giovedì 28 febbraio 2013

Por robar alimentos, indígena podría pasar 20 años en la cárcel de Azueta


Maribel Arellano está acusada de robo calificado por sustraer en 2011 “tortillas, un aguacate, queso y leche” para alimentar a sus hijas

Por robar alimentos, indígena podría pasar 20 años en la cárcel de Azueta

HERCILIA CASTRO (Corresponsal)
Zihuatanejo, 27 de febrero. La indígena Maribel Arellano Pérez, originaria de Tecpan de Galeana, podría pasar de ocho a 20 años en prisión, debido a que es acusada de robo calificado por haber sustraído alimentos de la tienda Bodega Aurrerá de esta ciudad, al no tener con qué alimentar a sus hijos.
La mujer recordó que el 24 de noviembre de 2011 acudió a una tienda para comprar algunos alimentos para ella y sus hijas, pero al no alcanzarle el dinero que tenía, sólo pagó una parte y el resto de los productos los escondió en su bolso.
“Eran tortillas, un aguacate, queso, leche y una mamila para alimentar a mis niñas”, dijo.
Refirió que el guardia del supermercado se dio cuenta del hurto, por lo que fue detenida durante 17 días en el Centro de Readaptación Social hasta que una pareja de estadunidenses, que se enteró de su caso, la apoyó para pagar la fianza de 6 mil pesos que le impusieron, cuando el monto del robo fue de sólo 100 pesos.
Subrayó que a pesar de que ya transcurrió un año del robo de famélico, su caso se ha postergado ya que la parte acusadora no se ha presentado a declarar y la tienda no le ha otorgado el perdón a Arellano Pérez.
Arellano Pérez alegó que es una persona de escasos recursos y a raíz del robo que hizo, se siente en zozobra ya que teme un día ir a prisión y dejar en el desamparo a sus dos hijas menores de edad.
Por su parte, el abogado del departamento de Asuntos Indígenas, Gustavo Casimiro Flores, explicó que el delito imputado a Arellano Pérez es robo calificado y tiene una sentencia de ocho a 20 años de prisión. Sin embargo, alegó que por las circunstancias del delito hay causantes excluyentes.
“En primera, la mujer no tiene antecedentes penales; en segunda el robo que realizó fue por necesidad y se trató de productos de la canasta básica, y el último punto es que el robo no se realizó con violencia”, explicó.
Subrayó que dadas las circunstancias, a Arellano Pérez debieron darle sentencia absolutoria casi de manera inmediata después de haber presentado sus pruebas, pero no fue así, por lo que ahora pudiera regresar a prisión.

http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2013/02/28/index.php?section=sociedad&article=008n1soc

Nessun commento: