martedì 9 giugno 2015

Comunicado del PDPR - EPR Veracruz

AL PUEBLO DE MÉXICO
A LOS PUEBLOS DEL MUNDO
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN NACIONALES E INTERNACIONALES
A LOS ORGANISMOS NO GUBERNAMENTALES DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS
A LAS ORGANIZACIONES POLÍTICAS, POPULARES Y REVOLUCIONARIAS
A TODAS LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO DE ESTADO

¡HERMANOS, HERMANAS, CAMARADAS!

La maquinaria represiva del Estado burgués mexicano continúa su operación de forma sistemática y generalizada contra nuestro pueblo, de acuerdo a las directrices de la contrainsurgencia ejecutada por el aparato policiaco-militar y paramilitar que en su nefasta marcha va diseminando e implantando el terror por todo el territorio nacional.

Violencia institucional dirigida y determinada por un Estado policiaco-militar que específica y especializadamente despliegan hacia los proyectos organizativos emergidos de los distintos sectores populares que desarrollamos la lucha organizada de forma independiente y revolucionaria con una conciencia de clase.

En la actualidad no hay fragmento popular de la sociedad mexicana que no haya sido objeto directo y/o "colateralmente" alcanzado por la sanguinaria máquina represiva del Estado desde la legalidad e ilegalidad enmascarado en cualquiera de sus fachadas y sus grotescas coartadas.

Acciones represivas que en la máxima coyuntura política de la democracia burguesa, los procesos electorales, va acompañada antes, durante y después por la militarización y paramilitarización del santificado ejercicio democrático... el día "D"las votaciones, en respuesta al constante y creciente repudio popular al corrupto, elitista e ilegitimo sistema electoral mexicano, es el combate frontal del Estado desde todas sus instituciones y aparatos contra el abstencionismo político, que en los hechos es también una legítima y digna expresión de la voluntad popular, en el contexto histórico pasado y actual de la agudización de la lucha de clases en el país.

Del Valle de San Quintín a la Península de Yucatán, del oriente al poniente de la República hay opresión y represión política bajo la pro-fascista figura autoritaria y represiva del mando único, que es en sí la instauración del Estado policiaco-militar y paramilitar por encima de todo poder civil, instituciones, de los poderes legislativo y judicial, autonomía de las entidades federativas, se reprime en tiempos pre electorales, durante los comicios y post electorales, es decir, todo el tiempo se reprime, porque es la esencia del Estado burgués, antipopular y represiva.

Represión pro fascista que es palpable en las entidades de Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Michoacán, Puebla, ominosa lista en la que se encuentra nuestro estado de Veracruz, por la magnitud en la comisión de delitos violatorios de los derechos humanos y constitucionales fundamentales, así como en la práctica de crímenes de lesa humanidad que se sólo se ejercen desde el Estado.

Es este el marco del atentado político-criminal contra jóvenes estudiantes de la universidad veracruzana en la ciudad de Xalapa que fueron sádicamente golpeados el pasado 5 de junio por agentes de gobierno del Javier Duarte de Ochoa, individuo que por su debilidad política paso a ser sólo un instrumento más de la oligarquía, sucumbió servilmente a cuanta política antipopular y represiva se dicte desde el poder administrativo central burgués, sin importar el partido político electoral que ocupe el cargo.

La premeditada acción represiva contra los jóvenes estudiantes tiene un contenido y objetivo político, no hay más que indagar, cualquier pretensión de desviar el acontecimiento utilizando las clásicas y burdas líneas de investigación policíaca pasional, delincuencial, conflicto inter-estudiantil constituyen una violación más a los derechos de estos jóvenes, sus familiares y una daga a la profusa herida del pueblo y la humanidad.

La fabricación del delito para reprimir de forma brutal el hogar estudiantil, es el castigo desde el poder burgués por ser jóvenes, estudiantes; por forjarse una identidad y afinidad política propia; críticos al sistema y régimen; sensibles con las condiciones de pobreza, miseria y opresión política que vive nuestro pueblo; defender el medio ambiente; solidarios con la luchas populares; respaldar la lucha por la defensa y respeto a los derechos humanos; manifestarse contra los crímenes lesa humanidad; por mostrar su posición crítica a los procesos electorales, por lo que sea, el objetivo es arredrar, intimidar, al sector estudiantil por ser un aliado histórico de las luchas populares.

El modo de operar de los perpetradores, la saña con que lo hicieron, así como los testimonios de las víctimas y familiares muestra que el Estado fue batuta y brazo ejecutor en este crimen, aunque aconteció en nuestra entidad y los operativos policíacos y paramilitares sean locales, no es un hecho aislado ni política sólo de un gobierno estatal.

Tan es así, que ante el descrédito y desgaste del gobierno del estado, sus instituciones y poderes, criminaliza, persigue, reprime, asesina, detienen-desaparecen y ejecutan a cientos de veracruzanos en toda la entidad por motivos políticos y sociales de los cuales la mayoría son jóvenes, se les castiga desde el poder por apariencia física fisonomía y vestimenta; origen popular, preferencia sexual, forma de pensar y expresar sus ideas, militancia política y por ejercer el derecho humano y constitucional a la protesta.

La infamia y tiranía han sido una característica de los gobiernos estatales en Veracruz, "donde nada pasa", articulada en base a sanguinarios cacicazgos políticos tanto en la ciudad como en el campo, que van desde presidentes municipales, vitalicios y omnipotentes líderes gremiales, ejemplo el SNTE, SNTPRM, SUTERM, CNC, CNPR, como los principales cotos de poder político-económico que sigue vigente, algunos se transformaron en flamantes empresarios y políticos de oficio donde continúan acumulando capital y poder político para sus familias y grupos, a costa de hundir en la explotación, pobreza, despojo, miseria y opresión política al pueblo veracruzano.

Párrafo aparte amerita la crema y nata de la burguesía veracruzana que en su truculento y mafioso ascenso forma parte de la oligarquía nacional y transnacional del país. Ambos segmentos de la burguesía desde su posición inciden en el sistema electoral federal y local; financian, infiltran y manipulan a los partidos políticos, así como a los políticos de oficio; designan candidatos, eligen a funcionarios públicos y gobernantes; pagan y promueven la violencia contra sus adversarios políticos conciliables y contra sus enemigos de clase, como es el reciente crimen del 5 de junio contra los jóvenes estudiantes. Terminan burlando e imponiendo su mezquina voluntad a la democracia burguesa y a la voluntad popular.

Por lo anterior expuesto debe quedar claro que los actos de resistencia y protesta contra un módulo del INE que es una acción de resistencia y protesta contra el sistema capitalista y régimen neoliberal, pues no se deja otra alternativa a las fuerzas colectivas populares de manifestarse y organizarse libremente ante la criminalización, persecución y represión de la crítica y protesta popular. El atentado del 5 de junio fue una acción represiva por agentes del Estado, la intención gubernamental de querer vincularlos a estos hechos diametralmente distintos, en esencia y razón de ser, es un plan cínico y siniestro que sólo se tragaran sus propios artífices y difundirán sus medios de comunicación fieles para tratar de imponerla a la sociedad como verdad absoluta.

El manifestar por las diversas formas de lucha que es la crítica contra el sistema electoral es parte de la expresión de la voluntad popular emitida desde la alternativa independiente política, económica e ideológicamente, expresión política que rompe con el control corporativo del Estado y los partidos electorales.

Es la expresión de la voluntad popular no publicitada por la dictadura de opinión. Es la manifestación genuina del pueblo consciente contra las formas de gobernar y hacer política de la burguesía. Es mostrar la legítima inconformidad contra una democracia sostenida en un Estado policiaco-militar y el despliegue del terrorismo contra el pueblo. Es la implementación necesaria de la movilización y acciones políticas de masas ante la barbarie gubernamental.

Ante lo cual se debe continuar con la denuncia política nacional e internacional, las movilizaciones que constituyen acciones políticas de masas, buscando la coordinación de todos los sectores en lucha, denunciando las violaciones a derechos humanos y constitucionales que día a día se cometen en cualquier espacio, contra el pueblo veracruzano y en todo el territorio nacional. Impulsando la resistencia popular que incluye la autodefensa de las masas.

A unas horas que concluya el presente proceso electoral el acosado y estigmatizado desde el Estado, oligarquía, organismos políticos electorales y políticos de oficio el abstencionismo político consciente y sus varias expresiones, dominara una vez más el santificado ejercicio ciudadano el voto. Empero hay excepciones en esta forma de lucha a nivel de cuadros intermedios y dirigentes pero sobre todo sobre todo a nivel de bases, quienes hoy y siempre tienen la responsabilidad ética y política de impulsar una lucha consecuente en todo el proceso para defender sus convicciones políticas ideológicas y traicionar a sus bases. ¡Repudio total a la farsa electoral! ¡Repudio total al fraude electoral! ¡Con la resistencia del pueblo la voluntad popular triunfara!

¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!

¡A SEGUIR EXIGIENDO LA PRESENTACIÓN CON VIDA DE TODOS LOS DETENIDOSDESAPARECIDOS DE AYER Y HOY!

¡A ORGANIZAR LA LUCHA CONTRA EL TERRORISMO DE ESTADO!

¡LIBERTAD A TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS DEL PAÍS!


¡POR LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA!

¡VENCER O MORIR!

¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!

¡RESUELTOS A VENCER!

¡CON LA GUERRA POPULAR!

¡EL EPR TRIUNFARÁ!

COMITÉ ESTATAL DE VERACRUZ DEL PARTIDO DEMOCRÁTICO POPULAR REVOLUCIONARIO
PDPR

COMANDANCIA DE ZONA DEL EJÉRCITO POPULAR REVOLUCIONARIO
CZ-EPR


AÑO 51

Veracruz de Ignacio de la Llave a 07 de junio de 2015.

Nessun commento: