venerdì 10 maggio 2013

Irrumpen marinos con violencia en casas de una comunidad de Atoyac, denuncian

No mostraron orden de cateo; la única orden que traemos es encontrar armas

Irrumpen marinos con violencia en casas de una comunidad de Atoyac, denuncian

Golpearon a menores de edad, mujeres y ancianos, y robaron celulares, dinero y joyas, acusan
RODOLFO VALADEZ LUVIANO ( Corresponsal)
Atoyac, 8 de mayo. Pobladores de la comunidad de El Quemado, de este municipio, encabezados por el comisario municipal, Eulogio Vargas Bello, denunciaron que efectivos de la Secretaría de Marina (Semar) irrumpieron de forma violenta en esa localidad la madrugada del pasado 1º de mayo, y durante su estancia golpearon a menores de edad, mujeres y ancianos, y robaron sus pertenencias.
En conferencia de prensa, acompañados por Nicomedes Fuentes, Pilar Noriega e Hilda Navarrete, miembros de la Comisión de la Verdad del Congreso del estado (Comverdad), los agredidos precisaron que a las 4 de la madrugada los militares, junto con policías ministeriales, llegaron al lugar y entraron violentamente a las casas sin identificarse, ni mostrar una orden judicial, y sólo expresaron que “la única orden que traemos es dar con las armas”.
El comisario dijo que notaron que se trataba de marinos por los emblemas de la Semar que portaban los seis carros en que llegaron, además que estaban pintados tipo militar.
Abundó que una vez en el pueblo los soldados abrieron a la fuerza las puertas de unas 12 viviendas y entraron insultando a los pobladores; además, golpearon a niños y mujeres, y obligaron a salir a los adultos mientras registraban los hogares. Durante ese tiempo, agregó, también se llevaron teléfonos celulares, dinero y joyas.
Una hora y media después, y luego de haber cateado varias casas, se retiraron de la población, añadió la autoridad del pueblo, quien asentó que los pobladores no están contra el cumplimiento de la ley, sino contra la violencia con que fueron tratados.
Dos de los agredidos, Marcos Parra y Manuel Martínez, responsabilizaron a los militares por las secuelas físicas que pudieran sufrir los pobladores, pues muchos sufren problemas cardiacos y enfermedades crónicas que pueden agudizarse por las agresiones verbales y físicas que les hicieron los uniformados.
Asimismo, mientras mostraban la denuncia que presentaron ante el Ministerio Público (MP) de Atoyac, adelantaron que llevarán la querella ante la Procuraduría General de la República (PGR) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para exigir justicia en torno al caso.
Durante un recorrido por la comunidad, se pudo ver varias casas que tenían las puertas derribadas, así como paredes de madera rotas, producto de los golpes de los militares en su intento por ingresar a las viviendas a la fuerza.
Comunidad arrasada
De acuerdo con Nicomedes Fuentes Chávez, miembro de la Comverdad, la comunidad de El Quemado fue arrasada por los militares durante la guerra sucia en los años 70. En este sitio, los militares detuvieron y se llevaron a casi todos los lugareños, hasta el extremo de dejar al pueblo solo, asentó el comisionado.
En entrevista, mientras acompañaba a los pobladores que denunciaron la irrupción violenta de los marinos, manifestó que lo sucedido en ese lugar se asemeja a la represión que vivieron los habitantes décadas atrás, cuando empezó la persecución del guerrillero Lucio Cabañas Barrientos, y ese recuerdo que permanece vivo entre la gente origina zozobra y temor.

http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2013/05/09/index.php?section=politica&article=004n1pol

Nessun commento: