venerdì 9 settembre 2011

Parar la guerra del Estado Mexicano contra el pueblo de México, imperativo para fortalecer la lucha por la justicia a las víctimas de la violencia

“Desde las catacumbas del miedo, un fantasma recorre México: el fantasma de decenas de víctimas que exigen justicia, ya, ahora. Que en su grito de dolor nos impelen a luchar para parar la guerra del pequeño Churchill. Este es el imperativo categórico con el que se debe construir una movilización contra la guerra y por reivindicar a las víctimas. Entonces si, la memoria cobrará venganza sobre la historia que desde la televisión y los diarios nos tratan de inculcar.”
Sergio Rodríguez Lazcano. Revista Rebeldía No. 78

Este viernes 9 de septiembre, arribará al Estado de Guerrero la Caravana hacia El Sur del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad cuya principal virtud es que despierta esperanza y aporta consuelo y compañía a familiares de las víctimas de la guerra absurda que Felipe Calderón Hinojosa ha convertido en todo un programa de gobierno y proyecto de impartición de justicia.

El Comité de Familiares y Amigos de Secuestrados, Desaparecidos y Asesinados en Guerrero, saluda esta iniciativa de paz y junto con las organizaciones hermanas y ciudadanos guerrerenses que participarán en su recepción y acompañamiento, haremos todo lo que esté a nuestro alcance para fortalecer este movimiento que confiamos, pueda aglutinar la fuerza social necesaria a lo largo y ancho del país para mantener en la memoria colectiva los nombres y la historia de todos nuestros desaparecidos y asesinados, por hacerles justicia a ellos y a sus familias y permita parar ésta guerra contra el pueblo.

Para quienes participamos desde hace 4 años y medio en el Comité, la presencia de la Caravana por la Paz en Guerrero, representa el espacio para reivindicar nuestra lucha y el momento para que quienes se han animado por el movimiento iniciado por el poeta Javier Sicilia, entiendan realmente de que se trata esta lucha y se solidaricen y comprometan no solo con las consignas y slogans generales del movimiento, sino con las demandas de justicia a las víctimas de la violencia, la reparación del daño a los familiares, por su derecho a saber que ha pasado con sus seres queridos y a que estos delitos de lesa humanidad no queden en la impunidad.

El pueblo de Guerrero, al igual que todos los mexicanos, nos enfrentamos al reto de parar esta guerra sin sentido que Felipe Calderón y la clase política en su conjunto nos han declarado y evitar que se siga destruyendo el tejido social en nuestro país.
Nosotros insistimos en que el Estado Mexicano es el responsable directo de la pena que embarga a miles de familias mexicanas y que nos está llevando a una situación extrema entre el miedo y la rabia.

Miedo por la presencia del ejército en las calles y la violencia generalizada donde la mayoría de los muertos y desaparecidos no son resultado de las pugnas entre los cárteles de la droga, como han dicho irresponsablemente las autoridades, pues es claro que no se trata de miembros del crimen organizado abatidos por los heroicos soldados, sino hombres, mujeres, niños y ancianos que han sido convertidos en objeto de guerra. Rabia por no saber por qué le pasa esto a las víctimas, porque siempre los testimonios involucran al poder como delincuente directo o como cómplice y solapador de los criminales. Rabia ante la desolación y por eso, la necesaria unión de nuestras rabias debe llevarnos a construir una gran fuerza social que permita parar esta guerra. Por eso para nosotros, este movimiento por la paz con justicia y dignidad, tiene un gran valor porque es el único que está tratando de hacer algo por las víctimas de esta absurda guerra.

A nuestros desaparecidos, donde quiera que estén, les decimos que confíen en que sobre el dolor y su sangre inocente, nos alzaremos para reconstruir el tejido social, nuestra Patria y cimentar un futuro luminoso con pan, trabajo, justicia, democracia y libertad, donde habrá un lugar para cuando regresen o para que florezcan miles de esperanzas en el digno lugar donde podamos derramar nuestras lágrimas por ustedes.

Durante la Caravana por la Paz evocaremos en todo momento los nombres de nuestros desaparecidos: Jorge Gabriel Cerón Silva, Ludwig Marighela Hernández Cisneros, Rafael Ramírez Benítez, Pedro Salgado Mora, Cuauhtémoc Román Navarro, Rodrigo Camacho Rodríguez, Artemio Soroa Brito, Dionisio Rodríguez Jiménez, Víctor Manuel Rodríguez Jiménez, Inés Mendoza Salgado, Erick Isaac Molina García, Ma. Guadalupe Tolentino Pérez, Diana Edith Sotelo Ramírez, Odimando Espino Núñez, Roberto Crescencio Cruz, Roberta Naves Casarrubias, Sergio Ramírez Miranda, José Guadalupe Delgado Martínez, Pedro Benítez Vara, Jesús Bello Moreno, Victor Ayala Tapia, Francis Alejandro García Orozco, Oscar González Muñiz, Cristhian Obeth Pérez Betancourt, Luis Mario Casiano Vargas y Gregorio Alfonso Alvarado López; y de nuestros asesinados: Roberto Arcos Catalán, Carlos Edmundo López Parra, Miguel Ángel Gutiérrez Ávila, Bertín y Alejandro García Cortes, Rogelio García Valdovinos, Raúl Lucas Lucía, Manuel Ponce Rosas, Javier Torres Cruz y Quetztcóatl Leija Herrera.

Los llamamos a solidarizarse y a participar en ésta Caravana con su presencia y aportando víveres y recursos para su largo viaje que los llevará hasta Guatemala, a que generen con nosotros todas las iniciativas posibles para obligar al Gobierno Estatal y al Estado Mexicano a parar de una vez por todas ésta absurda guerra y cumplan con los compromisos internacionales en materia de Derechos Humanos, a hacer justicia a las víctimas de la violencia, a resarcir el daño físico, moral y económico a los familiares y a parar la criminalización a la lucha social.

A los familiares de las víctimas de la violencia, los convocamos a que se expresen, a que rompan el silencio que les ha impuesto el miedo, el terror, la impotencia y el dolor, a que se integren a las actividades de nuestro Comité y pongan en la memoria colectiva el nombre y la historia de sus víctimas, que expongan ante los sensibles oídos de todos su verdad, su testimonio, a que manifiesten su digna rabia y no dejen que condenen a nuestros muertos y desaparecidos y los reduzcan a un número, una estadística.


¡ALTO A LA GUERRA DEL GOBIERNO CONTRA EL PUEBLO!

¡DESAPARECIDOS PRESENTACION!

¡CASTIGO A LOS ASESINOS!

¡ALTO A CRIMINALIZACION DE LA LUCHA SOCIAL!

¡POR LA VIDA, LA LIBERTAD, LA JUSTICIA Y LOS DERECHOS CIUDADANOS!

¡VIVA LA CARAVANA POR LA PAZ EN SU RECORRIDO POR EL SUR!


COMITÉ DE FAMILIARES Y AMIGOS DE SECUESTRADOS, DESAPARECIDOS Y ASESINADOS EN GUERRERO

TALLER DE DESARROLLO COMUNITARIO A.C

Nessun commento: