lunedì 14 maggio 2012

Madres de Azueta sufren y lloran la pérdida de sus hijos

Benita Aparicio exige castigo para los asesinos de Alexis Hernández; Francisca Chávez afirma: “buscaré a Emanuel Reyes hasta que me muera”

Madres de Azueta sufren y lloran la pérdida de sus hijos

HERCILIA CASTRO (Corresponsal)
Zihuatanejo, 13 de mayo. Benita Aparicio Aguilar es intendente, trabaja más de ocho horas en unas villas de Ixtapa, donde “más o menos le pagan bien”; sin embargo, este 10 de mayo faltó a su mesa la alegría de su hijo menor, Alexis Hernández Aparicio, asesinado el 7 de enero por efectivos de la Policía Preventiva.
Aparicio Aguilar vive en una de las colonias más marginadas de la periferia, sin servicios básicos y, aunque dice que sus vecinos le han mostrado su apoyo para organizar más manifestaciones en exigencia de justicia para su hijo asesinado, aún espera que las autoridades dictaminen la sentencia en contra de los homicidas de Alexis Hernández Aparicio.
En las diligencias llevadas a cabo, Benita Aparicio expresó que a pesar de que les concedieron un amparo el 20 de enero los policías preventivos Jesús Hernández Barrientos, Roque Nava Quiñares y Salvador Martínez Ponce con la causa penal número 6241, su abogado defensor le aclaró que no hay pruebas para la inocencia de los elementos públicos.
Triste comentó que este 10 de mayo, cuando se celebra a las madres, “me siento mal, Alexis se la pasaba conmigo, todavía no asimilo lo qué pasó, hace falta, pero qué hago”.
“Siempre estaba pegado a nosotros, mi niño tenía promedio de nueve, era el más cariñoso, se la pasaba conmigo, yo quisiera que me dijera: ‘mira me fui de viaje, pero ya estoy contigo, mira mamá, ya regresé’, y nunca más se fuera, pero no es así”, dijo.
La angustia de Francisca Chávez Hernández, madre del periodista y vocero del ABC de Michoacán, Emanuel Salvador Reyes Chávez, es similar. Su hijo desapareció el 9 de julio, hace casi dos años, a los 29 años.
Chávez Hernández levantó un acta ministerial con el número AZUE/AM/101/0439/2010-07, que sólo se integró como acta administrativa.
“Mi hijo no tenía problemas, leía la biblia, no se metía en problemas, era padre de dos hijos”, dijo.
Recordó que a casi dos años, no ha tenido información del paradero de su hijo.
Chávez Hernández recalcó que a pesar de estar enferma, sus vecinas le piden dejen la búsqueda del periodista desaparecido. “No sé si esté muerto o vivo, pero jamás dejaré de buscarlo. ¿Sabes cuándo dejaré de buscarlo?, cuando lo encuentre vivo, lo voy a buscar hasta que me muera, porque este dolor, nadie me lo quitará”.

http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2012/05/14/index.php?section=sociedad&article=008n1soc

Nessun commento: