giovedì 20 ottobre 2011

Los Corruptos también cuentan


Los corruptos que también cuentan
Esperanza Salazar Zenil
El día de ayer el presidente Felipe Calderón hizo su visita a Colima para atender a los damnificados de Manzanillo por el desastre que dejó por su paso el huracán “Jova” y que dejara sin patrimonio a cientos de familias porteñas.

En el evento Calderón responsabilizó a “líderes corruptos” pasados por permitir que la gente construya asentamientos cercanos a los lechos de los ríos, situación, dijo, que vulnera tanto al patrimonio como a la integridad física de las propias personas que viven en esos lugares.

Felipe Calderón reconoció a su vez que la deforestación de zonas naturales cubiertas de selva baja y mangle, provoca fragilidad en la tierra y el desgajamiento de cerros, por lo cual es importante reorientar esfuerzos para evitar la degradación ambiental y evitar el asentamiento de familias pobres en zonas de riesgo.

Coincidimos con el ejecutivo en que líderes corruptos han sido responsables en gran medida de que estos asentamientos existan, pero queremos recordarle al Presidente que también son responsables e igualmente corruptos quienes han modificado la legislación para dar paso “al desarrollo” como lo hizo Vicente Fox con la Norma Oficial Mexicana 022-SEMARNAT-2003 que protegía los manglares y que fue modificada en el año 2004 para permitir que el puerto de Manzanillo creciera y devastara 60 hectáreas de manglar que eran la barrera de contención y protección, justamente de esas colonias que hoy le piden a gritos apoyo. También son corruptas aquellas autoridades federales que en este sexenio (2009) vieron cómo se talaban esas 60 hectáreas de manglar, de las cuales sólo estaban ilegalmente autorizadas 30 y que se negaron a atender los reclamos de la ciudadanía que interpuso más de 200 denuncias ante la PROFEPA. Esos mismos corruptos fueron los que no reconocieron que esa barrera de manglar era la que hacía el trabajo de la planta de tratamiento de aguas residuales y que a partir de su derribo, y más ahora después del huracán, se ha convertido en un problema de salud pública. Esos responsables corruptos son los que no han exigido a la Administración Portuaria Integral de Manzanillo esclarecer este “ecocidio”. Esos mismos responsables corruptos que hasta la fecha no han entregado cuentas de la compensación que consistía en recuperar 70 hectáreas de manglar por 30 taladas, ¿y cuánto por las ilegalmente taladas?, y que permitieron que un nuevo proyecto industrial se ubicara en donde se iba a compensar este daño, la laguna d Cuyutlán.

Esos mismos responsables corruptos en este sexenio, son los que permitieron y solaparon a los corruptos municipales y estatales la modificación al Programa de Ordenamiento Ecológico Territorial de la Laguna de Cuyutlán y otorgaron la autorización para que la Gasera Zeta y la Regasificadora se instalaran en la laguna de Cuyutlán y destruyeran el humedal que concentra la mayor cantidad de manglar en el estado. Esos corruptos son los que permitieron que dragaran esta laguna y el producto del dragado lo vertieran en las dunas que forman otra barrera de contención, y de igual forma permitieron que desgajaran un cerro sin autorización (otra barrera protectora) para rellenar la laguna y así poner las plataformas de la Regasificadora. Esos responsables corruptos son los que autorizaron una Manifestación de Impacto Ambiental que hiciera la Universidad de Colima para CFE y que no cumplía con los estudios necesarios para demostrar que estos proyectos no causarían un grave daño al ecosistema lagunar.

Esos corruptos señor Presidente, también cuentan. También cuentan en esta cadena de desastres que finalmente terminan por recaer en la población más vulnerable. Es lamentable que se justifique la devastación de los manglares por proyectos de infraestructura que traen supuesto “desarrollo” a las comunidades y estas comunidades se encuentran cada vez más empobrecidas y con mayor riesgo de perder lo único que les queda, la vida. 


Nessun commento: