lunedì 3 ottobre 2011

Comunicado del Frente de Masas sobre el 2 de Octubre

FRENTE DE MASAS POPULARES DE GUERRERO

2 de Octubre de 2011: ¡Ni olvido ni perdón!


Digámoslo con franqueza: el estado mexicano a hecho todo para que el pueblo pobre y oprimido olvide fechas históricas como la del 2 de Octubre de 1968, cuando fueron asesinados por los militares y paramilitares cientos de estudiantes que se atrevieron a mostrar su desacuerdo con la situación económica, política y social de aquel tiempo.


Al pueblo guerrerense

¿Por qué fueron asesinados más de 700 mexicanos, principalmente jóvenes, aquel 2 de Octubre del año 1968 en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco? Muchos ahora no lo saben. Otros prefieren olvidarlo. Otros mantenemos viva la memoria histórica de las atrocidades en contra de nuestro pueblo y nos atrevemos a decir:

¡2 de Octubre no se olvida! ¡Honor y gloria a los caídos el 2 de Octubre de 1968!
Estos mártires hermanos, fueron asesinados porque exigían libertades democráticas y políticas en el país: 1. Libertad a los presos políticos; 2. Destitución de los principales jefes policiacos del DF en aquel tiempo 3. Extinción del cuerpo de granaderos; 4. Derogación de los artículos 145 y 145 Bis del Código Penal que establecían el delito de disolución social); 5. Indemnización a las familias de los muertos y heridos del 26 de julio como resultado del asalto a la Prepa 1 de la UNAM.

Ahora las cosas no son muy diferentes, acá abajo solo nos queda un país y una sociedad desolada por lo grandes capitalistas neoliberales aliados a la clase política que se han dedicado a extraer la riqueza de nuestro país y la sangre de sus trabajadores, inyectándole cada día a nuestro pueblo dolor y tormento con una absurda guerra que ha dejado más de 50 mil muertos y 20 mil desaparecidos en los últimos años. A 43 años de distancia de aquel terrible 68, tenemos un país prácticamente oprimido bajo una dictadura militar, un estado de sitio en donde las violaciones a los derechos humanos son cotidianas y pretenden legalizarse con la aprobación de la Ley de Seguridad Nacional para que se legalice el Estado de excepción y no podamos exigir justicia para los asesinados, desaparecidos y torturados. Todo ello acompañado de altos niveles de desempleo, salarios miserables, desnutrición, analfabetismo, etc. Por eso extraña la combatividad de aquellos estudiantes que en el 68 luchaban contra la rapiña de este sistema capitalista que acaba con todo, incluso con lo más sagrado de la vida que es la vida misma.

Hoy, los cambios en el sistema educativo, el poder del entretenimiento y la información banal a través de los medios de comunicación, la sobrevivencia agobiante ante la creciente pobreza y el miedo y el terror de la guerra del Estado contra el Pueblo disfrazada de combate al narcotráfico, abortan ideales, inmovilizan conciencias y mantienen en el conservadurismo al conjunto de la sociedad y especialmente a la juventud.

Sobre las cenizas de nuestros mártires del 68, allá arriba se han erigido partidos políticos y dirigencias sociales que se han embriagado de poder y asociado con los poderosos empresarios neoliberales que fácilmente nos permiten ver sus miserias ideológicas, alejadas de las necesidades de unión sincera, con sentido de clase, pues en ellas predomina el sectarismo que promueve “ídolos”, “mesías” o “héroes”, y olvidan que solo se necesitan seres humanos a los que nada humano les sea ajeno, para liberar a nuestra patria.

Aquéllos jóvenes del 68 aprendieron a exigir que el gobierno escuchara su voz y como respuesta fueron masacrados. Por eso los mexicanos y especialmente los jóvenes de hoy, debemos abrir nuestras conciencias para recuperar la memoria y entender la responsabilidad histórica para ver el futuro con los ojos de los que vienen atrás de nosotros y atrevernos a conquistar lo imposible, la Patria Nueva en un mundo mejor, haciendo eco de aquella consigna que tanto retumbó en la conciencia de los mexicanos el 2 de octubre del 68: ¡Únete Pueblo, Únete Pueblo!

El Frente de Masas Populares de Guerrero rinde un humilde y sincero homenaje a los caídos del 68 y reivindica su lucha que en esencia es la misma que ahora continuamos. Llamamos a los jóvenes de hoy a analizar críticamente lo que pasa a nuestro alrededor, a canalizar su energía ejerciendo y haciendo valer sus derechos, a no quedarse callados ante las injusticias y a luchar por una vida digna; a rebelarse contra la desinformación, la ignorancia, el conformismo y la banalidad, a atreverse a pensar, a luchar y a construir un futuro luminoso para los mexicanos.

Saludamos la digna lucha de los estudiantes que han debido pasar por una huelga de hambre desde hace más de 50 días en el zócalo de Acapulco para exigir su derecho de ingresar a la UAG y a la carrera que su vocación les indica. Los saludamos porque son de los pocos que saben decir “valemos aquí y ahora”. Saludamos su alto sentido de unidad, dignidad, coraje, lucha y valor para no rendirse y defender la educación pública, laica y gratuita. Ojalá las actuales autoridades universitarias retomarán la conciencia y dignidad del aquel Rector de la UNAM, el Ing. Javier Barros Sierra, que acompañó y defendió no solo a los estudiantes, sino la justeza de su movimiento.

¡Honor y Gloria a los caídos el 2 de Octubre del 68!

¡Ni olvido ni perdón: 2 de octubre no se olvida!

Nessun commento: