domenica 26 agosto 2012

ROSENDO RADILLA PACHECO, A 38 AÑOS DE SU DESAPARICIÓN FORZADA A MANOS DEL EJERCITO MEXICANO



Rosendo RADILLA PACHECO, viajaba en compañía de su hijo menor el 25 de agosto de 1974 y en un retén del ejército mexicano, que en esos días tenían las calles de Guerrero como cuartel, fueron bajados del autobús, junto con los otros pasajeros.

Era cosa normal que los bajaran una, dos tres veces, los revisaran, les quitaran sus pertenencias y los alimentos que llevaban, pues “estaba prohibido tener más comida de la que comieran al día”. Claro, ellos, los militares decidían cuanto maíz, azúcar, frijol o cualquier otra cosa, era suficiente para las familias en la sierra de Atoyac.

Rosendo padre componía corridos, cantautor, tocaba la guitarra, le cantaba a todo lo que acontecía. Le compuso a los maestros Lucio cabañas y Genaro Vázquez sus piezas, a quienes conoció desde muy jóvenes.

Cuando los guachos lo bajaron del autobús, lo separaron de los otros pasajeros, cuando todos iban subiendo le dijeron que él se quedaba ahí, detenido… Rosendo pregunto, que por que lo detenían? El militar le dijo que “por componer corridos”… Rosendo pregunto nuevamente, pues que es delito componer corridos? Pus no, pero mientras ya te chingaste le contesto el soldado.
Rosendo RADILLA PACHECO, fue líder social, fundador de organizaciones campesinas, de cafeticultores, impulsor del desarrollo de su pueblo y de su región, incluso fue presidente municipal. La población de Atoyac lo recuerda de una manera muy cariñosa, como benefactor, amigo y muy solidario.

Desde el día que se lo llevo el ejército al cuartel militar de Atoyac, ha sido buscado por su familia y amigos, quedando claro que en México no hay acceso a la justicia y que los militares pueden hacer lo que se les de la gana. Los soldados se lo llevaron, su hijo y otros pasajeros fueron testigos de ello. Muchos habitantes de Atoyac lo escucharon cantar sus corridos después de ser detenido al interior del cuartel, algunos incluso lo vieron, estando todos detenidos ilegalmente en esa cárcel clandestina, vigilada por militares. A Rosendo lo torturaban para que cantara sus corridos.

38 años han pasado y las autoridades responsables no informan se su paradero.

38 años hace que se inició, por su familia y amigos, el recorrido por todas las instancias de in-justicia mexicanas, locales, estatales, federales, denuncias públicas, manifestaciones, plantones en las oficinas públicas, marchas en las ciudades, ocupación de edificios públicos y hasta huelga de hambre al interior de la CNDH y las autoridades niegan su paradero.

La CNDH, lo reconoce como Detenido Desaparecido por el ejército mexicano, junto con otros cientos de habitantes de Atoyac, la Fiscalía Especializada para crímenes del pasado (FMOSPP) también los reconocen.

El presidente de la República mexicana en ese momento, Luis Echeverría Álvarez, jefe supremo de la fuerzas armadas, como lo es Felipe Calderón también, ordeno al secretario de la Defensa Nacional las desapariciones (y este ordeno a todo el ejército), es (son) autor (es) intelectual (es) de estos crímenes de lesa humanidad.

La familia Radilla Martínez, junto con AFADEM buscamos agotar las instancias nacionales y con el apoyo de la Comisión Mexicana se llevó el caso ante la Comisión Interamericana de DH, la cual al escuchar los argumentos del Estado mexicano, presento el caso ante la Corte Interamericana de DH. La Corte IDH, condeno al Estado mexicano por la Desaparición Forzada de Rosendo RADILLA PACHECO. Fue la primera vez en la historia mexicana que se lograba una sentencia condenatoria por Desaparición Forzada de Personas en contra del criminal Estado mexicano.

La histórica sentencia, se dio a conocer en diciembre de 2009 y a casi tres años, aun no hay respuesta de las autoridades sobre el paradero de Rosendo.

A 38 años de la Desaparición de Rosendo RADILLA PACHECO a manos del ejército y a tres de la histórica sentencia de la Corte IDH, Rosendo sigue Desaparecido.

¡No existe investigación verdadera! ¡No hay voluntad política de investigar el paradero de Rosendo ni el de los mas de 810 Detenidos Desaparecidos del periodo de Terrorismo estatal de las décadas 60-80.

Las excavaciones son solo para aparentar que cumplen con la sentencia.

¡Solo ellos, los militares, saben dónde los tienen, pero se niegan a entregarlos!

La política de terror que aplico el Estado mexicano en los años 60, 70, 80…, dejó un saldo de más de 810 Detenidos Desaparecidos, de estos, 650 son del estado de Guerrero, de Atoyac son más de 450 mujeres, hombres, ancianos y niños, que se llevó el ejército a sus cuarteles de Atoyac, pie de la Cuesta, Santa Lucia, Campo Militar No 1 entre otros. Rosendo es solo uno de ellos.

Los criminales siguen sueltos, impunes, protegidos por el Estado mexicano,siguen desapareciendo a diestra y siniestra, por todo el país sigue la política de terror contra la población inerme.

En este sexenio de muerte, se registran más de 60 mil ejecuciones y más de 11 mil Desaparecidos.


Pero, Rosendo sigue y seguirá presente en las luchas de los familiares contra las injusticias, sigue y seguirá cantando sus corridos y hoy nuevamente, como la sentencia Radilla, los familiares de las víctimas logran que el fuero de guerra se acote (como lo manda la sentencia) y que los militares que violen Derechos Humanos, sean llevados a tribunales civiles. Los familiares tienen la razón.

Es necesaria una Ley General que prevenga, investigue y sancione la Desaparición Forzada de Personas.

¡La población mexicana, estamos en la indefensión!



¡Ni perdón ni olvido!


¡Por la vida y la libertad, ni Desaparecidos ni impunidad!


¡Hagamos de cada injusticia una bandera de lucha!


AFADEM

Nessun commento: