mercoledì 22 febbraio 2012

Firmas privadas realizan labores administrativas propias de Capama

Particulares leen medidores, facturan, cobran y negocian deudas, señalan

Firmas privadas realizan labores administrativas propias de Capama

Lucra CIOASA a costa de las finanzas del organismo paramunicipal, denuncian trabajadores
HÉCTOR BRISEÑO
A partir de diciembre del año pasado, la empresa particular CIOASA comenzó a efectuar trabajos de facturación, lectura de medidores y negociación de deudas con clientes morosos de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama).
Fuentes cercanas a la dependencia aseguraron que dicha empresa es operada por trabajadores de confianza de la misma paramunicipal, cuyo único propósito es obtener jugosos ingresos para uso personal en detrimento de la Capama.
Las labores de cobranzas y otras gestorías administrativas fueron encargadas a la empresa poblana Azua-Santiesteban desde marzo de 2010 hasta noviembre de 2011.
Un ex trabajador de la Capama, quien pidió omitir su nombre, señaló que la actual secretaria del área comercial de la paramunicipal, Rosalinda Ocaña, quien funge como empleada del organismo desde que inició la actual administración, el pasado primero de 2008, fue trabajadora del área de recursos humanos de Azua-Santiesteban, posteriormente fue contratada por CIOASA, y actualmente trabaja también para la Capama.
La fuente explicó que la empresa CIOASA, constituida aparentemente en Acapulco, empleó a al menos 30 ex trabajadores de la Capama, quienes a su vez salen a trabajar con empleados de la paramunicipal, para efectuar cobros, facturación y lectura de medidores.
Expresó que “los trabajadores de Capama son los que operan, pues conocen todos los detalles y estrategias de tipo técnico, pero los que deciden son los de CIOASA”, y añadió que la palabra final sobre los acuerdos de pago a clientes morosos, entre ellos los denominados “grandes consumidores”, que incluyen a hoteles y centros comerciales, es de los directivos de CIOASA.
El ex empleado consultado manifestó que “Capama nunca ha dejado de ser la caja chica de los gobernantes, ahora es la caja grande”.
Advirtió que debido a la contratación de empresas privadas, la dirección de la Capama ha despedido a 250 trabajadores en la actual administración.
La fuente desmintió que el organismo enfrente una quiebra técnica, como lo han hecho ver las autoridades municipales, y detalló que el ingreso mensual promedio de la Capama es de 40 millones de pesos, de los cuales aproximadamente 14 son destinados al pago de la nómina, 12 millones al pago de energía eléctrica, y el resto del dinero, unos 14 millones de pesos, tiene un destino incierto destinado presuntamente a gasto corriente, amortización de pasivos y pago de operaciones, aclarando que desde hace más de dos años que la Capama no paga las cuotas correspondientes al Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero.
Un ex gerente administrativo de la Capama recalcó que “no es que la dependencia enfrente una crisis, lo que pasa es que nunca se ha efectuado un plan serio de austeridad, la realidad es que se pretende disfrazar un endeudamiento, lo que sirve al gobierno para justificar la creación de este tipo de empresas, como CIOASA, para obtener mayores recursos”.

http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2012/02/22/index.php?section=sociedad&article=007n1soc

Nessun commento: