lunedì 11 luglio 2011

Artesanía, la vía para la supervivencia en el Alto Balsas

Una larga sequía en la década de 1970 obligó a las comunidades indígenas a recurrir a la pintura que después vendían en Tepecoacuilco

Artesanía, la vía para la supervivencia en el Alto Balsas

FERNANDO HERNÁNDEZ (Corresponsal)
Iguala, 10 de julio. La artesanía fue el último recurso que quedó en la década de 1970 a indígenas nahuas que perdieron sus siembras tras una larga temporada de sequía en las comunidades del Alto Balsas, narró la pintora Margarita Nava mientras plasmaba en el amate escenas de la vida cotidiana de las localidades de Ameyaltepec y Maxela, en el zócalo de esta ciudad.
Muchos años antes de vender no sólo artesanías de su comunidad, sino de las localidades nahuas de San Agustín Oapan, San Juan Tetelcingo, pertenecientes a Tepecoacuilco, Margarita se dedicó a sembrar maíz, frijol y calabaza. Recordó con nostalgia aquel tiempo en que justo en fechas como éstas comenzaban a sembrar lo que comerían lo que resta del año y un poco más.
Sin despegar el pincel del papel amate narró que “en 1966, hace más o menos 40 años agarré la pintura, pero antes nos dedicábamos al campo, por eso todavía sé trozar la leña y jalar la yunta”.
Ahora bajo la lona de una compañía refresquera, en el frío concreto del zócalo recordó que “antes del gran temblor (de 1985) vino una fuerte sequía que arrasó con el Alto Balsas, en aquel tiempo salimos perdiendo, nos fue tan mal que tuvimos que compensarle los trabajos a unos muchachos que contratamos para preparar la tierra. Después de ese año comenzamos a pintar, como muchos otros indígenas”.
“Ese día el Banco Rural nos dio fertilizante, pero nos los cobró, no fue gratis, por eso ahora me da gusto que los campesinos no sufran tanto para tener el abono”, recordó como si no hubiera transcurrido tanto tiempo.
La etapa pre artesanal no fue tan dura para ella y su familia, observó que en la Maxela de las décadas de 1960 y 1970 podían cosechar en un ciclo agrícola todo lo que iban a consumir el resto del año y algo más, “no que ahora uno tiene que comprar hasta el agua que se bebe”.
Ahora, “cuando tenemos suerte vamos sacando nada más lo del día, a veces nada más nos queda lo del pasaje de regreso a la comunidad”.

http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2011/07/11/index.php?section=sociedad&article=008n1soc

Nessun commento: