giovedì 31 gennaio 2013

Sale de la cárcel de Zihuatanejo el profesor confundido con plagiario


Dan emotiva recepción a Josué Edwin Figueroa Ramírez

Sale de la cárcel de Zihuatanejo el profesor confundido con plagiario

HERCILIA CASTRO ( Corresponsal)
Zihuatanejo, 30 de enero. Después de permanecer casi una semana en el penal de este municipio, acusado de secuestro por “una confusión” de la Policía Investigadora Ministerial (PIM) y remitido a ese centro, ayer alrededor de las 8 de la noche fue liberado el profesor Josué Edwin Figueroa Ramírez.
Fuera, desde las 19 horas, lo esperaba su esposa, Sobeida Alvarado Martínez, lo que hizo un emotivo encuentro con lágrimas de alegría y besos, así como porras y Mañanitas de cientos de comuneros de Joluta y de sus alumnos.
Con incertidumbre, cerca de las 7 de la noche, su esposa y padres aguardaron su salida. Al salir, como en el final de una película romántica, los esposos se abrazaron en medio de lágrimas y fotos de los reporteros.
Al frente, niños y comuneros de Joluta comenzaron a cantarle las Mañanitas porque el 24 de enero cumplió 31 años, mientras que sus hijos Joshuana y Josat cumplieron un año de edad el 27. Todo mientras estaba encerrado.
En breve entrevista, expresó que se sentía orgulloso de pertenecer a una familia con valores y ser parte del magisterio.
“Esto me impulsa a dobletear mi trabajo, por mi familia, mis comunidades, mis alumnos; quiero resaltar que todo fue un mal entendido y yo siempre fui inocente; desgraciadamente, a veces culpan a inocentes de ciertas canalladas que están haciendo otros”, resaltó.
Figueroa Ramírez pidió que las autoridades sean profesionales al hacer las investigaciones “para que no vuelva a suceder esta situación que daña a personas trabajadoras, inocentes”.
Mientras avanzó a la avenida, una de sus alumnas con síndrome de Down se volcó en abrazos y llanto, lo que causó llanto en Figueroa Ramírez.
Los perdono
A la pregunta de si guarda resentimiento por el abuso, dijo: “No; crecí en una familia espiritual; yo los perdono, pero que no vuelvan a hacer esto con gente inocente”.
Los comuneros de Zorcúa, Petacalco y Joluta se volcaron en llanto y abrazos. “Qué más puedo decir, con lo que se demuestra hoy”, dijo él.
Por su parte, su padre, Demetrio Figueroa Ramírez, señaló que falta capacitación a las fuerzas policiacas, pues así como su hijo, hay muchos inocentes en los reclusorios.

http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2013/01/31/index.php?section=politica&article=004n2pol

Nessun commento: