lunedì 24 settembre 2012

Se suman ONG a la defensa de los seis universitarios detenidos


Exigen investigar y castigar a los policías federales que los capturaron y torturaron

Se suman ONG a la defensa de los seis universitarios detenidos

La Red Guerrerense, el Centro Morelos y el Colectivo Contra la Impunidad dan su solidaridad
CITLAL GILES SÁNCHEZ ( )
Chilpancingo, 22 de septiembre. Organizaciones defensoras de derechos humanos exigieron a las autoridades federales poner en libertad a los seis estudiantes de Medicina Veterinaria e investigar a los policías federales que los detuvieron, para que se les castigue conforme a la ley.
La Red Guerrerense de Organismos Civiles de Derechos Humanos, el Centro Regional de Defensa de los Derechos Humanos José María Morelos y Pavón y el Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad respaldaron y dieron su solidaridad a los jóvenes Jesús Antonio Moreno Román, de 21 años; Juan Andraca Escalante ,de 21; Lucio Sandoval Molina, de 22; José Luis Dealmonte Díaz, de 21; Alan Francisco Alarcón García, de 20, y Ricardo Muñoz Arzate, de 20, todos estudiantes del tercer semestre de escuela de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UAG, con sede en Ciudad Altamirano.
Los estudiantes fueron detenidos el 13 de septiembre cuando regresaban del rancho de uno de sus profesores en la comunidad de San José Poliutla, donde fueron a una práctica escolar.
Cerca de las 9 de la noche, policías federales, de manera “indebida”, los detuvieron, “los golpearon y les sembraron armas y droga; además fueron torturados psicológicamente para que se declararan culpables de estar relacionados al crimen organizado y a la muerte de 16 personas aparecidas en una camioneta en Coyuca de Catalán el 10 de septiembre”.
Los representantes de los organismos civiles Raymundo Díaz Taboada y Manuel Olivares Hernández aseguraron que la Policía Federal “intenta fabricar culpables e involucrarlos en delitos que no cometieron”.
Por ello, externaron su indignación y remarcaron que se repiten violaciones a los derechos humanos, como detención arbitraria, tortura, incomunicación, violación del principio de inocencia y faltas al debido proceso legal de los detenidos.
Agregaron que actitudes de este tipo de los cuerpos policiacos ponen de manifiesto hasta dónde pueden llegar policías y militares “ante su incapacidad o miedo para enfrentar a la verdadera delincuencia organizada, prefiriendo detener gente inocente, y bajo tortura obligarlos a declararse culpables de delitos que no han cometido”.
Los activistas exigieron a las autoridades federales y estatales respetar el derecho a la presunción de inocencia que impone como obligación la práctica de un debido proceso, según los procedimientos que ordena la Constitución.
Además, exigieron que se respete la integridad física y psicológica de los seis detenidos y sus familiares y compañeros, pero sobre todo que sean inmediatamente puestos en libertad, pues argumentaron que no se debe comenzar un proceso judicial “cuando está viciado de origen y se han cometido graves violaciones a derechos humanos”.
De igual forma, pidieron que los policías federales que detuvieron a los jóvenes sean investigados, juzgados y castigados.

Nessun commento: