giovedì 17 novembre 2011

Una imposición, acto oficial de disculpa pública por caso Radilla: Afadem

Gloria Leticia Díaz
16 de noviembre de 2011

MÉXICO, D.F. (apro).- De manera inusitada y rompiendo nuevamente acuerdos previos, la Secretaría de Gobernación (Segob) comunicó a la familia Radilla Martínez que este jueves 17 realizará el acto público de reconocimiento de responsabilidad internacional por la desaparición forzada de Rosendo Radilla Pacheco, a manos del Ejército Mexicano, durante la guerra sucia de los años setenta.

“Por la forma apresurada y unilateral en que la Secretaría de Gobernación se comunicó con los representantes de la familia Radilla –la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH)– para informar que la disculpa pública se llevará a cabo mañana, la familia Radilla, sus representantes y la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de México (Afadem) decidimos no acudir al evento”, señaló Julio Mata Motiel, secretario técnico de Afadem.

En entrevista telefónica, Mata Montiel señaló que una vez más el gobierno de Calderón “reacciona de forma apresurada, al vapor, con una falta total de respeto a la familia Radilla y contra la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH), que muy claramente señala que el acto de reconocimiento de responsabilidad debe hacerse en común acuerdo con los familiares”.

Destacó que “al gobierno le urge realizar el evento porque a finales del mes de noviembre está obligado a entregar un avance del cumplimiento de la sentencia a la CoIDH”.

El evento, programado para realizarse inicialmente el pasado lunes 14, fue suspendido por la familia Radilla el jueves 10, ante el anuncio de la inasistencia del que fuera secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora.

El viernes 11, tras la muerte de Blake y del subsecretario de Gobernación, Felipe Zamora, “de forma totalmente manipulada, (la Segob) nos envió un comunicado para decirnos que se cancelaba el evento hasta nuevo aviso por el accidente, cuando desde la víspera la familia Radilla había avisado de la suspensión”.

Ese mismo viernes, funcionarios de la dependencia se comunicaron con los representantes de la familia para convocarlos a una reunión de planeación del evento, programada para este viernes 18 en las instalaciones de la dependencia.

“La convocatoria fue rechazada de inmediato porque había una agenda ya establecida, pues Tita (la hija de Rosendo Radilla) va a Londres a recibir un reconocimiento por su lucha por la presentación de los desaparecidos, y antes pasa a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) para recibir el premio Ponciano Arriaga”, explicó Mata Montiel.

Este miércoles, a las 16:00 horas, la encargada de la Unidad para la Promoción y Defensa de Derechos Humanos de la Segob, Omheira López, se comunicó a la CMDPDH para notificar que mañana se llevará a cabo el evento de reconocimiento “con o sin la familia Radilla”, y que estará presente el encargado de despacho de la Segob, Juan Marcos Gutiérrez, así como la secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa.

“Nadie va, ese es el acuerdo”, apuntó Julio Mata. “Nuevamente vemos una total falta de respeto a la familia y una falta de sensibilidad, porque es una imposición. Después del accidente les aclaramos que en estos días era imposible ponerse de acuerdo por las agendas, y ahora pretenden que validemos esa situación, no estamos dispuestos”, subrayó.

El secretario técnico de Afadem recordó que la semana pasada, integrantes de la familia Radilla que no viven en Atoyac se trasladaron al municipio en espera de que el entonces titular de Segob, Francisco Blake, cumpliera con su palabra y acudiera a dar la disculpa pública.

“En estos momentos hay un desgaste moral de la familia, porque primero fueron engañados con que Blake acudiría a Atoyac, luego vino el impacto de su muerte y la de Zamora, lo que colocó a la familia en una situación delicada por el momento, y ni siquiera pueden trasladarse de un día para otro a Atoyac”, aclaró.

Julio Mata adelantó que los detalles de los encuentros y desencuentros con la familia Radilla, con sus representantes y Afadem, “serán considerados en la respuesta que demos al informe que el gobierno de Calderón va a entregar a la CoIDH, lo que pone en evidencia su falta de voluntad real por cumplir con las sentencias internacionales”.

Nessun commento: