venerdì 10 febbraio 2017

Aikeke Rose, el músico que lleva la verdad y la paz a los pueblos





Hercilia Castro

Zihuatanejo, 9 de febrero de 2017. Elvis Aikeke Rose, lleva 21 años viviendo en el puerto, músico de vocación, afirma que la música da paz a los pueblos, y por ello trata de llevar a cabo el proyecto de los Tambos de Paz.

Originario de la isla caribeña de San Vicente, Las Granadinas dice que “mi nombre significa: Yo llevo la verdad. Eso significa”.

Relata que fue el destino quien le tenía dispuesto, que llegara a Zihuatanejo, pues, llegó desde un concierto de Houston con la promesa de tocar en el puerto. Sin embargo, se quedó debido a que no le arreglaron sus documentos.

Atrapado en Zihuatanejo, Aikeke decide tomar con calma su estancia y llama a su país natal, donde le informan que su madre se encontraba en el hospital.

Sin embargo, logra hablar con su madre, quien le dijo que siempre hiciera bien su trabajo.
“Yo no entendí en ese momento lo que quería decir con haz bien tu trabajo, yo le dije, sí mamá, a eso me dedico, claro, soy músico”, dijo.

Dos semanas después, Aikeke llama a Las Granadinas, y se entera de que su madre había muerto.

“Para mí eso fue entrar en una depresión de cuatro años, cuatro años de depresión. Hice un disco, y ese disco que compuse, sin voz, porque no podía cantar de la depresión, se llegó a escuchar hasta Televisa, imaginen”, contó.

Sin embargo, a pesar de tener ofertas para brincar al estrellato, Aikeke siguió con el duelo por su madre, y no fue hasta que su hija que se iba a casar, lo hizo reaccionar y comenzó nuevamente.
El músico, ha dado clases en pueblos del municipio como una forma de devolverle a la ciudadanía, todo lo que ha recibido de Zihuatanejo.

San Jerónimo, San Luis, y Papanoa, han sido algunos de las localidades en la entidad donde ha trabajado de forma altruista.

Sin embargo, Aikeke tiene ahora un proyecto más grande, quiere hacer una orquesta de percusiones de Guerrero, llamado Tambos de Paz.

Expresó que la iniciativa “Tambos de Paz” fue presentada al jefe de la oficina del gobernador, Alejandro Bravo Abarca, quien le dijo que pasaría el proyecto a la Secretaría de Cultura.

Sin embargo, no hay respuesta desde junio pasado “luego dijeron que ahora sí en enero, y ya pasó enero y nada”.

Sostiene que con la música se puede hacer una “cultura de paz y de mucha luz”.
“¿Saben cuántos niños y jóvenes dejarían de ser sicarios si tocaran instrumentos y tuvieran trabajo? Muchos”.

Aikeke agregó que la idea la ha basado en el Steel Drums, que son tambos de gasolina que se usan en Trinidad y Tobago y otras islas caribeñas para crear música que incluso, ha recorrido todo el mundo.

“En México sería la primera, y sería colocar a Zihuatanejo en el mundo, en el mundo, imagina 200 tambores”, dijo.

El proyecto, saldría en unos 5 millones de pesos, estima “una orquesta cuesta cinco millones de pesos, se dará trabajo porque los maestros vendrán a enseñar cómo fabricar los tambos, de alrededor 800 dólares cada uno”.

“Yo pensaba que los funcionarios quieren arreglar los problemas, pero ya los vimos y no. Si lo logramos va cambiar mucho, no el pueblo, todo Guerrero”, asegura.

Agregó que ahora buscará el apoyo en la iniciativa privada y en los zihuatanejenses, para así, lograr una generación de jóvenes alejados de la violencia y las armas.

Actualmente Aikeke da clases en la Escuela de Música y Arte de Zihuatanejo, de la cual es fundador.



Licencia de Creative Commons
Aikeke Rose, el músico que lleva la verdad y la paz a los pueblos by Hercilia Castro Balderas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.


Nessun commento: