mercoledì 26 ottobre 2011

Rafael Correa un tirano encubierto-descubierto


 
 Rafael Correa un tirano encubierto-descubierto
Margarita Aguinaga
 
!!!!cuidado que nos come el lobo..!!, aaaay no ha sido un lobo, sino un tirano encubierto-descubierto.
 
Es evidente que el gobierno de Correa al parecer se va por la línea dura, si él va a "cambiar" a todos sus ministros y quiere reprimir toda movilización social, el aparato represivo del Estado se viene encima y no solo a los compas indígenas, sino en contra de todas y todos que con justa razón se oponemos a su política injusta, y lo que pasa ya es entre voces que el aparato productivo ha cambiado nada, y que la matriz productiva, por el contrario solo ha entrado en una pincelada inicial desarrollista que se corresponde con cuatro años de gobierno, y el gobierno se quiere ir con todo en este proceso dual, sus medidas de conforte han dado paso a un reverdecimiento neoliberal con su venia y por su culpa, y eso implicaría que su tal "revolución ciudadana", no solo es una farsa, sino que realmente al parece no quiere dar marcha atrás en sus pretensiones políticas.
 
De no ser así, para salir del bache, frente a los límites del modelo de consumo, que no solo puede sostenerse con inversión en ciertos sectores, que con límites, prosigue su marcha, además, con su afán de sus ministros coordinadores de agradar también a los neoliberales y a la vez dar unas políticas sociales de porte del bono, debe liberalizar al máximo la fuerza de trabajo para poder generar la división del trabajo y dar avance al capital productivo - ver código de la producción- y al capital comercial, cuya figura es el agronegocio ecuatoriano -primero, ¿de capital mixto?...en tal caso, es decir provocar la apertura  de un capital que el mismo Estado debe lo lidere en su acción, a favor de las clases dominantes, pero que tengan el control y el poder en el ámbito social y  que subordinen al capital financiero(neoliberal)que le permita avanzar con el desarrollismo, historia aún por verse.
 
Y el Ecuador cursa ya la primera fase desarrollista, con tres rostros del Estado: -uno democrático (primera elección popular), cada vez menos, -un rostro de juridicidad y legalidad (la constitución ecuatoriana del 2008), y ahora, un rostro represivo y depredador(desde el 30 de septiembre hay un hito de conformación).
 
Dado que el gobierno, ha hecho "paces" con los neoliberales, ¿contra quienes suponemos, irán las nuevas medidas económicas y represivas?, pues en contra de la fuerza de trabajo, masculina y femenina, en contra de la Pachamama y en contra de las organizaciones que están defendiendo el patrimonio nacional y se oponen a sus edictos tiránicos.
 
Los modelos desarrollistas, históricamente, para imponerse sobre sus contendores anteriores, han hecho uso sobre todo de las transformaciones del Estado, pero de una clave que es la represión, el autoritarismo y finalmente las dictaduras, claro estos modelos son típicamente latinoamericanos, pero en este caso dado que Correa es un "buen gestor" de la política dominante, los que lo orquestan por detrás se van a jugar al parecer, a que él pueda hacer la radicalización del proceso.
 
Siempre está la medida del crudo,  o sea se volverá a inyectar crecimiento a partir de la subida del precio del petróleo y que a la final el modelo extractivo se sostenga en una “revolución” que es pasos de rapiña hacia el desarrollismo, sin embargo, el va aprovechar la legitimidad y la  coyuntura. Tomando en cuenta que la crisis del norte también hará su parte.
 
Desde mi punto de vista, hay una densa y profunda estructura neoliberal que desestructurar, pero el objetivo de Correa no es volver en estricto sentido al neoliberalismo, es dar paso a su propuesta pero para ello, habrá que hacer los cambios y por ahora a la fuerza y sin tocar a la clase dominante de este país, como acaba de ocurrir en Río Grande y la criminalización del compañero Marco Guatemal, Presidente de la CHIJALLTA-FICI, detenido por haber participado en las movilizaciones de Ley de Aguas (Abril 2010) y la Cumbre de Presidentes del ALBA-TCP
 
Sin embargo, ésta primera fase desarrollista en lento desenvolvimiento, no alcanza frente a lo que avanzó, décadas anteriores el neoliberalismo en el país, y tampoco la salida de Correa en su pretendido "reajuste institucional",  pretende ni de broma reorientar su modelo hacia una alianza con las organizaciones sociales,  es sobre ellos y despojando los recursos naturales, los territorios, los cuerpos.
 
Cuando los modelos llegan a toparse con cierto límites en su desenvolvimiento -me refiero a los baches del modelo de Correa- y no hay capacidad de asumir las propuestas de los actores sociales, la razón pasa a ser la de la fuerza bruta y Correa ha ido ganando experticias en asumir el despojo-categoría neocolonizadora, históricamente central del capitalismo, con la que va a operar con mayor fuerza ideológica y política de la “economía concentrada” que quiere imponer.
 
Esto ya no es solo la criminalización de la protesta sino como se ha dicho antes la reconstitución de un Estado represivo, que para Correa debe ser capaz de ser el motor del cambio por sobre o con el gobierno que sea, total ya cuenta con tres aspectos centrales, la falacia democrática que él está  construyendo, un buen paquete inicial de leyes y la depuración de los aparatos de represión instituyéndose, porque la Constitución le importa cada vez menos, por sobre la fuerza de trabajo(entre ellas nosotras) y las organizaciones sociales radicales, sea la que fuere, para pasar de una matriz capitalista a otra.
 
Y las organizaciones sociales?.
Juntando piezas, pues ni neoliberalismo ni desarrollismo, reorganizándose como en Kimsacocha desenmascarando al tirano encubierto de Correa,  defendiendo las demandas particulares, luchando por los derechos humanos y por la libertad de los compas detenidos, sin embargo, falta la acción de la movilización colectiva que nos junte en contra de la represión y las injusticias de este gobierno.
 

Nessun commento: