mercoledì 25 settembre 2013

Los días después de Manuel 3ra parte

Los días después de Manuel...

III
Hercilia Castro







9

22 de septiembre. Ya se cumplió la semana después de Manuel y sigue lloviendo, no cesa, ha estado soleado en el día pero se nubla y otra vez comienza la tormenta, o mejor dicho la tortura.

Nunca me ha gustado la lluvia.

Llueve y el cielo truena, se desbarata, se deshace, se rompe, se destroza y todos los sinónimos que le quieran poner a esto. Siento como si viviéramos una pesadilla y me sigo preguntado dónde quedaron los días de sol.





Ayer me hablaron para preguntarme si me podían dar unas fotos de El Bejuco, resulta que también los tienen abandonados y no llega la ayuda oficial, perdieron todo en El Bejuco, el puente de Coyuca de Benítez sí está destrozado, no como el de Peta, aunque los daños a las casas son de la misma dimensión, el panorama se ve desolador en cualquier comunidad que se antoje, no hay esperanza, y no sé cuánto vaya a tardar esto. 


Dicen los de El Bejuco que nunca, desde el Tara se había visto algo así, bueno, eso dijo Lola Benítez, que desde el Tara no vio desastre natural tan grande, ahora lo ha visto, ahora todo se perdió.

Insisto en que la información está llegando a cuenta gotas.

Y sigue tronando, qué tristeza.

………………………………………………


12


23 de septiembre. Parece que las cosas amanecieron calmadas, aunque las quejas por la falta de atención en varias comunidades siguen siendo las mismas. Ayer las del mercadito me reportaron que en Barrio Viejo y Barrio Nuevo (Azueta) no llega el apoyo y hay personas que lo perdieron todo, igual en San Jeronimito, que también dice Esmeralda que no tienen comida y han visto en el río muertos (Entiéndase cadáveres), pero habrá que ir a darse la vuelta.

Ayer el profesor Félix me contó que su familia en San Jerónimo (municipio de Benito Juárez), perdieron todo y que fue un sobrino suyo a llevar cajas de despensa para sus parientes, los iban a esperar en el Oxxo, y cuando llegaron su sobrino no estaba y la gente se empezó a acercar, dice que fue bueno no abrieran la camioneta para que la gente no viera las cajas, de lo contrario la desesperación hubiera ganado y les hubieran arrebatado todo.


Al final, llevaron las cajas hasta la casa del sobrino y ahí las dejaron.
…………………………


Sigue brotando la información a cuentagotas, y conforme pasan los días apenas se ven los resultados de Manuel, ayer vimos al tesorero ejidal de Barrio Nuevo, súper desesperado porque no tienen ayuda y no tienen agua, aunque esa es la misma problemática desde hace meses en Zihuatanejo, o mejor dicho, desde hace años.

También la gente de Coahuayutla permanece incomunicada por la carretera, que de por sí, estaba en malas condiciones porque mientras más pasan los presidentes, menos atención le ponen a las comunidades marginadas de Guerrero. Y están sin víveres.


Lo mismo en la Sierra de Vallecitos, en Real de Guadalupe, que según comentan no ha llegado la ayuda, aunque según la página del Ayuntamiento de Azueta sí se están repartiendo las despensas, habrá que constatarlo.

……………………………………………………………..Lo que no viene no va…



15


25 de septiembre. Ya pasan de diez días que fue la tormenta, y siento como si la historia de Guerrero, la histeria, se dividiera en un antes y un después de la tormenta Manuel, todo se trastornó, la vida política del estado, no hay marchas ni plantones, o bueno, sí, los  reclamos porque la ayuda no llega.

Aunque debemos ser honestos, las malas condiciones y la burocracia no permiten lleguen los apoyos a todo el estado, casi todas las carreteras están amoladas y hay lugares donde no llegan ni los helicópteros debido al clima, a los vientos fuertes y la neblina, según me explicaba Bernardo Solís Radilla, como la sierra de Vallecitos.

Pérdidas que ascendieron a más del 80 por ciento tanto en los ejidos de la parte costera como son Barrio Nuevo, Buena Vista, Zihuatanejo, La Correa, Pantla y Barbullillas ya que la crecida de los ríos en Azueta se llevó todos los cultivos, incluso al mar.


Todos los caminos que unían a las comunidades como San Antonio, Bálsamo, Mesa de Bravo, Rabo de Iguana, San Ignacio, San Rafael, Chaveta, Siempre Viva, Plan de los Hernández, Zacatlán, Filo de Caballo, Las Ollas, El Montor, Zihuaquio, La Cuchara y Zumatlán son las más afectadas ya que se encuentran con las vías destrozadas y los campesinos han tenido que bajar a pie, ya que ni las cuatrimotos pueden acceder.


En total un 80 por ciento de producción se perdió y son 18 ejidos afectados por el desastre que marcó Guerrero.

También Osorio Chong y Peña Nieto ayer lo dijeron, aunque esos da asco su discurso.

Honestamente extraño la vida política de la entidad, que la gente marche, que se hagan plantones, que haya gritos exigiendo justicia, que la CETEG nos recuerde que ahí está, que el Cecop mande invitaciones de foros, todo se dessfocalizó, hasta el tema de las autodefensas y los desplazados por la violencia se invisibilizó.


Los diarios y redes sociales, los blogueros, los articulistas, los columnistas, los reporteros y todos no dejamos de hablar del desastre, no hay un solo día desde hace más de 10 días en que no hablemos de muerte, desesperación, fetidez, hambre, llanto, niños hambrientos, huérfanos, desaparecidos, entierrados, enterrados, incertidumbre, impotencia, coraje y dolor.
Sólo hablamos de eso.

Dice Cristián que ahorita eso es lo que interesa lo sé, pero no lo acepto, no acepto sean las cosas así, no acepto que vivamos destrozados por un huracán que ni margen dio a defendernos.

Muchos dormían cuando todo pasó o celebraban, así como el hijo de puta (Con perdón de las putas) de Aguirre, que mientras todos morían ahogados, el señor se ahogaba de borracho en un festín burgués con el perro mayor, el Figueroa y todos los cerdos caciques que han jodido la entidad.

No lo acepto, no lo puedo aceptar ni ahora ni en mucho tiempo…


Ahora la gente en Zihua sólo habla de que no se dan despensas, que no se dan apoyos, que la comida escasea, que el turismo se debe reactivar y se debe mostrar que Zihuatanejo está en pie, que los piperos abusan y cobran el agua a su antojo, el proselitismo que se está haciendo con la ayuda oficial, sólo se habla de eso, hasta el tema del parque lineal lo hemos dejado de lado con los reporteros.

Es sólo contabilizar daños, desaparecidos, muertes, todo se reduce a eso.

Y para colmo, el Sistema Meteorológico Nacional ya alertó de que se está creando otro huracán que afectará costas de Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Jalisco y Colima. Y no ha dejado de llover al menos dos veces por día.


Debería parar de escribir, pero me siento con la necesidad de decir lo que desde hace días sufre Guerrero, sólo desolación y los problemas obvios de marginación, olvido, pobreza, desabasto, falta de caminos, de escuelas, médicos, clínicas, se hacen más notorios después de la tormenta Manuel, son los días después de Manuel.

Cuanta tristeza siente el alma.


11 de la mañana. Me vuelve a decir Esmeralda de su rancho, de Peta (tlán), de Corrales, que están atrapados en medio de dos arroyos, en la Sierra de Petatlán “no se le puede llegar por ningún lado a ese lugar, a ese y al Durazno, pero a ver Jorge Ramírez –el alcalde- no hace caso de su gente, él está pensando en los billetes que se le están yendo”.

Las gotas de información de la situación apenas llegan, acaba de mandar Ray del CCTI la infor, lo mismo, casas desgajadas y desolación, abandono.

Maldita sea, ya va a comenzar a llover...................

"Son pasaditas, hay que esperarnos a lo bueno (...)"


Fotos: Cortesía de Alexander Fleming Smith

@Angel_Smiith



 Licencia de Creative Commons
Los días después de Manuel 3era parte by Hercilia Castro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Nessun commento: