lunedì 22 agosto 2011

“Patraña” que Torreblanca vincule al ERPI en el asesinato de Chavarría, dice la viuda

El asesinato del diputado del PRD en 2009 fue ordenado desde altas esferas del poder, asegura

Sergio Ocampo
Corresponsal
Periódico La Jornada
Sábado 20 de agosto de 2011, p. 28

Chilpancingo, Gro.,19 de agosto. A un día de que se cumplan dos años de la ejecución del diputado del PRD Armando Chavarría Barrera, su viuda Marta Obeso calificó de “patraña” que en su momento el gobierno de Zeferino Torreblanca Galindo haya pretendido vincular a la guerrilla del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI) en el crimen de su esposo.

El pasado jueves, el procurador de Justicia de Guerrero, Alberto López Rosas, señaló que el testigo Raúl Jiménez García, presuntamente señaló a Ramiro, comandante del ERPI, como autor intelectual del crimen, testimonio que fue desechado por el Poder Judicial de la Federación mediante el juzgado de distrito, y confirmado por el Tribunal Unitario de Circuito.

Entrevistada en el homenaje luctuoso a Chavarría en un parque de esta capital, que estuvo presidido por el edil priísta de Chilpancingo, Héctor Astudillo Flores, señaló que Torreblanca “con esa patraña buscaba afectar a miembros del ERPI con esta salida que pretendía dar al caso”.

Recordó que han pasado 729 días desde el asesinato, por lo que demandó al gobierno estatal esclarecerlo. “Este gobierno (el de Ángel Aguirre) llegó con el bono democrático de miles de guerrerenses, ávidos de justicia, porque (con el crimen de Chavarría) fue descabezado nada menos que uno de los poderes del estado de Guerrero, que representa la voluntad ciudadana”.

Obeso se refirió a lo expresado por el procurador Alberto López de que por órdenes superiores se mandó desaparecer un desglose del expediente y “eso pensamos el mismo día que ocurrió el atentado, y dijimos que teníamos la percepción de que fue un crimen de Estado, perpetrado desde las altas esferas del poder”.

Consideró: “Si el gobierno retiró días antes la seguridad que le otorgaba, eran signos ominosos; yo lo percibía, y lo hablamos con Armando. Creo que fue un asesinato planeado, lo ejecutaron desde el poder, siempre lo he dicho, y si no que demuestren lo contrario”.

Exigió la comparecencia de Torreblanca, “pues él dijo que sabía lo que había ocurrido, que había 99 por ciento de avances en la investigación, y solo faltaba detener a los culpables; pues que diga lo que sabe”.

Astudillo demandó esclarecer el crimen y definió a Chavarría como hombre de izquierda, comprometido con sus ideas y convicciones “por eso nos hace falta para mediar en los conflictos”.

Nessun commento: