mercoledì 9 novembre 2011

“Fuimos hasta las Islas Marías”, relata esposa de desaparecido de la guerra sucia

“Florentino Loza tenía 33 años cuando la judicial se lo llevó”

“Fuimos hasta las Islas Marías”, relata esposa de desaparecido de la guerra sucia

ROBERTO RAMIREZ BRAVO
Angelina Reyes Hernández perdió dos veces a su esposo. La primera fue el 14 de julio de 1977, cuando policías judiciales al mando de Wilfrido Castro Contreras lo detuvieron a la salida de su trabajo, en Putla, Oaxaca, lo remitieron a los separos en Acapulco bajo la custodia de Mario Arturo Acosta Chaparro y nunca más lo volvió a ver con vida.
La segunda ocasión fue en 2004, cuando lo encontró en las Islas Marías, con el nombre cambiado, con el rostro modificado por la tortura y el sufrimiento, pero con la misma mirada que le permitió reconocerlo, los mismos hábitos y su habilidad para hacer figuritas de madera. Cuando lo vio, era sólo una fotografía en un expediente. Tres años antes, en 2001, según todos los testigos, salió libre y abandonó la isla en barco. Hasta la fecha no ha tenido noticias de él.
–Pienso que lo han de haber amenazado para que no regrese a Guerrero, pero sí es él, lo importante es que está vivo.
Florentino Loza Patiño tenía 33 años cuando fue detenido, y 28 su esposa, con la que había contraído matrimonio y procreado un hijo diez años antes. Era técnico en el Instituto Mexicano del Café y el delito grave por el que fue aprehendido fue ser originario de El Porvenir, la tierra de los pasos de Lucio Cabañas, el profesor guerrillero, y haber vivido en El Limón.
“Lo detuvieron en una comisión de trabajo como técnico que iba a traer una camioneta, según el oficio número 83. Fue detenido por la Dirección Federal de Seguridad a cargo del señor Wilfrido Castro Contreras y en agosto de ese mismo año se le vio en los separos de la judicial a cargo de Acosta Chaparro. Fui a los Archivos de la Nación, lo he buscado, fuimos a las Islas Marías y hubo evidencias de que él estuvo ahí. Fueron los tiempos en que había 5 mil internos y los castigos eran muy duros, en la salina, y yo no sé si él aguantó los castigos. Nada más me dijeron que había salido y, ya hasta ahí quedó”.
En los archivos de las Islas Marías hay una fotografía del hombre que habría terminado su reclusión a los 57 años, identificado como Manuel, con la indicación de ser originario de Zacatlán de las Manzanas, Puebla. “Se veía en la foto muy deteriorado, con el pelo dañado, pero los ojos, su mirada, me dicen que sí era él”, recuerda Angelina Reyes en entrevista con La Jornada Guerrero.
“Tengo mucha documentación suya. En los Archivos de la Nación está su declaración, donde dijo todo lo que tenía que decir, que estaba casado conmigo, que teníamos un hijo. Dice ahí que fue detenido por la DFS y fue remitido a México DF. A la Femospp se le entregó toda la documentación y nunca tuvimos respuesta”.
En las Islas Marías “muchos me dijeron que era muy reservado y hacía muchas artesanías de madera, y sí, así era él, y me contaron que había un muchacho de Coyuca de Benítez y le decía paisano ahora lo buscamos pero no sabemos dónde; que nos digan dónde se los llevaron”.

http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2007/08/27/index.php?section=sociedad&article=005n2soc

Nessun commento: