venerdì 22 luglio 2011

Ya se emitieron órdenes de arresto en el caso Torres Cruz, informa el procurador

Formal prisión a preventivos que mataron a un niño por accidente

Ya se emitieron órdenes de arresto en el caso Torres Cruz, informa el procurador

MARGENA DE LA O
Chilpancingo, 21 de julio. El procurador de Justicia en el estado, Alberto López Rosas, informó que ya se abrieron averiguaciones previas contra presuntos responsables del crimen del ecologista de La Morena, Javier Torres Cruz, pero que no se podían dar detalles al respecto.
Aseguró que continúan dando las medidas cautelares que la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum) ordenó para la familia del ecologista.
Tan sólo esta semana, en La Morena ha ocurrido dos hechos relacionados con la familia del ecologista, por ejemplo, el domingo subieron a la comunidad un grupo de hombres armados, unos vestidos como marinos y otros de civiles, y se enfrentaron con los policías estatales que resguardan la comunidad.
Ayer, también elementos de la Marina irrumpieron por dos horas en la comunidad.
El procurador habló poco de estos dos sucesos a pregunta de los reporteros, sólo reiteró lo que ya había dicho el gobernador Ángel Aguirre: que habían muerto un marino y un policía estatal en la balacera del domingo, que se mantiene la vigilancia policiaca y que se emitieron órdenes de aprehensión por el homicidio del ecologista.
Formal prisión a policías
López Rosas también informó que el Juez Mixto de Primera Instancia de San Luis Acatlán dictó formal prisión a un comandante y siete policías preventivos de Juchitán, por su presunta responsabilidad en el asesinado de un niño de 11 años de edad en la comunidad de Agua Zarca, en la región de Costa Chica.
El niño asesinado es Gabriel Hernández García. El domingo 10 de julio pasado, durante la fiesta religiosa dedicada al Señor Santiago, un grupo de policías preventivos tuvo un altercado con pobladores, y de la gresca se derivó la muerte del menor. Según los pobladores, los policías estaban armados con fusiles AR-15.
En entrevista, el alcalde de Juchitán, Jesús Marcial Liborio, dio su versión de los hechos: “los jóvenes derribaron a los policías a quienes trataron de quitarles sus armas, y durante el forcejeo hubo disparos y un tiro le pegó de rebote al niño Gabriel, quien murió de manera instantánea”.

http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2011/07/22/index.php?section=politica&article=003n2pol

Nessun commento: