sabato 2 gennaio 2016

27 Aniversario luctuoso del Camarada Elpidio Domínguez Castro



Elpidio Domínguez Castro

Indígena P'urhépecha, normalista, marxista, ex guerrillero, presidente de Bienes Comunales de Santa Fe de la Laguna, cofundador de la Unión de Comuneros Emiliano Zapata (UCEZ), militante de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA), miembro del Consejo Supremo Independiente P'urhépecha (CSIP), ejecutivo de la Coordinadora Regional de Pueblos Indios (CORPI), ejemplo de la lucha incesante de un pueblo en resistencia y combativo, paradigma regional de la movilización social como forma de protesta, defensa y conquista de los derechos indígenas, entre ellos el rescate de la propiedad comunal de la tierra.

Elpidio Domínguez Castro, nació el 16 de noviembre de 1948* en la comunidad indígena de Santa Fe de la Laguna, Municipio de Quiroga, Michoacán, fue el 5° y último hijo del matrimonio formado por J. Inés Domínguez y María Inocencia Castro, de niño quedo huérfano de madre y fue educado por su hermana Adela (Adelita). Su familia era pobre y se dedicaba principalmente a la alfarería. Sus estudios básicos los realizó en el internado para indígenas en Zinacatepec y en una primaria de la comunidad de Tenería en el Estado de México. El siguiente nivel lo efectuó en el internado de la Huerta en Morelia y en 1968 ingresó a la normal rural de Tiripetío, Michoacán.

En la década de los 70s, militó en el Movimiento de Acción Revolucionaria (MAR), organización guerrillera de formación política en la antigua URSS, de entrenamiento militar en Corea del Norte y con adiestramiento de contrainteligencia en Cuba. Fue reclutado para el movimiento armado por Amafer Guzmán Cruz, en ese entonces líder estatal de la organización político militar y previamente dirigente del Frente Popular Obrero Campesino Estudiantil (FPOCE). A principios de 1973 Elpidio participó junto con moradores de la Casa del estudiante Nicolaíta y estudiantes de la Normal Rural de Tiripetío, en la toma de tierras para la fundación de la colonia popular Emiliano Zapata en Pátzcuaro, Michoacán.

A partir del segundo semestre de 1973 fue miembro activo del FPOCE y concurrió a marchas, plantones y tomas por diferentes causas populares (servicios públicos, derechos sociales, demandas económicas, etc.), así mismo colaboró en la redacción de diversos números del órgano de denuncia, propaganda y organización del FPOCE el periódico “Proletario”. Subsiguientemente bajo el seudónimo de guerra “Jerónimo”, del 1 al 10 de julio de 1974, asistió a una escuela político militar organizada por el MAR en la casa parroquial de la comunidad de San Juan Tumbio, Pátzcuaro. Cinco días después ejecutó exitosamente junto con sus compañeros de comando una “expropiación” en la ciudad de Morelia con la finalidad de continuar pertrechando a la organización.

En 1975 acudió a una segunda escuela político militar en el Estado de México y militó por algún tiempo en la organización insurgente Unión del Pueblo (UP). En síntesis fue en el MAR donde se formó y fogueó tanto políticamente como en la guerrilla urbana y rural.

A finales de los 70's funda un círculo de estudio marxista en Santa Fe y comienza a tener una participación política más activa en su comunidad. Para octubre de 1979 es elegido representante de Bienes Comunales, reorganiza entonces el Consejo de Barrios y convoca a Asambleas Generales, encabezando a partir de estas últimas, la lucha por la recuperación de las tierras comunales, problema presente en la comunidad desde hacía más de 100 años. Después de varias muertes, encarcelamientos, luchas legales, diferentes “expropiaciones”, permanente movilización social, trabajo colectivo, construcción de redes de apoyo, constante difusión de la problemática, toma y defensa armada de las tierras, todo bajo un marco de autoritarismo y represión gubernamental, los P'urhépechas de Santa Fe dan ejemplo de lucha y gracias a que el pueblo se organizó, lograron el deslinde legal de tierras a favor de los comuneros el 13 de julio de 1988.

Elpidio se pronunció por la participación de todo el pueblo en la toma de decisiones por medio de las Asambleas Generales, defendió ante todo la propiedad comunal y el trabajo colectivo, buscó la mayor participación de las mujeres y jóvenes Purépechas en la vida política, demostró como la movilización popular es un camino para obtener reivindicaciones sociales y manifestó siempre la legitimidad prehispánica de los pueblos originarios, entre otras cosas.


Fue asesinado el 31 de diciembre de 1988 a la edad de 40 años desde un auto en marcha, según autores críticos, en una estrategia montada por el gobierno en contra del líder indígena bajo un contexto nacional de represión y/o asesinato de opositores.

Nessun commento: