la ayuda ciudadana no es suficiente, les faltó agua  los de Cabritero y de La Chole y según Hernández en la llamada que le hizo a Joaquín Gonzales el director de la Capaz, éste ya no quiso ponerse guapo porque ya había dado 60 garrafones, quién sabe si después se compadeció.

Son funcionarios, tienen todo, lujos, carros, influencias, son vividores  pero no tienen corazón con su propio pueblo.

Los médicos dieron 67 consultas, encontraron a varios con infecciones respiratorias, uno de dengue, un picado de alacrán y a muchos diabéticos descompensados, de por sí, que la Chole y Cabritero son comunidades sin centro de salud, sin escuelas cercanas, sin caminos, igual que todas las comunidades de Guerrero, sumidas en la marginación y la indiferencia del gobierno federal, la corrupción del gobierno estatal, de todos.


Al final de la Odisea regresamos cerca de las siete de la noche, apenas y vi el correo de Robert y le llamé, obvio que me regañó y con justa razón, pero no tenía pensado ir a Petatlán, de hecho me fui en zapatillas de plataforma y allá me las quité. No iba a desaprovechar el raid de ida y vuelta y menos, el poder ayudar a nuestra gente, el ver qué les falta y seguir denunciando.




A eso de las nueve de la noche me llamó Francisco, el campesino ecologista de Tepetixtla, municipio de Coyuca de Benítez. Me dijo que el pueblo de Barrio Nuevo y La Laja fueron arrasados por el Río Grande, llevan días incomunicados, sin comida, agua potable ni de beber, sin luz, perdieron todo. Hasta ayer, un campesino cruzó el río nadando para llegar a la cabecera municipal y dar cuenta de cómo están.
Estamos teniendo información a cuentagotas, insisto.

Aunque lo más penoso es que al parecer no hay corresponsales ni reporteros en Coyuca de Benítez, sólo existen si hay chayo o es juerga, así funcionan penosamente muchos reporteros locales, todo un asco.



La lección de ayer, fue que a veces, las desgracias unen o separan, ayer  fue lo primero, no hubo rencillas ni búsqueda de votos entre los que fueron a apoyar La Chole y Cabritero y es que por obvias razones, no es tiempo de que estemos riñendo, ahora Guerrero nos necesita, como siempre lo hace.





Volvieron a salir las notas en La Jornada y La Jornada Guerrero, estoy contenta de que hago algo bueno, o trato, tratamos…….





Ya tenemos cuatro días sin línea teléfonica y parece viene lluvia otra vez…Creo faltan muchos días críticos, así que seguiré escribiendo
……………………………………………………………………………………………………………………………….

Licencia de Creative Commons
Los días...después de Manuel 2da parte by Hercilia Castro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.



Nessun commento: