lunedì 17 dicembre 2012

Gatos Pardos- La muerte de un ecologista



Gatos Pardos


La muerte de un ecologista

Hercilia Castro

Zihuatanejo, 14 de diciembre. En la mayor de las miserias, silencio y a los 83 años de edad, falleció víctima de cáncer, el ecologista Cirino Gutiérrez Valdovinos de la organización Guardianes del Arroyo El Limón, después de 40 años de defender el último pulmón de Zihuatanejo, las 86 hectáreas de árboles que rodean el arroyo de El Limón, expresó su viuda y también ecologista, Bárbara Pascasio Sánchez.

Narró que a lo largo de 40 años, Gutiérrez Valdovinos comenzó a defender el Arroyo del Limón “pues sí, desde antes de que viniera la expropiación, desde antes del Fibazi (Fideicomiso Bahía de Zihuatanejo) que comenzó la lucha, pero al inicio éramos más, ahora sólo quedamos nosotros (los familiares y amigos), por eso haremos otra organización civil y seguir su lucha”.

Subrayó que como organización ecologista, jamás recibieron apoyo gubernamental “nosotros nos gustaba defender el arroyo, que se mantuviera bonito, pero ya al pasar los años, con los dirigentes paracaidistas se empezó a invadir el arroyo, todavía se sigue la gente sirviendo del agua, porque el agua es de todo Zihuatanejo, pero ahorita la cuenca ya va menos”.

Señaló que Gutiérrez Valdovinos siempre sufrió la marginación porque “ahora sí como dicen, el pueblo lucha y lucha y el gobierno nunca escucha”.

Subrayó que tanto ella como su esposo, vivieron de la forma más honesta, austera y precaria en la defensa del pulmón del arroyo del Limón, a pesar de las constantes amenazas que sufrieron como ecologistas “afortunadamente murió de muerte natural, no por amenazas de que ya lo iban a levantar, lo iban a matar, que era un viejo inservible, que para qué luchaba, que estábamos viejos”.

Comentó que ahora, hasta son excluidos de las reuniones mensuales de la Comisión Municipal de Ecología.

Por su parte, su nieto Nielzen Pérez Gutiérrez anunció que continuaran en la lucha por la defensa del arroyo de El Limón y los árboles que lo rodean, pero cambiaran el nombre a Reserva Ecológica del Limón.

Su hermana de Pérez Gutiérrez, Sofía lamentó que en el deceso de su abuelo, no tuvieron apoyo de ninguna autoridad, y ni los medios se enteraron ya que la muerte del ecologista, pasó desapercibida y ni en el Hospital General Bernardo Sepúlveda Gutiérrez les proporcionó ayuda.

“Han de haber dicho ya se murió el que tanto nos estorbaba, ahora van a seguir mis nietos luchando, si Dios les da energía, vigor y licencia”, dijo Sánchez Pascasio.



 Licencia de Creative Commons
Gatos Pardos La muerte de un ecologista by Hercilia Castro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.


Nessun commento: