venerdì 31 maggio 2013

Comunicado del PDPR-EPR al Magisterio agrupado en la CNTE

AL MAGISTERIO DEMOCRATICO AGRUPADO EN LA CNTE
A LOS ORGANISMOS DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS NO GUBERNAMENTALES
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
AL PUEBLO DE MEXICO

¡HERMANAS, HERMANOS, CAMARADAS!

La lucha del magisterio democrático en el plano nacional es parte del conjunto de la lucha que emprende el pueblo trabajador en defensa de sus derechos y la legitima exigencia de solución a las demandas escamoteadas por el poder burgués, representa los anhelos de los oprimidos y los marginados que una vez más se les negará el derecho a la educación.

El magisterio democrático siempre ha estado acompañado en su lucha por padres de familia, pueblos enteros y personalidades progresistas porque defiende los derechos y conquistas laborales de los trabajadores de la educación, así como de otros sectores populares a quienes el gobierno en turno les niega derechos constitucionales. Para el Estado mexicano y los grupos empresariales ese es un delito a perseguir.

Desde que surge la CNTE como organización alternativa al sindicalismo oficial dentro del SNTE, ha enarbolando los derechos laborales, sindicales de los trabajadores de la educación y en defensa de la educación pública, los militantes de la coordinadora por mandato del Estado han sido objeto de parte de la cúpula charra de acoso político, calumnias a través de los medios masivos de comunicación e instituciones gubernamentales.

Acciones perversas preparadas y ejecutadas en contubernio entre de la junta administrativa en turno y los medios de comunicación de la oligarquía que preparan el terreno para llevar acabo la represalia política y la represión que se concreta en la retención y suspensión del salario, la perdida injustificada de la fuente de trabajo, hasta llegar al encarcelamiento y asesinato político, al deleznable crimen de la tortura y la desaparición forzada, violencia institucional que es instrumenta mediante prácticas fascistas con fines de desarticular el sindicalismo independiente.

La actual lucha que ha emprendido el magisterio democrático, es una lucha de todos nosotros, es decir, de todo el pueblo trabajador en tanto que luchan por la defensa de la educación pública, el derecho al trabajo digno y por la defensa del sindicalismo independiente que en los hechos es el genuino representante y defensor de la clase trabajadora, caso contrario son los sindicatos charros que representan y defienden los intereses patronales y gubernamentales a nombre de los trabajadores.

Quienes se agrupan en la CNTE, han luchado y luchan por todos los trabajadores de su gremio, décadas de combativa resistencia y organización consecuente cuyos triunfos han beneficiado sin distinción a todo el conjunto del SNTE sean democráticos, institucionales, e incluso a sindicatos estatales que van en la lógica de la atomización del sindicalismo nacional e independiente.

La intensificación de la campaña mediática de linchamiento político y represión contra los trabajadores de la educación en lucha, desde los monopolios de la comunicación y la persecución judicial exigida desde las altas esferas empresariales, es la única respuesta del gobierno antipopular ante las justas demandas del magisterio democrático y el pueblo que lo acompaña en la lucha.

Destacan en esta campaña de desprestigio contra el movimiento magisterial-popular, los juicios inquisitorios y opiniones por consigna gubernamental de analistas y comentaristas del duopolio televisivo, que mediante el veneno mediático que supura buscan y rebuscan, dolosa y policiacamente vínculos, cadenas y participación inexistentes ya sea con el crimen organizado o con el movimiento revolucionario con el fin de justificar el terrorismo de Estado contra un movimiento magisterial-popular que desarrolla la crítica en ámbito de los marcos constitucionales, si la lucha se vuelve explosiva es responsabilidad única y exclusiva del gobierno estatal y federal que desbordan autoritarismo y la defensa proempresarial a priori.

Táctica contrainsurgente que criminaliza a los luchadores sociales, la protesta popular y la lucha armada revolucionaria por medio de un estado de derecho oligárquico, para el que cualquier crítica y manifestación que atente contra sus mezquinos intereses se judializa, criminaliza e incrimina con la finalidad de justificar prácticas aberrantes que atentan contra la vida y la dignidad de todos aquellos que luchamos contra el régimen opresivo.

Las detenciones de profesores en Guerrero; la campaña de linchamiento, la detención-desaparición temporal y encarcelamiento de profesores y activistas en Oaxaca; el hostigamiento incriminatorio contra manifestantes del magisterio democrático, el movimiento estudiantil-popular en Michoacán; la campaña de tergiversación y deslegitimización de la lucha estudiantil en el DF desde el Estado; y la actual ofensiva represiva en Chiapas contra el movimiento campesino-indígena, obedece a un mismo método represivo, el terrorismo de Estado, que incrimina desde un estado de derecho oligárquico para intentar someter e inhibir por medio de prácticas fascistas el descontento y la protesta popular.

La detención de profesores y activistas políticos en el estado de Oaxaca, presentados como presuntos secuestradores, es la contestación autoritaria del Estado a las justas demandas del movimiento magisterial-popular, cuyo objetivo es doblegar y obligar a la sección XXII del SNTE a ponerse de rodillas en la mesa de negociaciones, una vez “vencidos” y “divididos” por el desgaste de diálogos infructuosos y terrorismo de Estado como la forma de terminar con el repudio combativo de la disidencia magisterial democrática a la imposición de una reforma educativa neoliberal, que solo un retrograda o una mente inquisidora no acepta que afecte derechos laborales y niega derechos constitucionales al pueblo.

Desde donde se analice, nos enfrentamos como pueblo y magisterio a detenciones extrajudiciales y por tanto anticonstitucionales, violatorias de todo derecho humano; juicios sumarios desde la PGR y los monopolios de la comunicación; a la detención-desaparición temporal y los tormentos físicos y psicológicos de los detenidos; y a una campaña de desprestigio y linchamiento político-mediático, para deslegitimar la lucha del magisterio democrático, para justificar nuevas detenciones y la represión generalizada.

Los que por convicción callan y respaldan estas prácticas de gobernar profascistas, los que exigen su generalización, al igual quienes perversamente insisten en buscar vínculos guerrilleros con el magisterio y los detenidos en Oaxaca, son protagonistas activos de la contrainsurgencia y en el cumplimiento de la consigna patronal-gubernamental.

El magisterio democrático nacional no está solo, hay un pueblo en lucha que lo acompaña, lucha que es un compromiso de todos los explotados y oprimidos; como pueblo tenemos que resolver la realidad de coordinar la defensa de derechos e intereses populares de manera unida, organizada y combativa; no hay lugar para la desesperanza, para la desesperación, para la incertidumbre y mucho menos para la inactividad política por miedo. Es tiempo de seguir manteniendo en alto las banderas del sindicalismo independiente, de la defensa de la educación pública, del derecho al trabajo y a la vida; es tiempo de unificar y generalizar las acciones políticas de masas.

¡A DESENMASCARAR EL CARÁCTER REPRESIVO DEL GOBIERNO PEÑISTA!
¡A ORGANIZAR LA SOLIDARIDAD CON EL MAGISTERIO DEMOCRÁTICO!
¡A EXIGIR LA LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS!
¡POR LA PRESENTACIÓN CON VIDA DE TODOS LOS DETENIDOS-DESAPARECIDOS DE AYER Y HOY!

¡POR LA REVOLUCION SOCIALISTA!
¡VENCER O MORIR!
¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!
¡RESUELTOS A VENCER!
¡CON LA GUERRA POPULAR¡
¡El EPR TRIUNFARA!

COMITÉ
DE
PRENSA Y PROPAGANDA
DEL
PARTIDO DEMOCRÁTICO POPULAR REVOLUCIONARIO
PDPR

Año 49.

República mexicana, a 30 de mayo de 2013

Nessun commento: