domenica 17 febbraio 2013

Mantienen retén pobladores de la Bonfil por irrupciones de la PF


Denuncian vecinos y restauranteros abusos de la policía federal y detenciones arbitrarias

Mantienen retén pobladores de la Bonfil por irrupciones de la PF

Sin órdenes de cateo, efectivos entran en las casas y amenazan a sus habitantes, se quejan
HÉCTOR BRISEÑO
Habitantes y restauranteros de la colonia Alfredo Bonfil, en la zona oriente de Acapulco, viven entre el miedo y la sicosis ante posibles nuevas irrupciones de la Policía Federal a sus casas, por lo que advirtieron que mantendrán un puesto de vigilancia en el área para impedir nuevas detenciones ilegales de familiares y abusos.
Los relatos de arbitrariedades en el lugar por autoridades federales surgieron a partir del 24 de enero, cuando policías federales detuvieron sin orden de aprehensión a siete hombres y a una mujer, a quienes inculparon por secuestro.
Posteriormente, de acuerdo con testimonios, antes de la medianoche del 11 de febrero, decenas de policías federales, a bordo de camionetas y vehículos diversos, llegaron al poblado de la Bonfil, donde irrumpieron en viviendas sin órdenes de cateo ni aprehensión, y se llevaron consigo al menos a dos jóvenes. Afectados señalaron que también hubo allanamientos en viviendas de Plan de los Amates.
Al día siguiente, habitantes de la Bonfil bloquearon durante nueve horas la avenida costera Miguel Alemán para exigir a las autoridades la oportunidad de ver a sus familiares detenidos; horas después, durante la noche, instalaron un retén frente a su poblado, para evitar allanamientos de policías federales.
Casi una semana después, lugareños explicaron que continuarán con el puesto de vigilancia sobre el bulevar de Barra Vieja, pues expresaron que sienten temor de la Policía Federal.
Restauranteros lamentaron que las ventas se hayan ido a la baja por las noticias negativas, a partir de 4 de febrero, cuando seis turistas españolas fueron agredidas en San Andrés Playa Encantada, a 15 minutos del lugar.
Madres de familia de la colonia Alfredo Bonfil consultadas por La Jornada Guerrero, subrayaron que “vivimos con demasiado temor, esa es la verdad; tenemos miedo que los policías lleguen en cualquier momento, el lunes pasado tiraron puertas, se metieron y sometieron con groserías y violencia a todas las mujeres de la casa”.
Los relatos
Describieron que debido al temor de ser detenidos, algunas familias y jóvenes han decidido dormir en el retén, del que todos los habitantes se mantienen al pendiente de cualquier intento de los federales de ingresar a la colonia, desde la media noche hasta las 8 horas, pues comentaron que les temen más que a los delincuentes.
En el patio de una casa de la calle Cuauhtémoc, cuatro mujeres lloran.
Al ser abordadas, señalaron que policías federales se llevaron a sus esposos y hermanos.
“No nos han dejado ver a mis dos hermanos, no nos dicen de que los acusan, nada más se los llevaron así; nosotros somos gente humilde, ya tenemos miedo de dormir y de ir a la casa, nos quedamos en la calle, no se vale vivir así”, relató María Mariche Candela, quien indicó que su vivienda en Plan de los Amates fue allanada el 11 de febrero y federales se llevaron consigo jugos, galletas, refrescos y dinero.
“Si yo tuviera las posibilidades económicas me iba de la Bonfil, si el gobierno quiere que abaratemos para que ellos compren, le dejo mi propiedad a cambio de mi estabilidad emocional; hay gente con la que no podemos pelear y tenemos que agachar la cara porque somos mexicanos, porque si fueran franceses o portugueses nada les harían”, manifestó Carmen Añorve Campos, quien relató que federales amenazaron con lujo de violencia a una joven con bebé en brazos si no les decía el paradero de su esposo, además de golpear a su hijo en la boca y ordenarle que se pusiera de rodillas como un criminal.
“Si a mí me llegan y me dicen que mi hijo es culpable con las pruebas yo misma se los entrego, pero que no tengan a la gente atemorizada, están actuando de forma ilegal”, reclamó una mujer que pidió omitir su nombre, pues señaló que la vida ha cambiado para todos en el sitio.
Pobladores del lugar recordaron que en octubre, noviembre y diciembre la colonia vivió momentos difíciles por la inseguridad, pues “nos traían como cuche en callejón”.
Relataron que había robos e incluso casos de violación, que mantuvieron a los habitantes en la angustia, por ello manifestaron que están de acuerdo en que la autoridad investigue y capture a delincuentes, pero sin atropellar las garantías individuales.
El presidente de la Asociación y Prestadores de Servicios Turísticos de Playa Bonfil Diamante, Sergio Mejía Vargas, explicó que residentes del lugar han entablado contacto con la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (Upoeg) para establecer un comité de autodefensa ciudadana para salvaguardar la integridad de locales y turistas.
Manifestó que “la vigilancia de vecinos sigue por temor a que la autoridad federal, estatal, ministerial o municipal vengan a sacar de sus casas a los jóvenes, como prestadores de servicios turísticos no nos oponemos a que se haga una verdadera investigación, pero no lo que están haciendo, que llegan a media noche a irrumpir los domicilios, alterando el orden, pegándole a sus habitantes”.
En cuanto a la vigilancia ciudadana, expresó que “pensamos que valdría la pena conformar una policía comunitaria aquí en la Bonfil para salvaguardar la seguridad de los turistas y de los mismos pobladores”.

http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2013/02/17/index.php?section=politica&article=003n1pol

Nessun commento: