sabato 19 maggio 2018

POSICIONAMIENTO DE LAS FAR-LP ANTE LAS ELECCIONES.


Las elecciones para la presidencia están muy próximas y nadie puede negar el interés que se despertado entre la población, existe un hartazgo del pueblo cansado de tanta corrupción de la clase gobernante y de vivir un proceso de empobrecimiento, que tiene a la población en condiciones de una pobreza mayor que en la época del porfiriato.

Las reformas neoliberales que impulsó el gobierno de Peña Nieto, significaron la renuncia a la soberanía sobre los recursos petroleros y un gran negocio para la oligarquía, pero no es la única concesión al extranjero, también la entrega de una gran parte del territorio se ha entregado a las compañías mineras extranjeras y a los grandes capitalistas del país como Carlos Slim, Alberto Bailleres y otros más.

La reforma educativa, es una simulación que en realidad no ha hecho otra cosa que eliminar los derechos laborales y el conjunto de reformas estructurales, han servido para darles más poder a los grandes empresarios, al capital extranjero y al crimen organizado que marcha de la mano con el gobierno, hoy en nuestro país existen cada vez más pobres y la pobreza no solo es material, las condiciones de pobreza atentan contra la dignidad humana y ha propiciado que se destruya la solidaridad entre los hombres y mujeres, se destruya el tejido social y se acentúe la ignorancia y los jóvenes sean reclutados por los grupos criminales.

Todo ello ha generado un descontento generalizado y un sector muy grande de la población, ve en las elecciones la posibilidad de un cambio que les devuelva un poco de esperanza.

Nosotros, vemos con reserva a las elecciones, lo decimos abiertamente, y tenemos memoria, no se debe olvidar que en 1988 y en 2006, el pueblo creyó en ellas y en los candidatos que prometían cambio y acudieron a las urnas, solo para ver como el gobierno se burló de la voluntad popular y los candidatos que habían sido despojados del triunfo, no supieron defender ese triunfo.

Hoy la historia amenaza con repetirse, el pueblo está desbordado en favor de AMLO, porque promete un cambio verdadero, pero queremos señalar desde nuestra trinchera que no vemos la organización que se requiere para defender el triunfo en caso de un fraude electoral, los partidos que impulsan esa candidatura han puesto más empeño en disputarse las candidaturas que en organizar al pueblo.

No vemos en el discurso de campaña el castigo a los responsables de las masacres de Tlataya, el Charco y Aguas Blancas, no vemos el compromiso de decir la verdad sobre el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, ni se menciona el caso de los cientos de luchadores sociales asesinados o desaparecidos.

Nosotros no descalificamos la lucha electoral, pero si nos deslindamos de la que se da en las condiciones en que se asegura corromper la voluntad popular y prostituir la lucha política, al propiciar competencias electorales basadas en la compra de votos mediante dinero o despensas, láminas de cartón y tinacos, porque ello significa una forma de prostituir al electorado.

Observamos una estrategia de contrainsurgencia al tolerar y alentar a los grupos del crimen organizado, el gobierno a través de sus policías y los cuerpos policiacos saben quiénes son los jefes de tales grupos, donde operan e incluso donde viven y en la mayoría de los casos los protegen a cambio de compartir las ganancias.

Nosotros seguimos creciendo, a pesar de la presencia de los grupos del crimen organizado, que le sirven de orejas y madrinas al gobierno, seguimos creciendo con la estrategia de acumular fuerzas en silencio, porque tenemos clara que nuestra estrategia es de guerra popular prolongada, pero no descartamos que en ésta coyuntura electoral se den las condiciones de una insurrección si la oligarquía y los poderes fácticos deciden cometer un fraude contra la voluntad popular y en ese caso estaremos presentes y al frente, porque aunque somos una fuerza modesta, el pueblo nos protege y nos cuida y hoy queremos manifestar que debemos reforzar la organización en cada pueblo, barrio y colonias.

Entendemos el sentir del pueblo cuando espera que un candidato pueda derrotar al PRI, pero debemos ser claros, solamente la fuerza organizada del pueblo y su conciencia, es la que podrá derrocar al régimen corrupto y neoliberal que nos gobierna, para lograr soberanía nacional en lo externo y democracia y justicia en lo interno.

Nuestra organización es consciente de que las revoluciones las hacen los pueblos, pero lo hacen con organización y firmeza para defender una causa, así ha sido en el pasado y así será; Por ello, si en verdad queremos un cambio radical, se debe luchar porque se le devuelva a la patria la soberanía sobre sus recursos naturales y al pueblo, la garantía de sus derechos sociales como son; Educación, salud, empleo digno, vivienda, alimentación, así como los derechos culturales y sociales de los pueblos indígenas, entonces debemos entender que la oligarquía que nos gobierna no va a soltar sus privilegios y por tanto, debemos organizarnos para defender la voluntad popular hasta las últimas consecuencias, como dijo el Che: ¡¡¡Nos obligan a dar ésta lucha, hay que preparase para darla y darla!!!

¡VIVA LA LUCHA DEL PUEBLO ORGANIZADO¡¡¡
¡VIVAN LAS FUERZAS ARMADAS REVOLUCIONARIAS (LIBERACIÓN POPULAR)¡¡¡

COMANDANTES:
EMILIO, ESPERANZA, TLACAELET, CAMILO.

MEXICO, A 23 de abril de 2018

Nessun commento: