sabato 26 dicembre 2015

La Memoria es un acto de Justicia, XVIII Conmemoración de la masacre de Acteal

Organización de la Sociedad Civil Las Abejas
Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
Acteal, Ch'enalvo', Chiapas, México.

22 de diciembre de 2015

A las Organizaciones, Movimientos y Colectivos Independientes del Mundo
A los y las Defensores de Derechos Humanos Independientes
Al Congreso Nacional Indígena (CNI)
A la Sexta Nacional e Internacional
A las Juntas de Buen Gobierno
A los Medios Libres, Alternativos, Autónomos o como se llamen
A los Tercios Compas
A los Medios de comunicación Nacional e Internacional
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

Hermanos y hermanas:

Gracias al Corazón del Cielo y al Corazón de la Tierra, gracias a nuestra Conciencia, Memoria y Esperanza por permitirnos venir aquí a Acteal a conmemorar y denunciar las injusticias y sobre todo la impunidad y el olvido que impone el Estado mexicano en la masacre de Acteal.

Hace 18 años, un día lunes 22 de diciembre de 1997, la muerte disfrazada de paramilitares llegó aquí a Acteal, masacrando a 45 hombres y mujeres más 4 bebés que aún no nacían cuando se encontraban en una jornada de ayuno y oración para pedir la paz en Chenalhó y en México y pedir que se detuviera la guerra en contra de los pueblos organizados diseñada por el Estado mexicano. Pero esta fecha también nos hace recordar en esta ocasión otro acontecimiento de la historia de las luchas del pueblo mexicano por su libertad. El 22 de diciembre de 1815, hace 200 años, fue ejecutado el gran líder de la lucha por la independencia el cura José María Morelos y Pavón. Ese día el gran Morelos fue fusilado por la contrainsurgencia de los “gachupines”, antecedente directo de la contrainsurgencia de los gobiernos neoliberales de fines del siglo XX y principios del XXI.

Han pasado 18 años y la masacre de Acteal sigue impune, porque en lugar de que el mal gobierno investigara a los autores intelectuales de ese crimen a través de la mal llamada "Suprema Corte de Justicia de la Nación" o más bien dicho "Suprema Corte de ricos y criminales", ordenó la excarcelación masiva de los paramilitares, autores materiales de la masacre, que hasta donde sabemos sólo quedan 2 en la cárcel y que en cualquier momento los van a liberar. Desde ese entonces nos quedó claro que la justicia no la va a dar el mal gobierno, porque el Estado mexicano es quien dio la orden de masacrar y por lo tanto es un criminal que no puede ser juez y parte. El sistema de justicia en México, está podrido, está caducado.

Está muy claro, si queremos una justicia de verdad, nosotras y nosotros los pueblos organizados de México debemos de construir una Justicia Verdadera, Digna, cabal y humanizada. Y a lo largo de los 18 años como Organización de la Sociedad Civil Las Abejas y sobrevivientes de la masacre de Acteal, hemos decidido caminar y construir el Lekil Chapanel (La Justicia Verdadera), porque ese es uno de los caminos para garantizar que no se repitan más crímenes contra la humanidad y así vivir en paz y, en armonía en nuestra nación mexicana.

El pasado 20 de octubre cuando estuvimos en la audiencia pública para entregar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) un Estudio de Peritaje Psicosocial a la masacre de Acteal, ahí le dijimos bien claro a los representantes del Estado mexicano que no aceptamos la solución amistosa que nos propusieron, porque con la sangre de nuestras hermanas y hermanos no se juega, sin embargo los usos y costumbres del mal gobierno son la mentira, el engaño, la traición y la represión. Reiteramos que nunca cambiaremos por migajas del mal gobierno la sangre de nuestros 45 hermanas y hermanos y más 4 no nacidos, porque nuestra Memoria y Dignidad no tienen precio.

A 18 años de impunidad de la masacre de Acteal, el Estado mexicano, la hidra capitalista o como se llamen los dueños del poder y del dinero, se han vuelto más violentos y arrogantes. Los partidistas, los paramilitares, las autoridades comunitarias oficiales, nos agreden a pesar de nuestra lucha No-Violenta. No respetan a nuestra organización, se burlan y atacan nuestra resistencia y la construcción de nuestra autonomía.

Así es el caso de agresión a 3 familias compañeras y compañeros nuestros del barrio Río Jordán de la colonia Los Chorros que el pasado 30 de noviembre se les cortó el agua y la luz, todo por no aceptar programas del mal gobierno (Esto lo denunciamos públicamente el pasado 2 de diciembre). Cabe señalar y lo repetimos las veces que sean necesarias que en Los Chorros, ahí regresaron a vivir los paramilitares autores materiales de la masacre de Acteal excarcelados por la mal llamada "SCJN". Tenemos información de que, unos días después de que les cortaron el agua y la luz, uno de esos paramilitares ha andado rondando a altas horas de la noche la casa de uno de nuestros compañeros.

Otro caso de esa impunidad que es como una peste alimentada por el Estado mexicano es el del cobarde asesinato de nuestro compañero Manuel López Pérez en el municipio de Pantelhó, Chiapas, crimen que volvemos a denunciar porque mañana se cumplen 6 meses y las autoridades oficiales no han hecho nada para investigar este crimen. La familia de Manuel está desplazada y no puede retornar porque los asesinos ahí andan libres en la comunidad San Joaquín, porque ni a las autoridades oficiales del municipio de Pantelhó, ni a ninguna otra autoridad estatal ni federal le preocupa investigar ese crimen, sino que al contrario, para ellas la impunidad es parte de la estrategia de desgaste y de desarticulación a los pueblos que construyen su autonomía.

Como sabemos que la lucha por la libertad y la autonomía se está construyendo en muchos lugares y como son muchos también los que sufren la represión del mal gobierno queremos denunciar o apoyar, según toque, varios casos de diferentes lugares que están especialmente cerca de nosotros o son especialmente significativos:

Nuestros hermanos y hermanas del Ejido de Tila han sostenido una larga lucha por la recuperación de su territorio. Recientemente informaron a través de un comunicado del nuevo paso que están dando en esta lucha: recuperar su autonomía ejidal y expulsar al Ayuntamiento municipal de Tila de su territorio. La represalia del mal gobierno a través de la policía municipal consistió en agredir y herir con arma de fuego a uno de los ejidatarios. No nos sorprende la respuesta violenta del policía municipal de Tila, ya que la Zona Norte de Chiapas fungió como laboratorio de creación de paramilitares que se llamaron "Paz y Justicia" y esa formación de paramilitares se dió después aquí en Los Altos de Chiapas y culminaría con la masacre de Acteal.

Este pasado 20 de diciembre nuestros hermanos de San Isidro Los Laureles del municipio de Venustiano Carranza, pertenecientes al espacio de lucha "Semilla Digna", decidieron recuperar sus tierras y territorio que les pertenece por derecho y porque "La Tierra es de quien la trabaja", desde Acteal saludamos su iniciativa civil y pacífica.

Condenamos la detención arbitraria el pasado 10 de noviembre en Ocosingo de nuestro hermano José Alfonso Cruz Espinosa, Base de Apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (BAEZLN), esta violación a sus derechos humanos es por su lucha contra el mal gobierno.

Reprobamos el injusto encarcelamiento de nuestro hermano Cemeí Verdía Zepeda comandante de la policía comunitaria de Santa María Ostula, está muy claro la política del mal gobierno la de reprimir y destruir a las comunidades y pueblos en lucha. La justicia del mal gobierno, es corrupta, simulada, es decir está al servicio de los ricos y criminales, les fabrica delitos a las y luchadores sociales, pero, abre las puertas de las cárceles a los narcos y criminales como al "Chapo Guzmán".

Nos solidarizamos también con nuestros hermanos y hermanas del Movimiento por la Libertad de los Defensores del Agua y de la Vida de San Pedro Tlanixco, Tenango del Valle, Estado de México en el marco de la Jornada Nacional e Internacional por nuestr@s pres@s.

La lista de la represión, de la injusticia, de las graves violaciones a los derechos humanos aquí en México, es interminable. Los malos gobiernos, la hidra capitalista o como se llamen los dueños del poder y del dinero, tienen a México secuestrado para despojarle sus patrimonios, y entregar a manos de los monstruos capitalistas destructores de la Madre Tierra y de la humanidad.

Hermanos y hermanas, nuestra lucha es por un mundo más humano, nuestra lucha es por la paz, la Justicia Verdadera, por la vida y por la Madre Tierra.

De por sí sabemos que el camino que hemos tomado no es fácil, pero, si no lo hacemos hoy, lo estaremos lamentando mañana. Nuestros 45 hermanos y hermanas, justo murieron por esos ideales, porque estaban convencidos que para ser mujeres y hombres verdaderos, se debe de pensar en las demás, vivir en colectivo y así murieron por la paz y la Justicia Verdadera.

Y si nuestros 45 hermanos y hermanas más 4 no nacidos entregaron su vida por las demás, nosotras y nosotros debemos de seguir ese ejemplo y ahora nuestra lucha junto con otros pueblos hermanos es no dejar pasar las reformas estructurales en nuestros territorios, sobre todo la de la Reforma Energética. Como dijimos al principio de este comunicado que hoy también recordamos a Morelos un gran luchador por la independencia y la libertad, que escribió en los "Sentimientos de la Nación": “Que a cada uno se le guarden las propiedades y respetos en su casa como en un "asilo sagrado" señalando penas a los infractores”. Nosotros en Chenalhó ya experimentamos en el año de 1993 cómo las gentes del gobierno que buscaban petróleo se metían a nuestras casas y a nuestras propiedades sin ningún respeto, destruyendo siembras y violando ese “asilo sagrado”. ¿Acaso se les señalaron penas a los infractores? Más bien se les regalaron unas leyes, las de las reformas estructurales, para que pudieran seguir actuando con impunidad.

Morelos pedía en los “Sentimientos de la Nación” que hubiera leyes que “moderen la opulencia y la miseria” o sea, que los ricos sean menos ricos y los pobres sean menos pobres. También escribió que los salarios de los funcionarios debían ser lo suficiente para mantenerse pero sin ningún lujo. ¿Cómo iban a querer acordarse de Morelos los políticos y funcionarios de México que, empezando por los ministros de la "Suprema Corte" de las mentiras y la impunidad, se pagan a sí mismos cada vez mayores salarios y aguinaldos, mientras al pueblo le conceden 2 pesos de aumento al salario mínimo? Al contrario de lo que quería Morelos, en México cada vez los ricos se hacen más ricos y a los pobres nos hacen más pobres.

Aunque se dice que éste año fue declarado oficialmente como “Año de Morelos” nunca oímos que fuera reivindicada ante el pueblo la figura de este gran luchador por la independencia y la libertad. Pero nosotras y nosotros de Las Abejas de Acteal hoy traemos a nuestra memoria de los mártires del 22 de diciembre, los de diciembre de 1997 y el de diciembre de 1815.

Hermanos y hermanas, la impunidad en México ya no se puede medir, pero queremos terminar diciendo que Las Abejas de Acteal tenemos memoria, no olvidamos, no nos vendemos, no traicionamos la sangre de nuestros caídos. Que entienda muy bien el mal gobierno representado por Enríque Peña Nieto, por Manuel Velasco Coello, y por el ejército y los policías, que no dejaremos de trabajar por la Justicia Verdadera, por la paz y por nuestra autonomía. Y seguiremos denunciando que Acteal es un crimen de Estado, sus principales autores intelectuales Ernesto Zedillo Ponce de León, Emilio Chuayfet Chemor, Julio César Ruiz Ferro, Gral. Enríque Cervantes Aguirre, Gral. Mario Renán Castillo entre otros, estos criminales deben ser castigados y que la humanidad los condene adonde quiera que vivan y vayan. Y también se investiguen a los siguientes gobernantes por la no procuración de justicia que de alguna u otra forma tienen resposabilidades por no garantizar la no repetición de hechos crueles como Acteal, Ayotzinapa, Tlataya, etc.

A 18 años de la masacre de Acteal y a 23 años del caminar de Las Abejas por la paz, Justicia Verdadera y la Autonomía.

!La Memoria es un acto de Justicia!

Desde Acteal, Casa de La Memoria y de La Esperanza.


Atentamente
La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.


Por la Mesa Directiva:


 
José Jiménez Pérez        Juan Vázquez Luna


Oscar Hernández Gómez        Pedro Ortiz Gutiérrez




Lisandro Sántiz Hernández        Amado Sánchez Día

Nessun commento: