mercoledì 10 ottobre 2012

En el olvido, el monumento con que se recuerda a las víctimas de Paulina


Nadie visita la tumba de los cuerpos no reclamados

En el olvido, el monumento con que se recuerda a las víctimas de Paulina

HÉCTOR BRISEÑO ( )
El monumento edificado en recuerdo a las víctimas del huracán Paulina en el panteón de Las Cruces se encuentra olvidado, casi desde hace 15 años.
Una caminata soleada y seca por la avenida principal del camposanto y dos corredores colindantes, entre escasas sombras de almendro y criptas a los costados, a dos minutos del bulevar Vicente Guerrero, conduce hasta la sección 27 del cementerio, para lo cual se requiere guía, en un terreno de 12 hectáreas.
De manera amable, tal vez por los escasos visitantes que acuden al cementerio fuera de temporada, los trabajadores de mayor antigüedad afirman con certeza que el monumento en forma de cono invertido color verde, asentado sobre una estrella con extremos elaborados a base de grava y una base blanca de forma circular blanca, nunca más fue visitado desde los meses posteriores a la tragedia del 9 de octubre de 1997.
El jardinero del lugar, Catalino Mendoza Domínguez, con 13 años de antigüedad, manifestó: “aquí no viene nadie desde 1997, es muy raro; ni siquiera un familiar a preguntar a donde quedó”.
El seccionero Rodrigo Velázquez, con 33 años laborando en el sitio, recordó que los tres días posteriores al huracán Paulina la puerta principal del cementerio estaba repleta de ataúdes.
Mencionó que “diario había como 11 o 12 ataúdes, aquí mismo venían las personas a reconocer a sus familiares, fueron momentos difíciles y espantosos”.
Explicó que el lugar donde se encuentra el monumento edificado por el arquitecto Ricardo Cobos Mejía, fue hecho como un homenaje a las personas que murieron en el huracán Paulina que no fueron reclamadas por sus familiares, y cuyos cuerpos ahí permanecen.
A un costado, incrustada en una pared se observa una botella oscura con la punta hacia adentro.
“Es una cola de botella, el arquitecto Cobos nos explicó que era como un símbolo del reflejo de la luz… del espíritu de los seres que están ahí; hay como 16 o 26, ya no me acuerdo bien”, señaló Rodrigo Velázquez, quien expresó que “tardamos tres días sepultando personas. Aquí quedaron muchos sepultados, había muchos que ya no hallaron; aquí debería haber al menos una corona”.
Mientras tanto, un par de músicos ensayan y cantan con su guitarra en la entrada principal del panteón de Las Cruces, construido en el periodo 1945-1946 por el Concejo Municipal, presidido por José Ventura Neri, siendo gobernador Baltasar Leyva Mancilla.

Nessun commento: