mercoledì 14 agosto 2013

Pintan el mural Alasraíz en Zihuatanejo como símbolo de armonía social

Hacen el trabajo niños de varias ciudades de Guerrero, quienes ven el arte como un instrumento para reconstruir el tejido social

Pintan el mural Alasraíz en Zihuatanejo como símbolo de armonía social

HERCILIA CASTRO (Corresponsal)
Zihuatanejo, 13 de agosto. La convivencia y el arte como forma de armonía social, fue uno de los puntos en los que coincidieron algunos de sus coordinadores, en el mural Alasraíz convocado por la Secretaría de Cultura que se pinta desde el fin de semana.
El coordinador de la región Acapulco, el pintor Gerardo León Naranjo, expresó que al arte no lo quisiera llamar un arma, “pero sí es un instrumento que sirve para darle a los niños y los jóvenes la forma de expresar todo eso que está reprimido, todo esto que está en la sociedad y que sí les afecta, creo que el arte sirve para poder expresar y creo que sí le sirve a los niños”.
Consideró que el arte sirve como una reconstrucción del tejido social en la medida en que enfoca a los niños y los jóvenes en actividades creativas “y al ser creativas de lo que se trata es de crear, no de destruir”.
“Entonces hay veces en que vemos que estamos en una sociedad donde se trata de destruir y la envidia y el egoísmo es lo que predomina, entonces el arte viene a contribuir a que en esta situación los niños se expresen por medio del color, en este caso, las artes plásticas”, dijo.
Por su parte, el artista Julio Wong, coordinador de la región de Azueta y de Cuajinicuilapa, manifestó que “no sería tan osado decir que el arte puede ser un arma que salva, pero sí es un instrumento de creatividad que sirve, sobre todo en los niños y eso es lo que busca Alasraíz”.
Consideró que Guerrero es un estado folclórico donde predomina el color, la destreza y la habilidad artística, que son cualidades natas en los guerrerenses; “vivimos en un estado muy rico en color, en olores, tradiciones, creo que ya es nato el arte en los guerrerenses, tenemos el caso ahí de Olinalá que ya es patrimonio histórico de la humanidad”.
Desde el pasado fin de semana, niños de Acapulco, Zihuatanejo, Xalitla, Ajuchitlán, Iguala, Cuajinicuilapa y Olinalá se dieron a la tarea de pintar los oficios de sus comunidades, aunque resaltó la ausencia de los niños de Cuajinicuilapa que sólo mandaron el boceto de su mural, debido a pugnas internas, razón por la cual no estuvieron.

Nessun commento: