domenica 23 ottobre 2011

Poesía, apatía y un poco de machismo: Gatos Pardos


Gatos Pardos
Hercilia Castro
Poesía, apatía y un poco de machismo
No vamos a muchas presentaciones de libros y menos de poesía, esa parte que nos atraviesa como cuchillo y nos hace viajar a otras sensaciones más allá de la simple prosa-que no es simple- , otra forma de la estética literaria. El viernes fui a la presentación del poemario Tránsito, creación de Claudina Domingo, escritora defeña pero ya con 15 años adentrada en éste  aro de colores en forma de letras, comas, y traspiés sonantes y melódicos.

Esperaba una escritora de más edad y resultó ser más joven que esta que teclea, su libro Tránsito, como ella explica es el mundo del capitalino, la percepción y un diario donde plasma desde calles como la de La Moneda o Bucareli, pasando por Santo Domingo o Fray Servando, hasta el transitar  en una mezcla de pasajes históricos como la Conquista y sucesos como Tlatelolco, una crítica de la cotidianidad con violentos episodios de nuestro país, y la búsqueda de una mujer en su estadía.

Crudo la mayor parte del tiempo en que degustamos el libro se entrevera con la crónica de Bernal Díaz del Castillo, la descripción de una capitalina y con religiosas citas o nombres como Meztli, el poema inicial.

No la comparo con ningún poeta, consideramos cada quién tiene su estilo aunque deje respirar referencias a otros autores, menos como el anfitrión del evento que la comparó con Pita Amor- que no es de la preferencia, por suerte, de la autora y la que teclea-, sino como una mujer joven que intenta buscar un lugar en esta carrera de cursivas y a veces cursi género que se llama poesía y que Domingo hace un papel relevante y disfrutable a pesar de no ser tan conocida como muchos otros de sus colegas.

Les sigo contando del evento-para no desviarnos-


Es triste la poca, por no decir nula, promoción a la cultura en muchas partes de provincia, en este caso me refiero a Zihuatanejo, es escaso ver un incentivo por parte de los gobiernos locales a esta, por lo regular, quienes se dedican a la  cuestión cultural lo hacen más por amor al arte que por una remuneración salarial, el municipio tiene una Casa de la Cultura en malas condiciones y los grupos de promotores se desesperan al ver la apatía tanto de autoridades como los lugareños.

Ayer no fue la excepción, el lugar donde fue presentado el poemario Tránsito fue el Museo Regional de la Costa Grande, uno de los lugares referentes de Zihuatanejo-tiene de construida en piedra y más de 50 años- con una vista impresionante de la bahía es el mejor escenario que un escritor pueda elegir para inspirarse, sin embargo la audiencia fue escasa, si fuimos 15 asistentes fue demasiado. La presentación del libro inició con una hora de retraso, no por contratiempos de los organizadores, sino por dar margen a que llegara más audiencia, lo cual resultó fallido.

Confieso en este lugar-debido a la escasa promoción cultural- muchos lectores se quedaron atrapados en versos patrióticos y poesía hiper cursi, no se llegó a más diversidad en varias generaciones oriundas-las nuevas empiezan a luchar- por lo que a veces el presentador te da la cachetada de compararte con el escritor que menos te gusta.

En la mesa a la izquierda bocadillos y aguas fresca o vino tinto (), al frente la poeta leyendo textos de la obra, ameno todo, comentarios ad hoc y uno que expresó en murmullos “parece una borrachera contada”, gente con celulares que sonaban a cada instante e interrumpían la lectura-ustedes disculparan la mala educación y espero la autora igual-, al terminar el evento se acercan a felicitar a Domingo o hacerle críticas a su obra, y terminamos con el pintor que empieza el rosacruces de la falta de asistencia en éste cuatrienio priísta a la cultura, lo que no hacen nuestros políticos en turno por incentivar y dar opciones a los jóvenes y adultos y con un presupuesto que desde hace dos años, prometen bajar para este rubro y sigue sin verse los apoyos.
.
Uno de los temas que no había saltado ante la vista es el del machismo en la literatura, teníamos la creencia es algo erradicado, la libertad de escribir no se concibe con género, sin embargo en la entrevista-que debo confesar no programé- la joven correctora y escritora nos habló de ello, del paternalismo y que aún, somos minoría en este país aquellas que nos dedicamos a teclear todo el tiempo.

Ya que se piensa que la mujer escribe por juego mientras que  el género masculino “está desarrollándose profesionalmente” , nos dijo Domingo.

Sea pues que tendremos que comenzar la lucha por abrirnos más espacios en este ámbito  y se rompa la costumbre de sobre atender a los escritores.

Aclaración: Esto no es una crítica literaria ni cultural y los devaneos que implican sea cual sea su expresión, es solo la percepción de la que teclea sobre lo que vimos este fin de semana y que duele observar aún nos falta mucho por hacer para culturizar a nuestra gente, trabajo de sobra, no nos faltará por hacer.




Licencia de Creative Commons
Gatos Pardos: Poesía, apatía y un poco de machismo by Hercilia Castro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Nessun commento: