martedì 20 marzo 2012

Comunicado de las FARP

Al pueblo de México:
Al pueblo de Guerrero:
A las organizaciones revolucionarias, democráticas y progresistas:
Compañeras y compañeros:


Ayotzinapa: ¿Un caso aislado?


Sería ingenuo que los movimientos: revolucionario, social, progresista, ambientalista, defensor de los derechos humanos y personalidades progresistas lleguen a creer que la represión al movimiento normalista es un hecho aislado, sacado del contexto estatal y nacional. Todos los acontecimientos anteriores y posteriores al 12 de diciembre del 2011 demuestran lo contrario: las ejecuciones, desapariciones, los hostigamientos, amenazas y extorsiones, entre otros; representan solo la parte visible de lo que sucede.

Sin embargo, tal situación tiene el agravante de estar inmersa dentro de la coyuntura electoral, lo que permite que se exacerbe aún más la violencia como método para resolver sus contradicciones, por parte de los grupos de poder que actualmente se disputan el control de las canonjías políticas y económicas. Casos como el de los dos ecologistas de Petatlán que fueron desaparecidos; como los hechos sucedidos en Huamuxtitlán, donde se manda un claro mensaje de intimidación para frenar las aspiraciones de un precandidato, la extraña muerte del preso político en Iguala y que era originario de la región de la Tierra Caliente; la aprehensión y posterior liberación del hermano de una dirigente perredista de Acapulco con toda la intención de intimidar, la trama jurídica organizada para frenar de golpe las aspiraciones de una dirigente social de Atoyac, la total impunidad con que actúa y ejerce la política el alcalde de Ahuacuotzingo; el asesinato del dirigente de Morena en Cacalutla, el mensaje que se envía a través del secuestro exprés de Víctor Aguirre Alcaide, lo sucedido al funcionario de la Procuraduría que establece un parámetro del grado de descomposición de las corporaciones de seguridad, tuvo que confiar su vida exclusivamente a los militares, ni a su propia dependencia le expresó confianza. En el contexto actual, existe una guerra de declaraciones, amagos y berrinches por parte de ciertos precandidatos al ver en riesgo su postulación a puestos de representación popular. Por décadas han usufructuado las mieles del poder y vivido a costa del mismo, bajo un discurso de izquierda; pero hoy, las actuales condiciones de reacomodos de las fuerzas políticas y ante el advenimiento de nuevas; ven que están a punto de perder sus privilegios.

Los hechos del 12 de diciembre dejan una lección que debemos asimilar; un grupo de poder intentó dar un uso faccioso de tan deleznable acto para cumplir sus fines particulares; afortunadamente la dirigencia estudiantil y las organizaciones que los acompañan en su lucha demostraron tener la capacidad de plantear propuestas adecuadas para sortear este embrollo de pretender utilizar su justa lucha y demandas; de esta manera no se prestaron a los juegos de los grupos de poder.

Los vericuetos que siga la investigación del caso se tornan previsibles ante los últimos acontecimientos; el atentado sufrido por el funcionario que lleva el caso saca a relucir que se está afectando demasiados intereses, por lo que permite perfilar que para efectos de solución del caso; serán castigados funcionarios y agentes de campo de tercera y cuarta categoría; pero no los de segunda y primera.

Se puede apreciar que no existen líneas de investigación hacia estructuras federales de seguridad, ni hacia grupos de la delincuencia organizada coludidos con estructuras de gobierno municipales, estatales y federales. Menos aún, se investiga a corporaciones federales. Habría que ver, si dentro de la investigación se contempla que algunos agresores que estaban situados en los cerros aledaños a la autopista portaban armas de calibre 7.62, .40 y 308 milímetros (usadas probablemente por armas AK-47, pistola Beretta de la Policía Federal y arma larga de cerrojo con mira telescópica para disparos de más de 50 metros respectivamente). Lo anterior lo expresamos derivado de haberse hallado en el lugar cartuchos percutidos con esos calibres.

Cabe observar de lo anterior la siguiente hipótesis: que los disparos fatales surgieron de los cerros aledaños, que estaban dirigidos a ocasionar bajas a cuadros estudiantiles de cierta importancia dentro del movimiento estudiantil previamente seleccionados.

Luego entonces, los detenidos o inculpados hasta el momento no necesariamente son los autores materiales y menos los autores intelectuales de tan cobarde acción.
Todo lo anterior exhibe que existe una lucha por el poder, por el control político y económico de Guerrero. Un terreno donde se refleja, es en la lucha por las candidaturas en los principales partidos; de tal manera que los grupos a través de sus personeros y representantes usan toda clase de métodos y prácticas legales e ilegales, violentas y mediáticas que toman forma en ejecuciones, desapariciones, sobornos, amenazas, coerciones, cooptación a través de medios económicos o amenazas de muerte, la calumnia y difamación como método de debate político y la compra descarada de conciencias de dirigentes y votantes (los tacos de huevo y arroz contaminados son ejemplo caricaturesco). Todos los medios y artimañas con tal de alcanzar sus objetivos y conservar privilegios y poder.

Los actores políticos y sociales que están más a merced de sufrir tales embates (muchos ya lo están viviendo en carne propia), son los cuadros del movimiento social, los defensores de derechos humanos y del medio ambiente y dirigentes de los partidos políticos; que no confluyen alrededor de los dos grupos de poder que se disputan el control del mayor número de espacios posibles.
Las fuerzas más representativas de los partidos políticos se han alineado anticipadamente; las corrientes perredistas más retrógradas están aliadas con el cacicazgo histórico que por décadas ha enlutado a nuestro estado, para hacerle frente a las fuerzas políticas de nuevo cuño que han surgido en el PRD y en el PRI y que se sienten con la capacidad y el derecho de tomar las riendas del estado.

Por ello, hacer política para los actores del movimiento social y su entorno se torna día a día más peligroso, bajo pena de perder la vida o ser desaparecido. Las fuerzas oscuras y operativas de estos grupos de poder están desatadas y por tanto, la izquierda social y progresista es la que sufre los peores embates de esta situación. Analicemos a conciencia y objetivamente, afrontémosla y tomemos medidas para combatirla resueltamente.

Chilpancingo de los Bravo, a 19 de marzo de 2012.


¡Por la revolución socialista y la liberación nacional!
¡La lucha popular revolucionaria!
¡Patria libre!
¡Y socialista!

Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo
FARP

Nessun commento: