mercoledì 6 luglio 2011

Lucio se enamoró de Carmelita por su espíritu de lucha, recuerda Félix Bautista

El ex gobernador Figueroa Figueroa la mandó arrestar; la torturó Acosta Chaparro

Lucio se enamoró de Carmelita por su espíritu de lucha, recuerda Félix Bautista

Relata el ex combatiente las peripecias de la viuda del revolucionario para proteger su seguridad
MARGENA DE LA O
Chilpancingo, 5 de julio. Carmelita era como llamaban a Isabel Anaya Nava en la guerrilla. En los recuerdos de Félix Bautista Matías, ex militante del Partido de los Pobres (PDLP), destaca como una mujer “muy bonita, muy seria, que participaba en todas las actividades de la guerrilla, yo creo que por eso Lucio se enamoró de ella”.
La viuda del guerrillero Lucio Cabañas fue asesinada junto a su hermana en la comunidad de Xaltianguis, Acapulco, el domingo pasado.
Otro de los recuerdos que saltan en la memoria de Bautista Matías, a quien por cierto reconocían como Felipe en el grupo armado, es que Carmelita pasaba el tiempo en ese ambiente de clandestinidad, con Soledad, su mejor amiga.
Aseguró que como muchos de sus compañeros, la joven sufrió persecución, detención y tortura.
Recordó que se embarazó a los 16 años, y su marido, Lucio Cabañas, la convenció de que dejara la sierra y se mudara a una ciudad, al menos hasta que pariera a su hija, Micaela Cabañas Ayala, en noviembre de 1974.
En su memoria, Bautista registró que a partir de ahí el guerrillero no volvió a ver a su mujer.
“Durante su embarazo estuvo viviendo muchos tiempo en la casa de mis familiares de Atoyac, pero por razones de seguridad varias veces se cambió de domicilio en diversos municipios de Guerrero”, relató el ex militante del PDLP, y uno de los personajes más cercanos al guerrillero.
En el lapso que va desde la salida de Carmelita de la sierra hasta que parió, Lucio Cabañas secuestró al candidato priísta al gobierno de Guerrero, Rubén Figueroa Figueroa, quien más tarde fue liberado por el Ejército. La muerte del guerrillero fue la consecuencia.
Bautista mencionó que ya como gobernador, Figueroa Figueroa ordenó la detención de Carmelita, y de la mamá del dirigente del PDLP, Rafaela Gervasio, “ambas estuvieron encerradas en el campo Militar número uno, donde sufrieron torturas por parte de Mario Acosta Chaparro”.
Mencionó los alcances del poder de Figueroa: él podía “ordenar tu asesinato, tu detención o bien tu liberación”. Tan es así, que más adelante pidió al gobierno federal que liberaran a la esposa y madre de Lucio Cabañas.
Isabel Ayala Nava fue asesinada junto a su hermana Reyna, por hombres armados, cuando salían de la iglesia evangélica a la que pertenecían, y donde vendían comida, en Xalianguis Acapulco. Ayer (lunes), sus cadáveres fueron sepultados en el panteón de esa comunidad rural.
Antes de terminar la entrevista, Bautista Matías exigió a la Procuraduría de Justicia en el estado, el esclarecimiento del crimen de viuda de Lucio Cabañas.


http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2011/07/06/index.php?section=politica&article=004n1pol

Nessun commento: