domenica 10 gennaio 2016

Comunicado del ERPA


EJÉRCITO REVOLUCIONARIO DEL PUEBLO EN ARMAS

Resulta un hecho casi proverbial a lo largo de la historia humana, que los diversos tipos de sociedades divididas en clases, y en mayor medida cuanto mas envejecen, se olviden de un principio básico de las leyes del desarrollo: el hombre es un acontecimiento, un acontecer revolucionario. La historia se venga de este olvido y llama con el puño a las puertas de las caducas clases dirigentes para arrojarlas sin misericordia de la realidad social; el hombre reitera así, cada vez, el abolengo de haber aparecido en la naturaleza como el más grande los acontecimientos revolucionarios, como el acontecimiento revolucionario supremo.
-José Revueltas, ensayo de un proletariado sin cabeza.

EJÉRCITO REVOLUCIONARIO DEL PUEBLO EN ARMAS

Nosotros iremos hacia el sol de la libertad y si morimos otros nos seguirán.

ARTÍCULO DE COMBATE: MANIFIESTO

A los pueblos pobre de las faldas del volcán, de la sierra de Zongolica y del valle y región de Orizaba

Hoy es un día glorioso para nuestra patria, hemos despertado, el gigante llamado pueblo empieza a salir de su letargo ya se organiza independientemente de los partidos traidores que los han vendido.

Grupos ciudadanos, comunes y corrientes nos hemos reunido y organizado conformar el EJÉRCITO REVOLUCIONARIO DEL PUEBLO EN ARMAS, para ser el brazo armado del pueblo, al que le decimos que ya no estará inerme ante las embestidas del Gobierno y sus secuaces asesinos ¿Por qué escogimos este camino y no otro? Porque ya se agotaron las instancias legaloides de los viciados y corruptos procesos electorales. No hay ya otra alternativa que nos libere y decidimos la vía armada como último recurso. Ellos los de los dineros nos los restriegan en la cara de que no se va a cambiar el modelo económico de rapiña y depredación de crimen y represión para seguir sojuzgando y explotando al sufrido pueblo de México. Pero nosotros los vamos a combatir cuando agredan al ciudadano indefenso, sin esperar que se dignen a arrojarnos sus migajas como si fuéramos sus perros; no más humillaciones. Sabemos que sus prostitutas de la prensa y televisión amarillista, nos calumniaran y dirán al pueblo que somos terroristas, comunistas y apátridas. Nos echaran sus perros asesinos, por miedo a nosotros los insurgentes que causan la oligarquía y el Gobierno. El temor de perder sus privilegios de clase y esto lo sabemos bien que esto es una lucha de clases, entre opresores y oprimidos, entre ricos y pobres. Así este miedo invade, es el miedo a este país de pobres, nacos, de indígenas, de famélicos rostros, y de hambrientos. Miedo a quienes viven parados en los camellones haciendo malabares, vendiendo chicles, al pobre jornalero que le despojaron de sus parcelas, y los orillaron a los cinturones de miseria de las ciudades, miedo de los enojados mineros. A los padres de los normalistas de Ayotzinapa masacrados y desaparecidos. A los electricistas del SME, a todos aquellos que han agraviado, a los marginados, a los que asesinaron, a las familias de los daños colaterales. Miedo a mirar sus abusos, a la realidad del subdesarrollo detrás de la retórica de la modernidad. Miedo a su ceguera de ver los dos Méxicos que engendraron y dividieron por avaricia, el de los hartos y el de los insatisfechos. Miedo a la venganza de los que humillaron, despedido injustamente, burlado, violando la inocencia de las hijas del pueblo para satisfacer sus bajos instintos. Miedo a la verdad, miedo a mirar a la nación que desmantelaron y destruyeron, a este País tal como es detrás de sus mitos, falsedades, de sus curas pederastas y su clero alcahuete para con ellos, con sus obispos agiotistas y sibaritas; detrás de vuestra hipocresía, detrás de las cercas electrificadas, de sus manadas de guaruras y sicarios, de sus muros infranqueables. Detrás del profundo abismo de la desigualdad, honda la brecha entre lo que se dice y lo que es; entre el dolor y la agonía de los que verdaderamente aman a su patria, entre el cínico discurso del poder. Y este miedo que emerge cuando se descubre que la mentira constituye la esencia de la vida política mexicana, y que la convirtieron indispensable para gobernar. Esas grandes mentiras que impiden colocar un espejo frente a los ojos del país y frente a quienes han permitido que sea así y son sus cómplices como los traidores del PRD firmando el pacto con los verdugos del pueblo para que nada cambie. Un lugar de privilegios para la minoría rapaz y un infierno para la mayoría. Donde 25 millones de mexicanos viven en extrema pobreza y alimentaria. Donde se retoca y maquillan las cifras para ocultar lo evidente. Datos duros que oprimen el corazón de la insurgencia revolucionaria. Esto es lo que debería provocarles miedo esto es lo que los verdaderos patriotas mexicanos vamos ha combatir y cuestionar y recordarles todos los días a los saqueadores de esta indefensa patria, que la justicia revolucionaria llegará y será implacable con el enemigo del pueblo. Nosotros los guerrilleros estaremos alerta para detener las agresiones de sus esbirros. Por eso nos odian por haber tomado el camino del pueblo y no el de la depredación; y no podrán con su dinero sangriento comprar nuestras conciencias de esas fortunas mal habidas. Y cuando se odia tanto al pueblo se está odiando a la verdad que les escupe en su cínico rostro. Nosotros somos la esperanza del pueblo, Uds. la negra noche y el miedo que esgrimen es un garrote usado a lo largo de la historia, por los sacerdotes, reyes, gobernantes, etc. Para evitar que la gente recobre bienes robados, bienes públicos que han sido privatizados, monopolizados, arrebatados: De hoy hacia el nuevo mañana marchará el pueblo y su destacamento guerrillero, estaremos al pendiente para impedir sus latrocinios y su represión. Y de hoy en adelante ante la violencia del estado, responderemos con la violencia revolucionaria, y ustedes bien lo saben que tarde que temprano tomaremos el poder, Uds. lo único que hacen es retardar el proceso de sus destrucción para poder construir una sociedad mas humana. Recuperaremos lo que se nos robó; entonces sabrán lo que es el verdadero miedo a un pueblo enfurecido, sediento de justicia, no el odio feroz a la insurgencia que es solo una cortina de humo para desviar la atención de sus crímenes, de sus robos y de esta patria que han vendido a los extranjeros. El verdadero peligro para México son Uds. Para compartir el País y gobernarlo con equidad. ¿Nosotros no tomamos este camino por un simple capricho? ¿Esta es la respuesta la brutal realidad que nos impusieron, a punta de metralla? Así srs. vende patrias, y venales?, ¿qué representa más peligro para México, nosotros los que queremos una diferente patria para todos o un sistema socioeconómico que concentra la riqueza y mira hacia otro lado para no ver la miseria que Uds. crearon? ¿La insurgencia o élites políticas-sociales, y empresariales satisfechas con las tajadas que se sirven o ver a esos hermanos que Uds. llaman despectivamente indios o proles muertos de hambre? ¿la insurgencia o partidos políticos que no representan a la población, ni rinden cuentas ante ellas? ¿La insurgencia o la corrupción que priva en la vida política y que corroe las instituciones? ¿Los guerrilleros o políticos sentados en largas mesas de seda, hartos de tragazón, que llegan a grandes acuerdos para que nada cambie.

Hoy alzamos la voz y se escuche nuestro grito de rebelión
Hoy que la traición nos embarga, muy a pesar nuestro
Hoy que los sueños nos quieren robar, y se arma el coraje

Hoy que los golpes son más duros, duelen y sangran

Nessun commento: