giovedì 15 novembre 2012

Sin incidentes, marchan alumnos de la normal de Ayotzinapa en la capital


Paran labores en el Congreso y el Palacio de Gobierno; un helicóptero de la PF los vigiló

Sin incidentes, marchan alumnos de la normal de Ayotzinapa en la capital

Acusa la dirigencia estudiantil al gobierno estatal de generar sicosis con las extremas medidas de seguridad
MARGENA DE LA O
Chilpancingo, 14 de noviembre. La marcha de Ayotzinapa de hoy fue distinta a la que previeron el Ejecutivo y Legislativo eseatales: sin incidentes.
En el techo Congreso del Estado, escenario de la represión de un día como hoy pero en 2007 contra los normalistas rurales que exigían plazas y respeto a la licenciatura de Educación Primaria, había varios policías antimotines, ningún trabajador; las labores las suspendieron desde ayer. Tampoco en Palacio de Gobierno trabajaron.
Un helicóptero de la Policía Federal (PF) sobrevoló el contingente de la marcha hasta el Congreso local.
En los cuatro años anteriores para conmemorar la represión del 14 de noviembre, nunca se habían suspendido las labores en las sedes de los dos poderes.
El dirigente estudiantil de Ayotzinapa, Diego Castro Domínguez, en sus discursos en cada sede, acusó al gobierno de Ángel Aguirre Rivero de pretender generar sicosis con esas medidas de seguridad, para hacer ver a los normalistas como violentos.
Consideró un exceso para una marcha pacífica, porque aun cuando fue para exigir justicia por el asesinato de sus compañeros Gabriel Echeverría de Jesús y Jorge Alexis Herrera Pino, ocurridos el 12 de diciembre pasado en la autopista del Sol, aseguró, no salió de ese esquema.
Casi a las 8 de la mañana, una comisión de normalistas avisó por las estaciones de radio XEUAG, ABC Radio, y Radio Capital que la movilización así sería. Solicitaron el espacio a las empresas radiofónicas, y accedieron a dárselo, según comentó Celso Salado, uno de los egresados de la generación reciente.
“¡Aleeeeerta!, ¡Aleeeeerta!, alerta que camina, la lucha guerrillera en América Latina!”, fue la indicación para partir del museo La Avispa, a las 11:30 horas.
A los normalistas de Ayotzinapa lo acompañaron comisiones de otras normales rurales del país que crearon la FECSM (Federación Estudiantil Campesina Socialista de México), Atenco, #YoSoy132, de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) y egresados y padres de familia de Ayotzinapa.
El contingente pasó por los lugares previstos. En el Palacio de Gobierno sólo se asomaban los policías que cuidan la entrada para que nadie pasara. “¡Pobre policía, qué lástima me das, porque teniendo tú las armas, no puedes protestar!”, se escuchó en un espacio de los 10 minutos que los marchistas pararon en ese lugar.
Los padres de familia marcharon dispersos. Uno de ellos llevaba una cartulina en la que se leía: “Ángel Aguirre es el responsable de lo que les pase a nuestros hijos”. Al preguntarle a ese padre que se hizo toda la marcha aún con su dificultad para caminar por su discapacidad en la pierna derecha, por qué la acusación, comentó que no fue fortuito la agresión y detención de los cinco normalistas en el camino a Tlacotepec el sábado pasado, y tampoco lo era que cercaran congreso con antimotines.
Hombres y mujeres con chalecos blancos a los costados de los marchistas llamaron la atención. Eran observadores de la Comisión Estatal de Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum) para cuidar que no se violaran garantías individuales de los normalistas, dijeron.
De camino al Congreso local pasaron por Casa Guerrero, de lado de puerta 1, donde pintaron unas consignas y agitaron una puerta, también por la sede de la Policía Federal, donde pararon uno minutos.
“Esos son, esos son, los que chingan la nación”, gritaron los normalistas novatos de Ayotzinapa (conocidos por la cabeza rapada) señalando la sede de la policía. Otros estudiantes pintaron en las paredes blancas frases de protesta: “Ayotzi vive”, y “12 de diciembre no se olvida”. Los reporteros de Comunicación Social del gobierno estatal que cubrían la marcha, tomaron nota y filmaron todos los detalles de eso.
Castro Domínguez dio su primer discurso: “esta marcha es pacífica, no como la que se ha encargado el gobierno del estado de difundir, diciendo que íbamos a hacer desmadres, ¡No es así! Queremos hacer notar que aún no se cumple un año de la masacre de nuestro compañeros, y exigimos justicia, esclarecimiento de los hechos y que ´por fin se hagan valer los derechos humanos en Guerrero”.
Antes de llegar al Congreso, la marcha pasó por avenida Lázaro Cárdenas, en el trayecto de ciudad universitaria de la UAG, de ahí se vio las espaldas del recinto legislativo, y policías antimotines en la azotea. El helicóptero de la PF, se mantuvo sobre ellos en ese tramo.
Los normalistas respondieron con consigna: “y la gente se pregunta, y éstos quiénes son: somos estudiantes que exigimos solución”. Ya frente al Congreso local, por un breve espacio los estudiantes exigieron justicia por el crimen de los dos normalistas asesinados, demanda en la que, advirtieron, no claudicarán, y cese del hostigamiento contra los estudiantes.
Antes de partir al zócalo, donde terminaron la marcha con un mitin, Castro Domínguez, informó que los cinco normalistas detenidos por la PF el sábado pasado ampliaron su denuncia ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos para dejar asentado que en Guerrero se siguen violando las garantías individuales de los normalistas rurales, y organismos internacionales se pronuncien contra el gobierno.

http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2012/11/15/index.php?section=sociedad&article=005n1soc

Nessun commento: