giovedì 27 settembre 2012

Repudian cetemistas la reforma laboral que discute el Congreso


Clausuran de manera simbólica la Junta de Conciliación y Arbitraje de Acapulco

Repudian cetemistas la reforma laboral que discute el Congreso

Los dirigentes estuvieron solos; los agremiados ”no fueron llamados para no entorpecer su labor”
FRANCISCA MEZA CARRANZA ( )
Líderes sindicales de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) clausuraron de manera simbólica las instalaciones de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) en Acapulco en rechazo a la propuesta de reforma presentada por el presidente Felipe Calderón Hinojosa y responsabilizaron a los legisladores federales del estallido social que podría ocurrir en caso de que se apruebe.
Los dirigentes llevaron tres banderas rojinegras: una colocada en el edifico, otra enfrente y una más para cerrar la calle Juan R. Cabrillo mientras efectuaron su mitin.
Al menos 30 secretarios generales de la CTM en Guerrero participaron en la protesta; aseguraron que los trabajadores no fueron convocados para no entorpecer sus actividades laborales.
El dirigente del Sindicato de Trabajadores de la Industria Hotelera y Gastronómica, Cantinas y Similares, Raúl Ramírez Gallardo, llamó a los legisladores a no ser “ingratos con los trabajadores” y a no ser agachados ante el presidente Calderón Hinojosa, ni ante el electo, Enrique Peña Nieto.
Aseguró que la reforma perjudicaría a los trabajadores en lo que hace a seguridad social y créditos para vivienda, y consideró que lo mínimo que pueden hacer ellos es oponer resistencia para que no se concrete y continúen con los derechos adquiridos en años anteriores con sangre, llanto y represión.
El dirigente de la sección 112, Rodrigo Ramírez Justo, criticó que las centrales obreras no hagan nada por sus agremiados y estén sólo en defensa de la no intromisión del Estado en sus cuentas, lo cual, consideró, sólo afectaría a las dirigencias nacionales.
“Mejor se las cambiamos: que revisen a los sindicatos, pero que dejen en paz a los trabajadores, que no les hagan daño a los trabajadores, pero que esas grandes centrales dejen de recibir el dinero del Estado, de los trabajadores; a esos que se revisen, a eso le tienen miedo las centrales, por eso nos han dejado solos a los trabajadores luchando”, reprochó.
Ante ello, llamó a la clase obrera a luchar porque son más que líderes nacionales; dijo que en la lucha no hay colores, sino derechos.
Denunció que el gobierno federal en funciones y el entrante pretenden dar un golpe de Estado a los derechos de los trabajadores, al igual que los diputados y senadores, que en campaña ofrecen garantías, beneficios y prestaciones a los trabajadores, pero cuando llegan al poder se les olvida.
“Así como nos dejan Acapulco, así nos van a dejar la ley que se reforma, hecha pedazos, pero contra nosotros; nos tenemos que unir con las demás centrales obreras; lamento mucho que la central (CTM) se quede agachada y no defienda esto que ella misma construyó”, dijo.
Los manifestantes estuvieron una hora en el lugar y aseguraron que esa fue la primera convocatoria que hicieron.

Nessun commento: