domenica 2 dicembre 2012

COMUNICADO CON MOTIVO DEL 38 ANIVERSARIO DEL ASESINATO DEL COMANDANTE LUCIO CABAÑAS BARRIENTOS


COMUNICADO CON MOTIVO DEL 38 ANIVERSARIO DEL ASESINATO DEL COMANDANTE LUCIO CABAÑAS BARRIENTOS

Hoy cumplimos 38 años con la ausencia del Comandante Lucio Cabañas Barrientos y las demandas y luchas populares en marcha en toda la entidad, parecen tenerlo más presente que nunca. Las luchas por los derechos laborales, la educación, la salud, la vivienda, la producción y el trabajo, en defensa de los recursos naturales, por la seguridad pública, contra la represión y la impunidad y por la justicia mantienen su querida presencia en nuestra conciencia y en nuestro corazón.

Hace 38 años, con su asesinato por parte de elementos del Ejército Mexicano, se intentó poner fin a los movimientos armados en Guerrero y México, cuyas causas persisten a través de los años e incluso se agravan con la implementación de las políticas antipopulares, las contradicciones propias del sistema capitalista y las consecuencias negativas de la globalización.

La criminalización de luchadores sociales y otras prácticas represivas como las detenciones arbitrarias, las amenazas, intimidaciones, agresiones, ejecuciones y desapariciones forzadas, siguen acompañado a los movimientos sociales en Guerrero y México, lastimando profundamente el tejido social, al mismo tiempo que se fortalecen las figuras autoritarias de narco caciques y políticos, quienes actúan impunemente violentando la vida social de comunidades enteras. Tan sólo durante el periodo conocido como La Guerra Sucia, entre los años sesenta y setenta, fueron desaparecidas más de 1 300 personas en todo México, más de 400 casos se registraron en Guerrero, precisamente en la región de Atoyac, tierra natal de Cabañas; el caso más conocido es el de Rosendo Radilla Pacheco. Hoy, la absurda guerra del Estado mexicano en contra del pueblo bajo el pretexto del combate al narcotráfico, ha dejado una cantidad de muertos y desaparecidos mucho mayor tan solo en nuestra entidad.

La violación constante de los derechos humanos y la falta de acceso a la justicia, se reproducen actualmente de manera masiva, la impunidad como un denominador común en todos los casos, ha permitido a las autoridades, adjudicarle un enorme número de delitos al crimen organizado, evadiendo de esta manera las responsabilidades de los gobiernos estatales y federal para con la ciudadanía. El trato a las familias de las víctimas es denigrante, no hay justicia para las víctimas ni castigo a los culpables.

El engaño y la represión, como parte de la política gubernamental para acallar y neutralizar las demandas sociales, establece condiciones extremas en las que la lucha civil y pacífica se torna insuficiente y la acción directa y autodefensa se van convirtiendo en opciones casi obligadas para tratar de conservar la vida y preservar los derechos humanos. La utilización del Ejército Mexicano en supuestas tareas de seguridad, además de violentar constitucionalmente las funciones de esa institución, la desprestigian al manchar de sangre la imagen de quienes supuestamente se encargan de mantener la paz en nuestro país.

Por ello, nos pronunciamos en contra de la violencia instaurada como una dinámica en la que la sociedad entera se ve obligada a sobrevivir; reivindicamos los ideales de Lucio Cabañas Barrientos de una sociedad justa, expresados en el Ideario del Partido de los Pobres, en base a la construcción de autonomías que establezcan las bases de una nueva sociedad justa, equitativa e igualitaria y una Patria independiente que garantice el bienestar de los trabajadores del campo, la ciudad, el mar y el pueblo en general.

Exigimos a los gobiernos de Guerrero y México, la desmilitarización del país, especialmente de las comunidades indígenas, además de investigaciones exhaustivas que permitan poner fin a la impunidad en los casos de violaciones de derechos humanos. Insistimos en la necesidad de una intervención justa y urgente en la Sierra de Guerrero, además de la aplicación y respeto total de los tratados, convenciones, protocolos y demás instrumentos en materia de derechos humanos, signados por el Gobierno Mexicano.

En éste 38 aniversario del asesinato del Comandante Lucio Cabañas Barrientos, alentados por su ideario político y en el marco del inicio de un terrorífico sexenio encabezado por el PRI y el contubernio de todos los partidos oficiales, llamamos a todos los guerrerenses a concentrar nuestro descontento y decisión de lucha por la solución de nuestros problemas, en el fortalecimiento y la construcción de organizaciones populares que luchen por una vida digna, por construir nuestras propias alternativas de salud, justicia, democracia, trabajo, libertad, seguridad pública y alimentaria en nuestros pueblos, colonias y comunidades, a superar diferencias secundarias ante nuestro enemigo principal, a desarrollar la solidaridad como principio, a erradicar de nuestras filas a quienes dividen, sectarizan y liquidan nuestras organizaciones y a avanzar construyendo fuerza social hasta cuando los mexicanos seamos libres de decidir nuestro destino y capaces de construir un poder popular en un mundo realmente libre, con otra forma de hacer política donde no haya privilegios, donde el pueblo mande e instale un gobierno que obedezca.
Porque como lo expresó el Comandante Cabañas: ¡Sólo el Pueblo salva al Pueblo!


Atentamente.

TALLER DE DESARROLLO COMUNITARIO A.C.
                                                 

Chilpancingo, Gro. a 2 de diciembre del 2012


Nessun commento: